Revista Baloncesto

Gema García: "Hablaba con mi rodilla lesionada y le llamaba cruzaito. Tienes que tomártelo así"

Publicado el 03 diciembre 2014 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
La nueva base del Durán Maquinaria Ensino habla con Cronómetro de Récords de cómo superó su grave lesión  

Captura de youtube del momento de la lesión de Gema García. 


No hace falta haberla visto jugar para saber que Gema García (Málaga, 1985) tiene mucho arte. Sólo a alguien con mucho sentido del humor se le ocurriría bautizar a una lesión tan mala como una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, que le ha mantenido casi un año fuera de las pistas. “Yo le llamaba el cruzaito. Hablaba con mi rodilla. Tienes que tomártelo así. Sabía que la recuperación iba a ser muy larga, pero que si era constante, si luchaba cada día, acabaría recuperándome. Y aquí estoy”, reflexiona, para Cronómetro de Récords, la nueva base del Durán Maquinaria Ensino [Porta XI CB], de Liga Femenina 2. Esta conversación ha servido como base para el tercer capítulo de la sección Desde la anécdota, del programa La Hora de [email protected] (Pasión Deportiva Radio).    

—¿Qué le decías al cruzaito cuando veías que no podías más?“¡Vamos, campeón! ¡Eres el mejor! ¡Venga, que mañana vas a estar mejor!”. Aunque tampoco he tenido días de bajón. Sobre todo me sentía impotente por no poder jugar. En la pista estás concentrada y no sufres tanto. También sufría por no poder ayudar en los entrenamientos al equipo [el Mann Filter; se lesionó en noviembre del año pasado contra el CB Conquero]. —¿Cómo eran las sesiones de recuperación con el fisioterapeuta del Mann Filter, Juan Carlos Palacio?Juancar es un gran fisio. Gracias a él tengo la rodilla bastante bien. Hacíamos mucho gimnasio, ejercicios analíticos, sobre todo de isquios, cuádriceps... Es un gran profesional. Ha sido muy fácil trabajar con él. Siempre me animaba. —Tampoco te faltó el aliento de compañeras, afición, club...  Mi familia, mi gente, el público y el equipo siempre estuvieron ahí animándome. Incluso me hicieron un vídeo de apoyo. Ha sido una recuperación larga, pero de lo malo me quedo con los buenos recuerdos.—Tu presente se llama Durán Maquinaria Ensino [colíder con 6-0 junto a GDKO Bizkaia]. Llevaba más de un año sin jugar. Pensaba que me iba a costar algo más coger sensaciones, pero me encuentro bastante bien.—Tu debut [nueve puntos y dos rebotes en la victoria por 56-61 ante el CB Arxil] fue notable.No me lo esperaba. Acababa de llegar, llevaba sólo cuatro días en el equipo, no había hecho pretemporada... Lo importante era ganar y lo logramos. Lo cierto es que me encontré mejor que durante la semana, cuando la rodilla se me inflamó y me molestaba un poco. Eso sí, fue llegar al partido y se me fue la inflamación, el dolor y todo.—La fuerza de la ilusión por volver a jugar.Volver a competir era como un sueño. También lo es subir con este equipo a Liga Femenina.  —¿Has conectado rápido con el entrenador, Pepe Vázquez?Sí. Pepe es un currante y nos hace trabajar mucho.   —Marina Feijoo se acababa de lesionar [la entrevista fue el 16 de noviembre] y estará de bajas unas semanas. ¿Qué le estás diciendo para animarla? Le insisto en que tiene que tener paciencia, no desanimarse y trabajar duro. Tarde o temprano volverá a jugar.  

La base malagueña, en su presentación con el Durán Maquinaria Ensino - Foto: Xesús Ponte / Lugo Deportes. 

—Viajemos a tu infancia. ¿Qué colgabas de pequeña en las paredes de tu habitación?Algún póster de Michael Jordan, pero sobre todo fotos de amigas.—Además de en Jordan, ¿en qué jugadores o jugadoras te fijabas?  Me gustaba Tomàs Jofresa, base del Joventut, y [Serguei] Babkov, escolta de Unicaja. De pequeña no seguía mucho el baloncesto femenino. Cuando fui creciendo me impactó Laia Palau.—¿Qué características debe tener una buena base?Que sepa dirigir al equipo, saber a quién tiene que pasarle la pelota en cada momento y ser una buena defensora.  —Siempre se dice que la base es un poco la segunda entrenadora.Es quien manda y tomas las decisiones en la pista, aunque el jefe esté en el banquillo.—¿A qué bases en activo admiras más? Me sigue gustando mucho Laia Palau, y me encanta la francesa Dumerc.—Entre las bases con las que has jugado, ¿cuáles son las que más y mejor te han enseñado este oficio?Elisa Aguilar en Rivas, y Cristina Cantero y Noemí Jordana en Vigo. Con Maja Miljkovic, también en el Celta, ha sido la base con la que mejor he jugado, tanto de 1 como de 2.—Noemí Jordana tiene cuerda para rato. Ésta es su 18ª temporada en Liga Femenina.Es difícil que vuelva a salir una base como Noemí Jordana: dirige muy bien, tira y penetra cuando tiene que hacerlo, defiende, es inteligente... Es muy completa. Todos los entrenadores querrían tener a una Noemí Jordana en su equipo.—En una entrevista de Virginia Algora, para [email protected] x el baloncesto femenino, comentabas que corriste una media maratón por Pilar Valero.   A Pilar le encanta correr. Creo que le acababan de operar de la espalda o estaban a punto de hacerlo. El caso es que Pilar quería correr y no podía hacerlo, y le dije que la correría por ella. ¡Nunca he tenido tantas agujetas! [Nos reímos]. Y me vino a ver. Fue una sorpresa.   —Pilar Valero y Alba Torrens son muy amigas tuyas. También tengo una muy buena relación con Alba, con quien estuve viviendo tres años en Vigo. Fui un apoyo para ella, sobre todo en su primer año en Liga Femenina. —Eso de “¡1, 2, 3, zarigüeyas!”, ¿a qué se debe? ¿De dónde sale?[Se ríe]. Vimos unos dibujitos de unas zarigüeyas, unos animales graciosos y traviesos que siempre estaban de buen humor, como Pilar, y Alba y yo en Vigo. Pilar es un genio. Se inventa cada cosa... Nos dijo que éramos zarigüeyas. Incluso diseñó un logo, una especie de huella como la de Kelme. Nos hizo ropa, zapatillas, pantalones, camisetas...  —En un UB Barça-Celta de hace casi ocho años Alba Torrens, Tamara Abalde y tú me impresionasteis. ¿Qué recuerdas de tu paso por Vigo y de esa plantilla que te voy a leer? Gema García, Tamara Abalde, Cristina Cantero, Paula Seguí, Elvira Torres, Alba Torrens, Melshika Shanell Bowman, María José Alonso y Maja Ercik.Nos llevábamos todas muy bien y creo que ganamos a los rivales más duros: al Ros y al Perfu [también al propio UB Barça]. Las dos temporadas anteriores estuvimos en los puestos de arriba, y ésa sufrimos muchísimo. Siempre estaba con Alba y con Tamara. Si al final conseguimos salvarnos, fue por el buen rollo que había en el equipo.

Gema García, en su etapa en el Celta - Foto: Atlántico.

—¿Cómo habéis crecido las tres?Alba es una pasada: ya se veía dónde podía llegar viéndola jugar. A Tamara la veo muy bien en Salamanca: todavía es muy joven y le queda mucho margen de mejora. Son dos jugadoras espectaculares que han crecido mucho y a las que les vino muy bien su paso por el Celta. Si no hubiese estado allí, no sé qué hubiese sido de mí. En el Celta me formé y pasé los mejores años de mi carrera. —Sin desmerecer a Pepe Vázquez, con el que llevas pocos días, ¿crees que Miguel Méndez es el entrenador con el que más te has entendido?Sí. Y me da rabia de haberme lesionado el año pasado, ya que con Àlex [Cebrián] también tenía una complicidad especial.  —Miguel Méndez te permitió jugar la Euroliga con Rivas y soñar con un título que estuvo muy cerca.Gracias a él fui a Rivas. Me había entrenado muchos años y sabía lo que me podía pedir y lo que no. Miguel me hizo debutar en Liga Femenina, jugar la Copa de la Reina… Le deseo lo mejor siempre.—Cada vez quedáis menos jugadoras que jugasteis una Copa de ocho equipos. Para mí la Copa de la Reina es la mejor competición. Hay un gran ambiente. Es una pena que sea de cuatro equipos, y que uno sea el anfitrión. Tanto para la jugadora como para el espectador sería un lujo que volviese al formato de antes.  —¿Qué te parece que Torrejón de Ardoz repita como sede?Madrid es un sitio céntrico, pero había dos equipos [CB Conquero y Gran Canaria 2014] que querían organizarla. Me hubiese parecido mejor que hubiesen escogido como sede una de esas dos ciudades. Será la tercera vez desde 2011 que se juegue en Madrid [ese año fue en Arganda del Rey, y Torrejón de Ardoz repetirá en 2015]. Aunque, sea donde sea, la disfrutaremos. —¿Qué balance haces de la segunda edición de la Liga de verano de baloncesto femenino de Málaga?Muy bueno, mucho mejor de lo que nos esperábamos. La organizamos dos amigas y yo. El año pasado quisieron participar muchos equipos, pero no pudieron hacerlo todos porque no disponíamos de pistas suficientes. Esta vez las instalaciones eran más grandes. En Málaga hay muchas chicas a las que les encanta el baloncesto. De hecho, a partir de esta experiencia han surgido nuevos equipos y muchas se han vuelto a reenganchar a este deporte. El baloncesto femenino siempre ha estado en Málaga, pero está un poco olvidado.  —Saliste de la cantera del CB El Palo.Es así. Con este torneo se ha demostrado que la ciudad tiene jugadoras con la calidad suficiente como para contar con un equipo de Liga 1 y Liga 2.  —En cinco años has jugado en cinco equipos diferentes. Supongo que se han dado muchas circunstancias, pero... ¿cómo explicas estos cambios tan seguidos?Del Celta me fui porque quería cambiar de aires después de muchos años en Vigo. En Canoe estuve dos temporadas, en Liga 1 y Liga 2, por los estudios. Dejé Zamora [a mitad de temporada] para ir a Rivas, que tenía un buen proyecto, y después continué en Madrid [Leganés, Liga Femenina 2] para tener tiempo libre y poder sacarme la carrera de INEF. Ya con el título, firmé por Mann Filter porque me gustaba su entrenador [Álex Cebrián]. Este año he tenido varias opciones y he acabado decidiéndome por Lugo. —¿Tuviste alguna oportunidad de quedarte en Zaragoza?En principio, iba a renovar. De hecho, cuando me lesioné me lo propusieron varias veces. Si Álex hubiese continuado como entrenador [él mismo anunció su marcha; su sustituto fue Jesús Gutiérrez], sé que hubiese luchado para que me quedase. Estuvimos cerca de ponernos de acuerdo, pero al final quisieron cambiar un poco la plantilla. —Lo que no pudo ser... Por cierto, has vuelto a jugar a Galicia. ¿Tienes algún especial en Vigo? ¿Lo has encontrado ya en Lugo? A pesar de la lluvia, Galicia me deslumbra. Aquí se vive bien. Mi rincón favorito de Vigo es un chiringuito de Canido en el que me gusta tomarme un buen tinto y un café, observando la playa. También me encanta la zona de Pato [a unos kilómetros de Vigo]. En Lugo todavía no lo he encontrado. —Gema, te agradezco mucho la entrevista, y te dejo en el chiringuito de Canido. Al menos imagínate que estás allí [nos reímos]...Cuando vayas a Vigo tienes que ir. —Suelo ir en verano. Le preguntaré a mi primo.   ¡Se come un pulpo espectacular!Para escuchar el reportaje con Gema García en 'Desde la anécdota', mi sección en La Hora de [email protected], de Pasión Deportiva Radio: http://www.ivoox.com/hora-lokos-2x11-audios-mp3_rf_3809314_1.html



Volver a la Portada de Logo Paperblog