Revista Cocina

Encuentros Nomo: la alianza entre Grupo Nomo y Sant Joan de Déu.

Por Baco Y Boca @BacoyBoca

Este mes de julio se pone en marcha una nueva iniciativa solidaria del grupo de restaurantes asiáticos para dar voz a la Obra Social de Sant Joan de Déu.

Hace ya 4 años que Grupo Nomo colabora con Sant Joan de Déu. Si bien hasta ahora lo hacían en el reconocido hospital infantil, este mes de julio se han iniciado una nueva etapa, los “Encuentros Nomo”nacidos con la finalidad de dar a conocer la labor social que esta entidad realiza más allá del cuidado y curación de los más pequeños.

En este caso, la relación de Grupo Nomo con la Obra Social de Sant Joan de Déu se centra en los Servicios Sociales que desde 1979 acogen a los hoy llamados sin techo. Más concretamente hablamos del centro de Hort de la Vila, una antigua residencia universitaria femenina del Sagrado Corazón que desde 2014 se ha unido a esta misión y que va más allá de facilitar techo y comida de forma puntual, buscando cómo lograr la máxima independencia de las personas que llegan al centro.

La sociedad ha cambiado. Y nosotros con ella. Lo ha hecho de forma que parecemos impermeables a situaciones que lamentablemente resultan cada día más frecuentes, como es la de personas que se encuentran viviendo en la calle. Muchas de estas personas han llegado hasta ese punto por un cúmulo de desgracias de las que ninguno de nosotros estamos a salvo. Pérdidas de trabajo, inversiones mal realizadas, situaciones familiares tensas o trabajos precarios nos pueden llevar a entrar en un bucle o en un mundo de adicciones en el que sumergirse cuando somos más vulnerables es fácil.

La capacidad de atracción de una ciudad como Barcelona en una situación de vulnerabilidad es una de las grandes cuestiones que se plantean en este proyecto. El entorno, con un mercado inmobiliario casi descontrolado y un mercado laboral en el que impera la precariedad no resulta amigable. Eso, uniéndose a la falta de recursos de ciudades del área metropolitana consigue que la Ciudad Condal sea un imán para las personas que necesiten buscar fórmulas de supervivencia.

Encuentros Nomo: la alianza entre Grupo Nomo y Sant Joan de Déu.
Sala Encuentros Nomo en Hort de la Vila

Salvador Maneu, director de Sant Joan de Déu Serveis Socials nos explica que el perfil los llegados al centro es de mediana edad (entre 35 y 60 años) predominando los que tienen entre 40 y 45, de género masculino, con un nivel formativo bajo y con experiencias laborales inestables.

Para lograr su reinserción se dedican a la búsqueda de viviendas (la mayoría de veces compartidas) y de trabajos que les proporcionen los ingresos que les permitan alimentar, antes que nada, la autoestima de cada persona, algo clave en el proceso. Acompañan a estas personas en su viaje hacia su recuperación con un claro objetivo final: un empleo, un salario y una vivienda.

Resumiendo y según Salvador Maneu, las personas que allí acogen “…en algún momento de su vida han caído y ahora deben empezar de nuevo a caminar”

Sólo durante el año 2018 un equipo de 63 profesionales y 84 voluntarios orientaron y atendieron a 493 personas en esta labor. En los últimos años su porcentaje de éxito ronda el 55 %, aunque reconocen que muchas de las personas recaen y vuelven a vivir en la calle.

La relación de Sant Joan de Déu y Grupo Nomo existe desde hace ya cuatro años, cuando pusieron en marcha Sopar per a dos (cena para dos) con la que muestran su solidaridad con los padres que padecen el ingreso duradero de alguno de sus hijos. Una forma diferente de dar apoyo y liberar de esta angustia, aunque sea por unas horas, a los progenitores que durante el ingreso están dedicados plenamente a sus hijos enfermos. Son momentos de aire fresco que se agradecen en situaciones tensas y abrumadoras, un descanso de esa tristeza que invadido la rutina que ahora forma parte de sus vidas.

Plantearles salir fuera del Hospital para poder visitar algunos de sus 4 establecimientos de Barcelona -el grupo tiene 3 más en la Costa Brava– era pedirles que se separaran de sus hijos y eso sería complicado. Por esa razón decidieron llevar Nomo al Hospital. Así, durante unas horas, personal, comida, uniformes y vajillas se trasladan a Sant Joan de Déu para regalar estos momentos a los padres.

Grupo Nomo

Esta unión solidaria les llevó a conocer el Centro Hort de laVila. El compromiso de formar parte de este proyecto con la contratación de personal para sus restaurantes no fue suficiente y decidieron crear los Encuentros Nomos con el ánimo de dar visibilidad a la Fundación y a su cometido.

Una sala dentro del edificio sirve para que pueda probarse el nuevo menú degustación que Naoyuki Haginoya ha preparado incluyendo todas las novedades de la carta de este año.

Así, en una sala especialmente decorada en un lugar tan peculiar como es el centro de Hort de la Vila, los Encuentros Nomo logran dar visibilidad de forma positiva al trabajo que allí se realiza naturalizando una situación real que a todos nos afecta y que muchas veces no queremos ver.

Encuentros Nomo: la alianza entre Grupo Nomo y Sant Joan de Déu.

Una acción solidaria más que se une a las que ya hace tiempo Grupo Nomo. Para ellos la Responsabilidad Social Corporativa pesa y asumen la misión de dar a conocer a los cerca de 300.000 comensales que pasan por sus restaurantes los diferentes proyectos solidarios que se llevan a cabo. Otras causas como su colaboración con la Fundación Elena Barraquer, la recaudación llevaba a cabo con un plato solidario para ONG CHAC, NASCO Feeding Minds y Centre Tramuntana o la simple implantación de un proyecto interno que busca el Zero Plástico denotan la conciencia social de los hermanos Borja y Juan Molina-Martell, Ramón Jiménez y Naoyuki Haginoya, fundadores de Grupo Nomo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista