Revista Salud y Bienestar

¿Es peligroso el moho para la salud?

Por Arancha Herrero @adelgazarysalud
Encontrar moho en la comida, aunque puede ser algo habitual, no es nada bueno. El moho tiene toxinas que pueden llegar a ser altamente letales y muchos estudios relacionan la presencia del moho con un aumento en la incidencia de determinados cánceres. Veamos en profundidad su poder tóxico.

Existen varios cientos de miles de especies de mohos, pero solo hay alrededor de 16 especies diferentes que se conocen como mohos tóxicos ya que pueden liberar micotoxinas tóxicas para los seres humanos y animales.

El moho puede aparecer en nuestro hogar por varios varios factores: un almacenaje incorrecto, la exposición a cambios de temperatura y la presencia de humedad en el ambiente.

¿Qué es el Moho?

Una colonia de moho se considera como un solo organismo. El cuerpo principal (llamado micelio) de una colonia de moho se compone de una red de filamentos multicelulares conectados llamados hifas.

El moho digiere aquello donde está creciendo con el uso de enzimas que libera desde las puntas de las hifas y rompen el material donde el moho está viviendo. Las hifas absorben estos nutrientes y los pasan a través del micelio hacia la colonia del moho.

El moho puede crear esporas en los extremos de las células hifas, las utiliza para reproducirse de la misma manera que las plantas utilizan semillas.

Una vez formadas, las esporas de moho comenzarán a ser liberadas en el aire y se extenderán para crear nuevas colonias de moho.

Las esporas del moho flotan constantemente a través del aire libre, son resistentes y aunque no germinen pueden durar años.

¿Cómo entramos en contacto con el moho?

El moho se desarrolla cuando encuentra las circunstancias propicias para ello pero estas pueden ser muy variadas: altas temperaturas, ambiente húmedo, ausencia de luz, pero también el mal almacenamiento de los alimentos en lugares no climatizados o faltos de ventilación.

Su desarrollo es muy rápido y se puede dar tanto en alimentos como en espacios físicos. En el primer caso se detecta normalmente por el aspecto que presentan y un sabor muy característico, y en el segundo por las manchas que aparecen en las paredes (verdes, negras...) y el habitual olor a "sótano".

El moho en los alimentos

El problema no radica tanto en ese moho ocasional que encontramos en la fruta por haberla dejado demasiado tiempo fuera de la nevera o en el pan por dejarlo cerca de una fuente de humedad, ya que es muy evidente a la vista.

¿Es peligroso el moho para la salud? Es mayor el problema cuando se da en alimentos en los que no detectamos tan obviamente su presencia.

Hablo, por ejemplo de los mohos en cereales con los que se alimenta a animales ya que esas micotoxinas pueden pasar a la leche y ésta ser consumida por el ser humano.

De hecho, se suele desaconsejar a las mujeres lactantes el consumo, por ejemplo, de frutos secos ante el peligro de la presencia de agentes tóxicos y su posible trasvase al alimento infantil.

Por otro lado, el moho genera esporas que pueden introducirse en el organismo tanto por ingestión directa como por inhalación y eso presenta un peligro para personas con un sistema inmunológico débil: bebés, ancianos, personas en tratamiento postoperatorio, enfermos de asma, alérgicos en general ...

¿Qué efecto produce?

En aquellas personas expuestas a las micotoxinas del moho, bien por ingesta directa, bien por especial sensibilidad de su sistema inmunológico, los efectos nocivos se manifiestan de varias maneras:

Efectos más o menos leves:

  • Cansancio atípico.
  • Aumento de la temperatura
  • Cefaleas
  • Irritación de nariz, ojos, y/o garganta
  • Irritación de la piel (erupciones, picor, enrojecimiento)
  • Estornudos, tos...
Efectos más graves
  • En casos más graves, como en los casos de alergia, los efectos pueden ser mucho más serios y pueden conllevar problemas digestivos, sensaciones de náusea y vómito; problemas respiratorios, alteraciones de la respiración, sangrado de nariz, de pulmón...
  • Por otro lado, las toxinas del moho pueden derivar en problemas y enfermedades en muchos casos irreversibles: cánceres, en disfunciones renales, del aparato digestivo, hemorragias internas etc

¿Es todo el moho malo?

No, por supuesto. El aspecto nocivo del moho se produce en función del desarrollo o no de micotoxinas.

Existen algunos tipos de moho que son un factor clave para la producción de alimentos como el queso de Cabrales o el Camembert, incluso algunos son fundamentales para la fermentación de la soja o la elaboración del famoso Oolong o té rojo.

¿Es peligroso el moho para la salud?

No olvidemos, además, que muchos antibióticos se elaboran a partir del desarrollo de la penicilina que producen los hongos.

Los efectos de la toxicidad del moho se pueden dividir entre agudos y crónicos.

  • La toxicidad aguda se detecta rápidamente por tener una respuesta inmediata (cusa-efecto) y la crónica es más bien la respuesta del organismo a una exposición durante un largo periodo a dosis muy bajas de toxicidad.
  • Esta última es la más difícil de detectar y es de la que pueden llegar a originar los cánceres y efectos irreversibles en algunos órganos internos.

¿Qué micotoxinas existen en los mohos y cómo pueden afectar al organismo?

Existen muchos tipos de micotoxinas y su forma de afectar al organismo no es siempre igual ni siempre a los mismos órganos.

Las ocratoxinas

    Se relacionan especialmente con cánceres del tracto urinario. Se desarrollan en cereales con los que se produce, por ejemplo, la cerveza.

Las aflatoxinas

    Son las más habituales y se desarrollan en condiciones de humedad, escasa ventilación y altas temperaturas de almacenaje del alimento (frutos secos, cereales, algunas hortalizas...) y atacan principalmente el hígado.

La patulina

    Está presente en frutas y verduras podridas, en especial en la manzana, y su consumo deriva en agudos problemas gastrointestinales.

Toxinas de fusarium

    Contaminan el grano de cereales como el trigo y el maíz mientras se están cosechando y, en general, atacan más al ganado que al ser humano pero su efecto en personas no es desdeñable ya que pueden contaminar productos derivados de esos granos: el pan, la cerveza etc

La toxina citrinina

    Afecta especialmente al riñón y está presente en alimentos como el arroz de levadura roja (especialmente consumido en Asia)

Ergotaminas

    Son alcaloides derivados de un hongo que se encuentra principalmente en el centeno y conocido como cornezuelo. En la actualidad no tiene una gran incidencia en la población pero en tiempos pasados infectaban productos muy básicos como el pan de centeno causando terribles alucinaciones y gangrenaciones mortales.

Además de ¿Es peligroso el moho para la salud?, te recomiendo:

Remedios caseros para las alergias Tipos de Alergias: ¡Conócelas! ¿Sabes que son las alergias? Las alergias alimentarias: como funcionan, porqué se producen Los obesos son menos inmunes Todo sobre el gluten

Todos los consejos en Consejos de Salud

[Total:1 Promedio:5/5]


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :