Revista Cultura y Ocio

Encuentro con Laura Ferrero sobre Qué vas a hacer con el resto de tu vida.

Publicado el 29 noviembre 2017 por Fesaro
Encuentro con Laura Ferrero sobre Qué vas a hacer con el resto de tu vida.Cuando un libro te atrapa, uno siente que hay cierta complicidad y lo lleva a un punto tan personal que le encantaría que todo el mundo leyese ese libro y compartir luego impresiones, inquietudes. Mientras encuentro esas almas gemelas de lectura que se animen con el libro de Laura Ferrero, yo me he desquitado con la propia autora. Robándole 30 minutos de charla sobre Qué vas a hacer con el resto de tu vida pude preguntarle sobre sus personajes, sentimientos, que en esta lectura hay muchos y compartir con ella mis impresiones y esos fragmentos en forma de frases contenidos en sus páginas que me habían dejado cierta huella.
Se puede decir que la sensación que tuve con Laura fue de tener delante de mí a la chica de la eterna sonrisa, que no escondía ni cuando hablábamos de los temas más peliagudos. Sincera y pisando cuanto charco hubiera que pisar durante la conversación que mantuvimos me di cuenta que tiene una pequeña virtud, la de sacar el máximo provecho de cualquier sentimiento para recrearse en él escribiendo y poder llegar a los lectores. Puede que me equivoque pero espero que vengan más libros detrás de este y me confirmen o desmientan mi pálpito.
Encuentro con Laura Ferrero sobre Qué vas a hacer con el resto de tu vida.Sinopsis:
Con treinta años Laura deja a su pareja y abandona Ibiza para mudarse a Nueva York. Su juventud ha estado marcada por la relación con su padre, un hombre intolerante; su madre, que desapareció para regresar cinco años después; y Pablo, su hermano, que encuentra en la pintura la manera de luchar contra la enfermedad mental que padece.
En Nueva York, Laura empieza a trabajar en una editorial y a asistir a las clases que Gael, un misterioso conocido de su madre, imparte en la Universidad de Columbia.¿Quién es Gael? ¿Qué sabe él de todo lo que ha ocurrido en su familia?
 "A mí la literatura me ayuda a entender la vida habitualmente"
Libros en el petate: Tu libro está dedicado a los que buscan.
Laura Ferrero: Yo creo que buscar es una manera de vivir y que de alguna manera todos los personajes de esta novela buscan algo. Se buscan a sí mismos aunque no se encuentren pero están en una actitud permanente de búsqueda. Esa es mi actitud en la vida y me gusta la gente que se mueve que no se queda siempre en el mismo sitio.
L.P: Háblanos de qué es “Qué vas a hacer con el resto de tu vida” a parte de una frase de un poema de Adrienne Rich y una dedicatoria en un  libro.
L.F: Yo creo que básicamente es “LA PREGUNTA”. No es una pregunta que te haces todos los días, surge cuando en la vida ocurre un trance en la que te planteas y a partir de ahora qué. En ese momento es como si vieras el resto de tu vida, y te preguntas si te sirve lo que tienes para seguir adelante.
L.P: Has llegado a decir en alguna entrevista que la literatura da más respuesta que la vida, incluso seguro que a ciertas personas les gustaría vivir en algún que otro libro.
L.F: Bueno yo creo que a casi todos porque en algún momento tienes la necesidad de que alguien te cuente de qué va esto porque la vida algunas veces te deja sólo en el escenario,. como si fuera una obra de teatro y nadie te da una pista como seguir y tienes que ir aprendiendo sin simulacro ni nada. En la literatura parece que son muros acotados, señalados y que todo tiene un porque y un sentido. En la vida real hay cosas que no tiene explicación pero en la literatura siempre hay algún personaje o un narrador  que te dice por qué ocurre todo.
L.P: Uno de los puntos fuertes que tiene esta novela es que tiene algo de metaliteratura. Tiene que ver con la pregunta anterior o es otra la razón por la que hables tanto de literatura y de libros en tu novela.
L.F: A mí la literatura me ayuda a entender la vida habitualmente por eso la gente que nos dedicamos a los libros ya sean escritores, editores, críticos literarios, etc cuando no entienden algo, a veces un libro te lo cuenta mejor. A la gente que le cuesta más trabajo hablar, le ayuda ver en palabras de otro lo que uno quiere explicar o expresar.
L.P: Laura Ferrero es la autora de este libro pero en él, la protagonista se llama también Laura y comparte varios puntos en común contigo. Lo que te quería preguntar es ¿Cuánto de ti tiene la protagonista aparte de que la has creado tú?
L.F: Te diría que todo y nada.  Me lance a escribir la novela y a la protagonista le puse como yo y hablaba en primera persona porque así me sentía más identificada escribiéndola, pero al final me di cuenta que le ocurriera lo que le ocurriera en la novela, sentía su miedos, sus incertidumbres y todo en general como si fueran míos. No porque lo que le ocurre a ella me haya ocurrido a mi, sino porque se fundió realidad y ficción y decidí no cambiarle el nombre al personaje.
L.P: Entonces, tu sientes esas incertidumbres que muestras en el libro.
L.F: Si, muchas. Eso de no tener lugar fijo, no saber dónde voy a ir, esas cajas llenas de cosas acumuladas que no sabes si tirar, todo eso si viene de mí.
"Al final lo que me interesa es el universo de las relaciones personales y lo reflejo tanto en la novela como en los otros medios que uso para escribir"


L.P: En Piscinas vacías, tu anterior libro que era de relatos hablabas de ciertos  temas desde su perspectiva más dura y en este también. Has cogido todos estos temas porque en cierto modo te obsesionan y los has convertido en novela.
L.F: La novela es algo totalmente distinto a lo que hice en los relatos. Ahora mismo no sabría ni decirte que temas se tratan en esta novela que coinciden con los que hablaba en los relatos. Al final lo que me interesa es el universo de las relaciones personales y lo reflejo tanto en la novela como en los otros medios que uso para escribir.
L.P: Qué ha supuesto el salto de los relatos a la novela.
L.F: Tener mucha más paciencia conmigo mismo. Los relatos puedes escribirlos en una tarde pero una novela requiere una planificación, una coherencia, una estructura, enfrentarte muchas veces a ti misma y decir voy a lograr terminar esta novela porque cuando no te dedicas a escribir como yo que me dedico a otros trabajos es difícil encontrar una rutina.
L.P: Es la misma Laura como escritora  la de los relatos que la de la novela.
L.F: Yo creo que sí pero espero que ya haya tomado un poco más de soltura. Yo creo que siempre somos la misma persona pero algo más evolucionada en algunas partes.
"Podemos tirarnos la vida intentando solucionar algo que no tiene solución"
L.P: En tu novela ocurren muchas cosas dentro de una familia. En algunos momentos he sentido angustia, quería parar pero no podía porque necesitaba saber que más le ocurría a tus personajes. Se puede decir que lo que sucede en tu novela es la vida misma por muy exagerado que parezca en algunas ocasiones.
L.F: Yo creo que la realidad siempre supera a la ficción. Yo aquí cuento cosas que en la vida real la he visto peores y no sólo de las que salen en la tele. Por muy trágico que parezca dentro de las familias ocurren cosas que no imaginamos y muchas veces ni queremos saber, porque si acercamos la lupa ninguna familia es del todo normal. Laura quiere ver todo lo que le ha pasado a su familia hasta que llega un momento en que se da cuenta que nunca lo va a saber porque ella no ha vivido esas cosas, las han vivido los demás. Muchas veces averiguar lo que ha pasado en el pasado no te va a solucionar el presente ni el futuro.
L.P: Hay muchas situaciones incompletas en tu libro, muchos billetes que no se han usado, muchos planes no realizados, muchas cajas acumuladas sin tirar, etc. Hay un pasado que no se termina de olvidar, un futuro que no se llega a alcanzar y al final yo me quedo en mi interpretación, que lo realmente importante es el presente. ¿Me equivoco?
L.F: Totalmente porque en el fondo es lo único que tenemos. Podemos tirarnos la vida intentando solucionar algo que no tiene solución y que ha pasado, mirando al terreno incierto de las cosas que aún están por venir y que dependen de ahora, del presente. Al final Laura se da cuenta de que no puede salvar las cosas de los demás, lo único que puede salvar ella es lo que ocurre en su vida.
L.P: En tu libro esta New York que representa presente y futuro. Esta Ibiza que simboliza el pasado, una Ibiza que tú das a conocer y que no es la típica y que todo el mundo tenemos en mente cuando pensamos en ella.
L.F: Tanto New York e Ibiza son como dos islas que tenemos muy mitificadas. La Ibiza de Pacha, de turismo de masas, de las drogas y New York es el de las películas. Por eso me interesaba mostrar un poco la cara oculta de estos lugares, la Ibiza de los años cincuenta donde van los intelectuales intentando volver a sus orígenes de las cosas puras y New York que cuando la miras de cerca es gente y más gente, edificios sucios, ratas. A mí me encanta New York pero hay que reconocer que tiene muchas imperfecciones.
L.P: No puedo despedir este encuentro sin hablar de tus personajes, siendo tan  distintos entre sí, tienes algún favorito.
L.F: Obviamente yo me siento muy identificada con Laura pero a mi Roman me gusta mucho porque es un infeliz que no sabe salir de donde se ha metido. En ese sentido le tengo un cierto cariño porque lo ha hecho tan mal y podía haberlo hecho bien en realidad  y es el tipo de persona que me la creo existiendo, creyéndose su propia versión de la historia.
L.P: Yo lo veo como un poco “quiero pero no puedo porque no quiero”.
L.F: Exacto porque le da miedo a enfrentarse que su hija le diga ciertas verdades y no quiere ver la realidad y prefiere vivir en su mentira.
L.P: Yo le cogí mucho cariño a Pablo por esa cuestión de que todo le preocupa y a pesar de lo inteligente que puede llegar a ser, usa esa inteligencia para dar respuestas a los peligros que pueden ocurrir y vivir en el miedo. Poco a poco fue la madre la que ganó enteros en mi lectura y a pesar de hacer cosas que no comparto la llegué a disculpar y pensar que si ella no quería vivir la vida que tenía porque debía de obligarse a hacerlo.
L.F: Exacto, al final disculpamos más a un padre que abandona a los hijos que no a una madre. Yo estuve documentándome mucho sobre madres que abandonan a sus hijos. Yo también llegué a disculparla porque al final no sabe qué hacer y es una mujer débil.
L.P: Volvemos con las referencias en tu novela a lo inacabado, a empezar algo y no terminarlo. Me sorprendía estas referencias pero luego recapacitando me he dado cuenta que todos somos así, tenemos a nuestro alrededor muchas cosa que empezamos y que no terminamos o dejamos abandonadas en el camino.
L.F: Muchas, lo que ocurre es que no las contamos y no lo llegamos a pensar en algunas ocasiones. A mí me apetecía que esta novela tuviera ese plus de realidad. Como decía Chejov, “en la vida hay muchas pistolas que se quedan sin disparar” y hay cosas que se van a quedar sin conocer y debes de asumirlo a menos que pocas lo medios. A veces es la historia de cómo te haces difícil lo fácil.
L.P: A pesar de que tengo la impresión que desmitificas un poco el amor me quedo con una frase de Bismarck “me casé no porque te quería sino para quererte”.
L.F: Es una frase increíble verdad. En el libro se habla del pasado pero para quererte es futuro, de hoy en adelante y eso me parece precioso.
L.P: La estructura de la novela es tal cual la has presentado, esto era lo que tenías en mente o se ha ido modificando.
L.F: Era más o menos así, sobre todo se habla mucho en pasado pero luego he ido intercalando los tiempos para darle mayor armonía.
L.P: Te lo comento porque el ritmo es muy rápido, es un no parar y uno siempre tiene ganas de ver que más ocurre.
L.F: Pues me alegra que hayas tenido esa sensación y te haya gustado tanto.
L.P: Un verdadero placer leerla y conocerte Laura, gracias por tu tiempo.
L.F: A ti Fernando.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :