Revista África

Fatou Bensouda ha sido nominada a ser Fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional

Por Chemacaballero

Fatou Bensouda, de Gambia, ha sido nominada Fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional. Mujer y africana. Una noticia muy buena.

EL LABERINTO DE LA AUSENCIA (39): MUJER Y AFRICANA.

Un poco de historia: el llamado Estatuto de Roma entró en vigor el 1 de julio de 2002 y estableció un Tribunal Penal Internacional (TPI), con sede en La Haya, para investigar y juzgar a los autores de crímenes de guerra, de crímenes contra la humanidad y de genocidio. La jurisdicción del Tribunal afecta a actos cometidos a partir de la fecha de entrada en vigor del Estatuto. Hasta el momento, 116 países son miembros del Tribunal, 32 de ellos africanos. Estados Unidos no reconoce su jurisdicción, pero apoya, con dinero y medios, aquellos casos que convienen a su política exterior (?).

El TPI lleva casi nueve años funcionando y, curiosamente, hasta el momento todos los casos que tiene abiertos son, exclusivamente, africanos. Hasta el día de hoy, han sido imputados 25 individuos, todos ellos nacionales de países africanos: Libia, Kenia, Sudán, Uganda, República Democrática del Congo y República Centroafricana. Ninguno de estos casos ha recibido sentencia todavía.

Además, la fiscalía del Tribunal está investigando otros asuntos, en su mayoría, de nuevo, referentes a países africanos: Costa de Marfil, Guinea o Nigeria. Los otros cinco que están en fase de investigación, afortunadamente, no tienen que ver con África sino que proceden de Afganistán, Colombia, Georgia, Honduras y Corea.

Esta desproporción regional ha enojado a los jefes de Estado africanos que últimamente se han negado a implementar algunas de las resoluciones del Tribunal. Así, por ejemplo, la Unión Africana ha hecho oídos sordos a las peticiones de arresto, por parte de Luis Moreno-Ocampo, fiscal del Tribunal, de dos jefes de estado africanos: Gadafi, ex presidente de Libia y Omar Hassan Bashir, presidente de Sudán. Por su parte, Kenia ha manifestado que el Tribunal no tiene jurisdicción para investigar la violencia desatada tras las elecciones de 2007-2008. Una pequeña rebelión que muestra el descontento del continente con la actuación del Tribunal internacional.

EL LABERINTO DE LA AUSENCIA (39): MUJER Y AFRICANA.

Así las cosas, el mandato del fiscal jefe del TPI, Luis Moreno-Ocampo, argentino, caduca el próximo año, tras nueve en el cargo. Después de varias semanas de reuniones, los países miembros del Tribunal han llegado a un acuerdo y han nominado a la Señora Bensouda para sustituirlo.

Desde 2004, Fatou Bensouda ha sido la adjunta al fiscal del Tribunal y con anterioridad ejerció de consejera y abogada del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, con sede en Arusha, Tanzania. También fue Ministra de Justicia de su país, Gambia, y una de las ingenieras del tratado que dio lugar al nacimiento de la Comunidad Económica de los Países del África Occidental (CEDEAO).

La elección ha sido acertada, no porque la señora Bensouda sea mujer y africana, sino porque su larga experiencia en el campo de la defensa de los Derechos humanos le otorga el bagaje necesario para desempañar este cargo.

Terminamos con música de Sierra Leona, de hace un año: Banjah y Dry Eye Crew, con el tema Jacky-Jacky. El video está grabado en la playa de River Number Two, en la Península de Freetown.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas