Revista Mundo vegetal

Grandes [email protected] de la Historia. Emperatriz Joséphine (II): Joséphine en La Malmaison.

Por Diasderosas

Grandes roser@s de la Historia. Emperatriz Joséphine (II):  Joséphine en La Malmaison.
Joséphine como Emperatriz de los franceses, retratada en 1806 por Henri-François Riesener. Se puede observar el estilo de los vestidos de la época, con corte bajo el pecho. Desde entonces, los vestidos así cortados se llaman 'estilo imperio'.
Continuación de la primera parte.
Jósephine y Bonaparte estuvieron casados desde 1796 hasta 1809. Durante esta etapa de intensos avatares políticos, Napoleón pasó de General con notoriedad y fama, a ser Emperador de los franceses (1804).
En 1798, la pareja compró el Château de la Malmaison, cercano a París, con un amplio jardín, de varios cientos de hectáreas. Se restauró, y se convirtió en símbolo del período del Imperio Napoleónico.
Joséphine redecoró La Malmaison con un estilo exquisito, algo extravagante, e hizo de sus jardines la envidia de Europa, y centro de estudios botánicos.
Era una amante genuina de las plantas. Financió expediciones a lugares lejanos, para traer rarezas botánicas a su colección. Más de doscientas nuevas plantas fueron introducidas en Francia: dalias, Lapageria rosea, Brunsvigia josephinae, etc..
Los botánicos franceses más expertos de la época estudiaron y clasificaron las nuevas introducciones. El gran pintor de flores, Pierre-Joseph Redouté dejó testimonio gráfico de todo ello.
Grandes roser@s de la Historia. Emperatriz Joséphine (II):  Joséphine en La Malmaison.
Rosa centifolia, pintada por Redouté.
Joséphine tuvo la determinación de cultivar en su jardín todas y cada una de las variedades de rosas conocidas en el momento. El equipo de
jardineros lo dirigía un escocés, Hewartson, hombre de reconocido prestigio y habilidad jardineril. Sus jardineros crearon nuevos cultivares, llegando a haber más de 250 rosas distintas en La Malmaison, frente a las sólo 50 que Linneo había clasificado cinco décadas antes.
En estos años, la afición rosera se transforma por completo, y fue debido a dos causas. En primer lugar, fue el momento de los inicios de la hibridación manual, transfiriendo polen de una progenitora a los pistilos de otra. En segundo lugar, coincide con la época en la que las primeras rosas chinas llegan a Europa, transformando por completo el concepto que se tenía de este género. Francia y Gran Bretaña estaban en vanguardia de los nuevos descubrimientos botánicos.
Grandes roser@s de la Historia. Emperatriz Joséphine (II):  Joséphine en La Malmaison.
Rosa eglanteria, pintada por Redouté.
Oficialmente, existía un bloqueo comercial que prohibía el comercio entre Francia y Gran Bretaña, debido a la guerra. Pero, gracias a la intervención de Joséphine, el obtentor belga Louis Parmentier recibió una licencia para importar plantas de Gran Bretaña, que, a su vez, llegaban a Francia. John Kennedy, de Hammersmith (Londres), tenía una licencia similar para importar desde Francia.
Tras un azaroso matrimonio, lleno de infidelidades por ambas partes y sin la posibilidad de un heredero, Bonaparte decide divorciarse de Joséphine en 1809, aduciendo motivos de estado.
Joséphine continuó viviendo en La Malmaison hasta su fallecimiento en 1814, debido a una neumonía.
El Château de la Malmaison es actualmente Museo Napoleónico. En su interior se pueden ver todo tipo de documentos, objetos, pinturas, etc. de este período.

"Una rosa es una rosa es una rosa".
Gertrude Stein.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista