Revista Deportes

Equipos históricos: Argentina 1991, la era post Maradona y un comienzo auspicioso

Publicado el 31 agosto 2012 por Marianofusco

Equipos históricos: Argentina 1991, la era post Maradona y un comienzo auspicioso

El plantel de Argentina Campeon Copa America 1991

Tras la final de la Copa del Mundo en Italia, Diego Maradona anunció que había sido su último mundial con el seleccionado argentino. La historia marcaría que esto no fue así, pero luego de la salida de Carlos Bilardo y de la asunción de Alfio Basile, el combinado albiceleste debía acostumbrarse a no tener en sus filas al mejor de todos los tiempos.

Basile debutó en Rosario frente a Hungría y comenzó a disputar una serie de amistosos con jugadores del ámbito local. La idea y la necesidad era la de un recambio generacional en el equipo nacional luego de la gestión de Bilardo. Con algunos nombres totalmente novedosos y otros promovidos por el “Narigón”, Argentina encaró la Copa América 1991 en Chile tras las malas actuaciones como local en el ’87 y en tierras brasileñas en 1989.

Goycochea; Basualdo, Vázquez, Ruggeri, Enrique; Franco, Astrada, Simeone y Rodríguez; Caniggia y Batistuta fue el equipo que terminó jugando y borrando a sus rivales del campo de juego.

Habían pasado 32 años desde la última conquista continental de un seleccionado argentino. Demasiados.

El debut fue contra Venezuela con Diego Latorre como enganche titular. Fue 3 a 0 con una actuación convincente, aunque de a poco el ex enganche de San Lorenzo se fue adueñando del puesto del ex Boca. El equipo no tenía figuritas famosas, pero paulatinamente se fueron gestando y transformando en verdaderos gigantes del fútbol, caso Batistuta, Caniggia y Simeone.

Equipos históricos: Argentina 1991, la era post Maradona y un comienzo auspicioso

Simeone, Goyco y Ruggeri, estandartes del Campeon de America 1991

El segundo desafío fue ante el local, el 1 a 0 comenzó a acercar la clasificación a la fase definitoria y, la histórica idea del entrenador de un equipo que salga de memoria tomaba cada vez más forma. Luego vino una brillante actuación frente al Paraguay de José Luis Chilavert con un Caniggia imparable y un Batistitua devastador.

El 3 a 2 posterior sobre Perú fue con los no habitualmente titulares, ya que la clasificación estaba asegurada. Cuatro triunfos en cuatro partidos, once goles a favor y tres en contra. Argentina ya era la sensación del campeonato y había olor a nuevo campeón, había olor a final de una racha sin ser campeón de América.

Chile fue segundo y a la ronda semifinal se sumaron Colombia, ganador del Grupo B y Brasil, su escolta. El formato indicaba que los cuatro semifinalistas debían disputarse el título a través de un formato todos contra todos y Argentina no titubeó.

El primer partido fue nada menos que ante Brasil, con una infartante victoria por 3 a 2 con dos goles de Darío Franco y otro de Batistuta. Un encuentro emotivo, lleno de goles y de expulsados, un verdadero clásico caliente por los puntos entre dos equipos que no aceptaban otro resultado que derrotar a su adversario.

Los de Basile no se relajaron y consiguieron un valioso empate en cero frente a Chile, otra vez, bajo un diluvio descomunal que impidió jugar el partido con normalidad. Brasil sumaba cuatro puntos, Colombia 1 y Chile 2. Argentina acumulaba 3, por lo que una victoria sobre Colombia le daría a la Argentina su 13º título continental.

Equipos históricos: Argentina 1991, la era post Maradona y un comienzo auspicioso

Batistuta levanta la tan ansiada Copa

Primero Simeone y luego, (¿cuándo no?) Batistuta sellaron el 2 a 0 y la consagración de un equipo que se perfilaba como el dueño indudable de Sudamérica. Reafirmaría esas sospechas dos años más tarde en Ecuador, paso previo al declive que se inició justamente contra Colombia en las eliminatorias mundialistas para Estados Unidos.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas