Revista Salud y Bienestar

Expertos discuten sobre la idoneidad de vacunar a los pacientes masculinos contra el papilomavirus

Por Fat
Asesores estadounidenses están evaluando si los niños y los hombres jóvenes deben recibir la vacuna contra papilomavirus que causante de un gran número de cánceres, pero algunos creen que es demasiado costosa para justificar su uso. La vacuna contra el papilomavirus humano está aprobada para los niños y es segura y rentable, según han recordado investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y expertos en vacunas en una reunión del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización. Otros hombres también podrían beneficiarse con la vacuna, incluyendo homosexuales y bisexuales, que están en riesgo de desarrollar cánceres de ano y otras enfermedades provocadas por el virus del papiloma humano, o VPH, afirmaron los expertos.
Actualmente, el CDC recomienda la inmunización a niñas y mujeres de entre 11 y 26 años. Aunque los médicos son libres de usar la vacuna para prevenir verrugas genitales en niños y hombres de 9 a 26 años, los asesores estadounidenses rechazaron el año pasado recomendar la vacunación de rutina para los pacientes masculinos. El principal motivo por el cual fue aprobada la vacuna fue para prevenir el cáncer de cuello de útero, que causa la muerte de 4.000 mujeres por año en Estados Unidos. Pero varias cepas del VPH provocan verrugas genitales y cánceres de ano, pene, cabeza y cuello. El año pasado, el comité asesor sólo consideró su uso en base a su capacidad para prevenir verrugas genitales. En ese caso, los beneficios no parecen justificar el costo de la vacuna, de 360 dólares (259 euros). Sin embargo, ahora, los CDC están volviendo a discutir el tema.
La doctora Lauri Markowitz, que dirige el grupo de trabajo de VPH del comité, dijo en la reunión que los casos de cáncer anal están en aumento en Estados Unidos, sobre todo la mujer y también en hombres homosexuales. El comité podría no hacer ningún cambio o podría votar la recomendación de la inmunización de rutina para niños a la edad de 11 ó 12 años. Muchos también creen que vacunar a los jóvenes adolescentes antes de que sean sexualmente activos es la mejor manera de protegerlos sin necesidad de que revelen su orientación sexual, agregó. El costo parece ser una gran preocupación para aquellos que se oponen a la vacunación de rutina, dijo Markowitz, pero varios miembros del panel señalaron que reconsiderarían su posición si su aplicación fuera más económica.
**Publicado en "El Médico Interactivo"

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog