Revista Tecnología

Google quiere ser juez y parte en la publicidad online: Chrome integrará su propio bloqueador de anuncios, según WSJ

Publicado el 21 abril 2017 por Ángel Leonardo Torres @AngelToOficial
Google quiere ser juez y parte en la publicidad online: Chrome integrará su propio bloqueador de anuncios, según WSJ
No son figuraciones tuyas. La publicidad online cada vez es más agresiva. Los vídeos que se reproducen solos se han convertido en estándar, los pop-ups han vuelto por la puerta grande y cada vez es más difícil evitar los anuncios. El remedio a este infierno puede estar en manos de Google.

Según el Wall Street Journal, Google es muy consciente de esta situación, y está desarrollando un sistema de bloqueo propio para su navegador Chrome. Si el plan sale adelante, podría forzar a los anunciantes a moderarse con sus contenidos, pero es un “si” muy grande.

El WSJ ha tenido acceso a fuentes internas de Google que aseguran que el adblock en el que la compañía está trabajando funcionará tanto para las versiones móvil como para las de escritorio de Chrome y estará activo por defecto. Eso sí, no filtrará absolutamente todos los anuncios. Solo aquellos que no cumplan con los estándares de la Coalición para una Mejor Publicidad. En la práctica, eso significa que los vídeos que se reproducen automáticamente con audio y los anuncios de gran tamaño no estarán permitidos. Al parecer, Google está aún decidiendo si la herramienta bloquea anuncios concretos o toda la publicidad de una página que infrinja los estándares de buenas prácticas.
¿Por que una compañía que gana miles de millones con el mercado publicitario online querría adornar su propio navegador con un sistema que bloquea los anuncios? Es sencillo. Google no quiere que los usuarios descarguen y usen adbocks sobre los que no tiene ningún control. Los informes indican que el 26% de los usuarios de equipos de escritorio, y Google no quiere que esa cifra suba aún más.
La firma StatCounter asegura que Google acapara algo más del 52% del mercado de navegadores actual. Su competidor más cercano es Safari, y solo tiene un 14% de cuota. El resto manejan cifras de un sólo dígito. Si Google decide hacer cumplir unos estándares a los anunciantes, cualquier web que quiera sobrevivir tendrá que acatarlos.
Otra de las cosas que no le gusta a Google es que servicios como Adblock Plus permitan a las compañías pagar para estar en una lista de anunciantes permitidos. El gigante de las búsquedas ya paga a la compañía filial de Adblock precisamente por eso. No faltan razones para que suene la alarma en este sentido. ¿Ofrecerá Google una lista blanca similar o se ajustará a los estándares de una organización independiente?
Si se aplica de manera correcta, el adblock de Google no solo beneficiará a la compañía. Los usuarios disfrutarán de una experiencia de navegación más razonable y ya no tendrán que descargar tantos adblocks de terceros. Considerando que la mayor parte de páginas (incluida esta) vive gracias a la publicidad, el esfuerzo de Google debe ser visto como un esfuerzo para salvar la navegación tal y como la conocemos.
Según las fuentes del WSJ, Google podría lanzar este bloqueador de anuncios en cuestión de semanas. Aunque también podría archivarlo para siempre. [vía Wall Street Journal]

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista