Revista Cine

“En una noche de melancolía”, de Fuminori Nakamura. Una reflexión sobre la pena de muerte en Japón

Publicado el 05 marzo 2015 por Pandora Magazine @PandoraMgzn
Loading2 Votos obtenidos¡Vótame!¡Vótame!

 

“En una noche de melancolía”, de Fuminori Nakamura. Una reflexión sobre la pena de muerte en Japón
Título: En una noche de melancolía

Autor: Fuminori Nakamura

Editorial: Satori Ediciones

Colección: Satori Contemporánea

Traducción: Rumi Sato

ISBN: 978-84-942390-3-8

Páginas: 148

PVP: 16€

 

Sinopsis: La última novela del más prometedor de los jóvenes escritores japoneses. Nakamura explora los rincones más oscuros del ser humano con una escritura íntima y sutil. Una novela que aborda temas tan delicados como el suicidio y controvertidos como el crimen y la pena de muerte. Un joven que trabaja como vigilante en una prisión lleva una existencia mediocre y apática. Marcado por el abandono de sus padres y por un intento de suicidio, desde niño ha estado obsesionado por un sueño en el que sostiene en brazos a una mujer muerta. A medida que se relaciona con los convictos comienza a cuestionarse su propio destino. ¿Podría haber sido él mismo uno de ellos? ¿Cuáles son los motivos que conducen al crimen? ¿Habita en su interior un asesino? Con la llegada a la prisión de Yamai, un joven de 18 años condenado a muerte por asesinato, su mundo interior se desmorona. Sin embargo, sólo a través de Yamai encontrará la redención y se reconciliará con sus demonios.

 

Japón es de los pocos países del Primer Mundo –junto a Estados Unidos– donde la pena de muerte es legal y también aceptada por la sociedad. Sin embargo, es un tema un tanto delicado que está constantemente ahí, en la mesa de debate. Y aunque la pena capital se establezca en casos de homicidio múltiple con factores agravantes, sin duda también tiene mucha influencia la alarma social y el ruido que pueden ocasionar los medios de comunicación en los casos. Y es precisamente En una noche de melancolía, el libro que hoy proponemos y recomendamos fervientemente, que trata esta cuestión y de las controversias que suscita en la sociedad.

Fuminori Nakamura, a quien ya conocemos en España por su novela negra El ladrón (publicado por Quaterni Ediciones), nos invita a reflexionar en este libro sobre la pena de muerte. A través del protagonista de la historia, un joven que trabaja como vigilante en una prisión, Nakamura indaga en las emociones más oscuras que puede llegar a albergar el ser humano en su interior.

El protagonista, atormentado y marcado por el abandono de sus padres, lleva una vida mediocre, triste y gris. Él es quien nos cuenta sus orígenes, su intento de suicidio en el orfanato donde vivió de pequeño, pero también la influencia positiva que le produjo el director del orfanato en esa época: una figura semejante a la de ese padre que nunca tuvo.

Pero también conoceremos la parte oscura de su alma: la obsesión que desde niño ha sentido por un extraño sueño en el que aparece a la orilla del mar sosteniendo en brazos a una mujer muerta. Una imagen que le perseguirá toda su vida, una imagen que siempre está en su mente y le atormenta el alma constantemente, hasta el punto de cuestionarse si en realidad pudo haber llegado a matar a esa mujer.

Con estos pensamientos el protagonista entra en un bucle angustiándose una y otra vez a causa de estos y otros incidentes que le fueron marcando a lo largo de los años, como el suicidio de un amigo cuando eran adolescentes. Se siente descontento con su vida y consigo mismo, pero también se teme a sí mismo por lo que podría llegar a ser capaz de hacer; pero a la vez se siente atraído por ese “estado de vacío que podría alcanzar después de haber llevado a cabo algún acto terrible y haber evaporado toda su fuerza”. [Cita pág. 105]. Esta contradicción es en realidad lo que más teme. ¿Es posible que en su interior albergue un monstruo, un asesino?

Y desde luego que trabajar como vigilante en una prisión y relacionarse con los convictos tampoco le ayuda mucho. Debido a algún que otro enganche con un preso al que quiso ayudar anteriormente –y con el que mantuvo una charla sobre este punto– cada vez va tomando más consciencia sobre sí mismo y sobre el hecho de que él podría ser también como los demás presos.

Sin embargo, con la llegada de Yamai, un joven de dieciocho años condenado a muerte por un doble asesinato, el protagonista consigue hallar por fin un poco de alivio mediante las conversaciones que mantiene con él. Podría decirse que encuentra la “salvación” de su tormento interior.

El libro es muy interesante sobre todo por la opinión que se expresa de la pena de muerte a través de uno de los personajes del libro: el superior del centro penitenciario donde trabaja el protagonista. En el capítulo cinco, ambos mantienen una intensa y crucial conversación sobre la cuestión que engloba el libro. Unas páginas que, en mi humilde opinión, son las más interesantes del libro. Y es que la pena de muerte es un tema que da mucho de sí, y en estas páginas en concreto el jefe del protagonista toca los puntos más cruciales: ¿Por qué si salta la alarma social, o incluso los medios de comunicación, influyen tanto a la hora de aplicarla?, ¿por qué no se aplica del mismo modo en todos los casos?, ¿en qué circunstancias se aplica y en cuáles no?, ¿por qué es una cuestión tan incierta?

Después de leer la opinión de este personaje te asaltan más interrogantes y sólo podemos llegar a una conclusión, la misma a la que él llega:

“Tal vez la pena de muerte no sea un asunto que pueda ser determinado por seres humanos. Por eso se producen paradojas. Que existan paradojas es una evidencia de ello… La cuestión reside en si ha de realizarse o no algo que no logra escapar de inevitables contradicciones”. [Cita pág. 53].

En una noche de melancolía es una novela singular pero atrayente que aborda este delicado tema de la sociedad japonesa, una sociedad que aquí vemos distinta, descrita con tonos más oscuros a través de personajes rotos por dentro. Una historia que atrapa no sólo por sus peculiares personajes o sus respectivas historias personales, sino también por su contenido que hace reflexionar al lector sobre la justicia, la pena de muerte y la vida. Una lectura muy interesante que hoy os invitamos a que leáis.

 

“En una noche de melancolía”, de Fuminori Nakamura. Una reflexión sobre la pena de muerte en Japón
Sobre el autor

Fuminori Nakamura (1977) es una de las figuras más interesantes del panorama literario nipón actual. Se consagró en 2002 como uno de los jóvenes talentos literarios de su país con su primera novela, Ju, Premio Shincho de Autor Novel. Dos años después recibió el Premio Noma para Jóvenes Escritores por Shako. En 2005 fue el ganador del Premio Akutagawa con Tsuchi no naka no kodomo y con Suri obtuvo el Premio Kenzaburō Ōe en 2010. En 2014, fue galardonado con el Premio David L. Goodis en los Estados Unidos.

 

Redacción: Mariona Rivas Vives


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas