Revista Empresa

Errores en la entrevista de trabajo cometidos por el seleccionador

Por Monika Monika Rodriguez Rivera
errores_entrevista_de_trabajo
No solo los candidatos cometemos errores en las entrevistas de trabajo, muy a menudo son los que nos seleccionan los que caen en prejuicios, errores de valoración... hoy os resumo los más comunes:
    1. Efecto halo: es desgraciadamente el más común, cuando entra por la puerta el candidato hay algo que me gusta o me disgusta muchísimo, algo que puede ser el aspecto físico, la voz, la forma de gesticular, la ropa que lleva, el perfume... es algo que no puedo identificar y que me afecta inconscientemente, lo que en la calle puede resumirse con no tener feeling, pero que aquí puede hacernos perder el trabajo. Por ejemplo el candidato viene vestido con un traje como el que llevaría el seleccionador lo que le hace considerarlo favorablemente, así será más fácil disculpar sus fallos y solo ver lo positivo, o por el contrario viene con un chándal y me parece que es una falta de respeto presentarse así por lo que seguramente no será buen compañero trabajando
    2. La comparación: En este caso la persona que selecciona ha entrevistado ya a varios candidatos, normalmente en poco tiempo, como está buscando un mismo perfil, sin darse cuenta compara un candidato con otro, en este caso el seleccionador no se da cuenta que no se busca al mejor de todos sino el que cumple los requisitos para el puesto.
    3. El prejuicio: cuando el candidato se presenta, durante la entrevista o incluso antes de ponerse a hablar hay algo que asociamos a un recuerdo o experiencia que hace que le juzguemos como hicimos con aquello con lo que le asociamos. Por ejemplo una vez contrató un candidato que venía de otra región, que continuamente pedía muchas vacaciones y días libres para ver a su familia lo que le hace concluir que la gente de otra región es problemática.
    4. El mito: Son imágenes que tenemos sobre determinada gente, por ejemplo si tiene que seleccionar a un comercial buscará una persona simpática, extrovertido, con un punto agresivo, muy locuaz y adaptará el perfil que la empresa le ha dado a la idea que tiene él mismo sobre ese puesto de trabajo.
    5. El Yo modelo: en este caso al seleccionador le caerá mejor o verá más adecuado para el puesto de trabajo aquellos candidatos que se parezcan a él, por gustos comunes, vivencias...
¿Os ha ocurrido algo así alguna vez?
Echa un vistazo al curso de nóminas online y a la consultoría de nóminas (clic en la imagen)curso_nominas

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :