Revista Religión

Fallece P. Vicente Guerrero, OP, navarro con cien años de edad, que fue secretario del Cardenal Landázuri

Por Joseantoniobenito

Fallece P. Vicente Guerrero, OP, navarro con cien años de edad, que fue secretario del Cardenal Landázuri

Fallece P. Vicente Guerrero, OP, navarro con cien años de edad, que fue secretario del Cardenal Landázuri

Descansa en paz, querido Fr. Vicente Guerrero. Esta madrugada ha fallecido en el Convento de Santa Rosa de Lima Fr. Vicente Guerrero Carbonell. En el mes de junio cumplió los cien años. El pasado día 30 de agosto había sido asignado por el Maestro de la Orden a la Provincia de San Juan Bautista del Perú. En la Capilla del Nacimiento -al interior del Jardín de Santa Rosa- se está velando. No se cerrará el jardín hasta las 9 pm. Mañana martes 12, se abrirá a las 8 am., la misa de cuerpo presente en la Basílica 11am y posterior traslado al Cementerio Británico en El Callao. El funeral por su eterno descanso tendrá lugar mañana martes, día 12 de septiembre, a las 11.00 h. en la Basílica de Santa Rosa de Lima. Demos gracias a Dios por su vida y pidamos al Señor que lo acoja en su Reino.  Face: Boletin Misioneros Dominicos

P. Vicente Guerrero, el dominico navarro con cien años de edad, que  fue secretario del Cardenal Landázuri. 
Tuve la gracia de visitarle, conversar y recibir su bendición, el 8 de agosto del 2017, fiesta de Santo Domingo, en el Convento de los Dominicos de Santa  Rosa, junto a la Casa donde nació y vivió Santa Rosa. Fue un don  encontrarme con un misionero de la tierra de Javier, Navarra, con 
cien años de vida, sin poder hablar, pero con la sonrisa en los labios  y con la mano abierta para bendecir y señalar la foto del Cardenal  Juan Landázuri a quien sirvió con prudencia suma y afecto filial.

Allí está también el preciado escritorio que le regalara Su Eminencia.  Le conocí un miércoles 17 de febrero del 2016, en compañía de Massimo  Zorzin quien estudia la obra del Cardenal Landázuri en el Concilio  Vaticano II. A pesar de sus 99 años, quedé impresionado por su  lucidez, simpatía, amabilidad. Sin soltar prenda sobre su misión como  secretario del Cardenal –pues era según él "top secret"- nos compartió  varias anécdotas que ayudarán, sin duda, a completar la ya conocida  imagen franciscana, sencilla, transparente del gran Cardenal de Lima. 
Eso sí, se explayó acerca de la prudencia exquisita, la paciente  energía y del ilimitado cariño que los fieles les manifestaron. 

Nacido el 10 de junio de 1917, acaba de cumplir los cien años, llegó  al Perú el 10 de mayo de 1958, pasó cinco años como misionero en la  selva; fue responsable de prensa del congreso eucarístico y mariano  nacional y al ser nombrado Cardenal de Lima, Mons. Juan Landázuri, en  el 1962, fue reclamado como secretario –misión que cumplió a lo largo  de todo su ministerio en 1988. Me refirió que –por discreción- nunca  concedió una entrevista y que en el libro de quien fue secretario,  Gustavo Noriega Mi amigo el Cardenal Juan (Lima, 1999) se informa de  su labor en Cáritas: "Su primer Secretario General fue el Padre  Vicente Guerrero, quien trabajó en las oficinas que se acondicionaron  en el tercer piso del Palacio Arzobispal. Esta circunstancia permitió  la participación más activa de Su Eminencia en esos primeros años de  trabajo social desde Cáritas Lima. El Padre Vicente fue un amigo y  magnífico colaborador del Cardenal, quien respondió con creces a las  expectativas por su capacidad para atender esta área que tanto apoyo  necesitaba", p. 98) 

La Asamblea Plenaria del Episcopado Peruano le concedió la  Condecoración "Medalla Santo Toribio de Mogrovejo", por su destacado  servicio a la Iglesia del Perú, específicamente por "el generoso  servicio prestado a la Conferencia Episcopal Peruana como Secretario  Adjunto, desde 1983 hasta 1985, y le fue entregada el día jueves 27 de  enero de 2011 a las 11:00 horas en la Asamblea Plenaria Ordinaria.  Poco después de recibido el premio, estuvo a punto de morir, perdió la  memoria y la razón, pues "estuvo ocho días sin saber lo que hice, pero  me recuperé". 

Su hermana Asunción, dominica del Rosario en Chaclacayo, pasa también  de los 90 años de edad y casi toda su vida como misionera en el Perú.  Agradezco al Señor tan providencial encuentro y lo comparto para  felicidad de los Dominicos, Navarra, el Perú, la Iglesia entera. Dios quiera que vidas tan fecundas y benéficas sean dadas a conocer, se  registren para la historia y nos sirvan para caminar con esperanza en  este mundo tan necesitado de ellas.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista