Revista Cine

Film Symphony Orchestra, El cine hecho música y emoción

Publicado el 27 noviembre 2017 por La Henryteca @LaHenryteca
Cuando uno acude a un concierto de música clásica se espera grandes composiciones y un torrente de talento y emoción. La Film Symphony Orchestra (FSO) se encarga de traer esas emociones y esa perfección sonora de las películas al mundo del arte sonoro, con una ejecución impecable y detalles de producción maravillosos la FSO nos permite revivir los mejores momentos de las grandes películas de una manera nunca vista, con todo el poderío de una orquesta sinfónica y en un marco incomparable como puede ser el Auditorio Nacional de Madrid.
Film Symphony Orchestra, El cine hecho música y emoción
Os contamos todos aquellos detalles que vivimos, pero sin desvelar todos los detalles de lo que es ante todo un "Espectáculo" con mayúsculas que todo aficionado al cine y/o la música debería de experimentar por si mismo. Y es que cuando uno se plantea cómo puede ser esta experiencia, realmente no es capaz de imaginar el torrente de emociones que recorrerán su mente, el cómo la música es capaz de trasladarlos a esas imágenes y esas sensaciones que hacen del cine un arte, una vía de escape, una pasión para muchos.

Todo comienza tras una breve introducción del icónico director, Constantino Martínez-Ors, con una pieza clásica, una Suite de la conocida "Casablanca" que enlaza en una pieza instrumental aspectos arábigos (marroquís particularmente) con el tema de la Marsellesa o el tema archi-conocido "As time's goes by", esta canción sirve de perfecta entrada a un concierto en que el director nos irá comentando detalles de los compositores y las piezas que irá interpretando. Es innegable que Martínez-Ors no es sólo un director, sino también es un magnífico conductor de la velada, lleno de pasión y con un gran carisma, mantiene en todo momento al público enganchado.


Film Symphony Orchestra, El cine hecho música y emoción
A continuación nos regalan sendos temas clásicos del cine, la inolvidable "Éxodo" con su tema principal sirve de entrada a uno de los platos fuertes de la velada, el tema de John Barry de "Bailando con lobos" que seguido de "Tiburón" de John Williams son dos de esos temas esenciales e inolvidables para cualquier buen cinéfilo.

Para seguir rebajando algo el tono y moviéndose a producciones menos legendarias y algo más comerciales que sin ser tan imprescindibles no están carentes de calidad, continuamos con una Suite de temas de la irregular película "Pearl Harbour" (uno de esos ejemplos de banda sonora muy superior a la película) seguida de sendos temas de la última entrega de Star Wars "Rogue One", aquí vemos como a veces la novedad y lo comercial se abre camino.


Film Symphony Orchestra, El cine hecho música y emoción

Para terminar con esta primera parte del concierto volvemos a temas especiales y legendario, comenzando por uno de esos trabajos menos conocidos de John Williams en la película infravalorada "Hook", un verdadero cuento a la inocencia y el niño que llevamos dentro, seguido de la épica y siempre poderosa canción principal de Rocky "Gonna fly now" que hace que el público se venga arriba y se tome el descanso sólo con ganas de que vuelvan pronto con más música.

Después de la pausa continuamos con un interesante concurso, 100 segundos, 10 películas, interesante propuesta que se ve empañada por una aplicación de móvil bastante mejorable que no nos permitió votar, pero aún así el hecho de permitir al público interactuar de esta manera es siempre de agradecer y permitió disfrutar aunque fuera unos segundos de algunos verdaderos clásicos que no tenían hueco en el programa del concierto.


Film Symphony Orchestra, El cine hecho música y emoción

En esta segunda parte se entremezclan temas emotivos con otros mucho más emocionales, por ejemplo comenzamos con "Tombstone" una gran banda sonora no muy conocida pero de innegable calidad, para continuar con una de las piezas sonoras más bellas que se han compuesto para una película de animación, la suite de temas de "Up" que convirtieron a Michael Guacchino en uno de los compositores más prominentes de la actualidad.

Tras sentir todas esas emociones que desprende una música de tanta calidad, llegamos a lo que para mí fue el punto cumbre del concierto, Ennio Morricone es uno de mis directores favoritos y experimentar una de sus mejores obras como es "Gabriel's Oboe" interpretado de una manera tan impecable me emocionó de manera especial, y no fui el único porque se sintió algo especial, ese silencio al final del tema antes de la gran ovación, denotó como un gran tema puede encoger el corazón y elevar el alma, desde un momento único.


FSO Poster

Después de este punto álgido y con buen criterio se procedió a aligerar un poco el ambiente con un tema meramente humorístico, la canción para máquina de escribir y orquesta que hizo famoso Jerry Lewis en su película de 1963 "Lío en los grandes almacenes", aunque se trata de un tema original de 1950 de Leroy Anderson que reconoceréis una vez comience, es presentada con un tono humorístico y un "buen rollo" digno de mención.

Para continuar nos acercamos de nuevo al cine comercial más conocido, empezando con una magnífica suite de los mejores temas de "Titanic", la ganadora de 11 Oscars demuestra en esta interpretación que es algo más que el tema conocido de "Celine Dion", trasportando al público a través de diferentes momentos y emociones. Una vez finalizada esta suite llega uno de esos momentos "frikis" con un tema lleno de fuerza y percusión, un tema de "Ironman 2" que representa perfectamente el cine de super-héroes tan de moda en la actualidad y su éxito entre el gran público.


Film Symphony Orchestra, El cine hecho música y emoción

Una vez finalizado este momento tan comercial volvemos a la más rabiosa actualidad y a uno de los mayores atractivos del programa, la interpretación de la reciente ganadora del Oscar 2016 a mejor Banda Sonora (a mejor película 30 segundos) "La la land: La ciudad de las estrellas" una de esas joyas sonoras llena de matices y que desata emociones en cada uno de sus temas, impecablemente interpretada, arranca una ovación abierta entre los espectadores al acabar, realmente otro de esos momentos a atesorar.

Por último y para despedir la gala una de esas bandas sonoras épicas, "El hombre de acero" es un gran ejemplo de música maravillosa desaprovechada en una película que tiene un ritmo demasiado acelerado, un carrusel de acción sin sentido que sin embargo contiene una de esas maravillas sonoras que sirven de colofón perfecto a una gran noche. Después de una gran noche, el público entregado despide a la FSO y su director, no sin antes recibir un par de regalos "extras" que no desvelaremos y que no pudieron sino que hacer de la noche algo más especial.

Desde aquí queremos dar gracias a la Organización de la FSO que nos permitieron disfrutar de este evento único junto a nuestro blog hermano La Patripedia del Maquillaje encargada de los aspectos gráficos que acompañan a este artículo y al vídeo adjunto.


Veamos en unos minutos toda una experiencia:

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas