Revista Economía

Guía del buen gobierno corporativo

Publicado el 18 junio 2019 por Javier Pérez Caro @JavierPerezcaro
Guía del buen gobierno corporativo
[email protected] [email protected] Sinopsis Este libro demuestra que el buen gobierno corporativo es básico para que las empresas alcancen resultados óptimos, de forma eficiente y sólida. Permite entender el cambio legislativo en la Ley de Sociedades de Capital y en el Código Penal de 2015, cómo preparar a la empresa para asegurarse de que cumple con la legislación de forma sencilla y práctica, y recoge cómo la cuenta de resultados se puede beneficiar de todo ello. Buen gobierno corporativo es llevar la empresa de la mejor manera posible, con eficacia y transparencia. Pero todo el mundo piensa acto seguido en más carga administrativa, más trabajo tedioso, más pérdida de tiempo y de dinero. No es así, y esta guía lo demuestra. Explica lo que significa el buen gobierno, lo que implica, y cómo enlaza con el cambio legislativo acontecido. Y todo ello de una forma sencilla y fácil de entender. Casi todo lo publicado previamente se centra tan solo en el aspecto legal de los miembros del consejo de administración, o en por qué el administrador no puede contratar a su cuñado como responsable de tesorería (lo que se conoce como conflicto de interés). No hay obras que aborden el modelo de buen gobierno en su totalidad. Este libro presenta, pues, una información que hasta ahora no se ha expuesto así, completa y accesible. Un libro dirigido al empresario de antaño, de toda la vida, al empresario moderno, a esos millennials que quieren montar su propia empresa, a las pequeñas y medianas empresas, a los administradores, así como a los que les asesoran vía asesorías legales y bufetes de abogados, y, en general, a todo aquel que quiera saber y entender de qué va esto del buen gobierno corporativo.
«La cualidad de un líder se refleja en las exigencias que pone a sí mismo» Ray Kroc
El buen gobierno es necesario para asegurar la perdurabilidad de la compañía. Debe ser un documento que se revise periódicamente para actualizarlo, así el paso del tiempo y la solidez de la empresa nos ira indicando que podemos mejorar.
No es cuestión de cumplir la Ley de sociedades de capital o el código… es más un tema de hacer las cosas de manera excelente, de profesionalizar la compañía, atraer/ retener el mejor talento, hacer negocios con compañías éticas. Apostar por el buen gobierno es sinónimo de empresa sólida.
«Invierte tu tiempo en mejorarte a ti mismo por medio de lo que otros hombres escribieron, ya que de esa manera obtendrás fácilmente lo que a esos otros hombres les costó tanto trabajo lograr» Sócrates
(…) requisitos para considerar si el administrador ha causado daño a la sociedad. ― Que haya acto u omisión. ― Que haya incumplido sus obligaciones como administrador. ― Que el acto u omisión haya causado daño a la empresa. ― Que el daño se pueda cuantificar.
(…) hay que tener mucho cuidado y ser muy diligente a la hora de formar parte de un consejo de administración (…)
(…) renuncias fehacientemente a tu puesto en el consejo de administración y dicha renuncia tiene que ser ante notario y comunicada por éste a la empresa (…)
(…) cuando te nombran miembro de un consejo de administración, el nombramiento se registra en el registro mercantil y hasta que no se registre no es oficialmente miembro del consejo (…)
(…) como administrador tu deber es ser diligente y proactivo en el negocio (…)
(…) el código penal (…) enfatiza la función destacada de vigilancia del consejo de administración; no solo hacia la empresa, sino también dentro del mismo consejo, como conocimiento, control y conexión de lo que hacen los demás consejeros y directivos (…)
Modelo de buen gobierno corporativo, los requisitos que debe incluir: ― Identificar las actividades en las que se pueden cometer delitos. ― Establecer forma de tomar decisiones y ejecutarlas para evitar los delitos en esas actividades (…) ― Tener modelos de gestión de los recursos financieros para impedir la comisión de los delitos. ― Imponer la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimiento al organismo encargado de vigilar que las medidas de control estén implementadas y funcionando. ― Establecer sanciones por incumplimiento. ― Revisar periódicamente el modelo.
Buen gobierno corporativo es aquel que se ejerce de una manera objetivamente correcta, persiguiendo el cumplimento de los intereses generales y consiguiendo en un alto grado una buena gestión, alcanzando cotas muy aceptables de transparencia, eficacia, eficiencia, cumplimento de la legalidad, y un alto grado de satisfacción en el ciudadano.
(…) el buen gobierno corporativo implica transparencia, legalidad, participación (…) responsabilidad, consenso (…) eficiencia y eficacia.
En el desempeño de sus funciones, el administrador tiene el deber de exigir y el derecho de recabar de la sociedad la información adecuada y necesaria que le sirva para el cumplimiento de sus obligaciones.
Diligencia es: cuidado, prontitud, agilidad y eficiencia con la que se lleva a cabo una gestión.
(…) la Ley de sociedades de capital te pide dedicación adecuada y tomar las medidas precisas para la buena dirección y el control (…)
(…) la auditoria es obligatoria a partir de ciertos volúmenes de ingresos. A saber: Se tienen que cumplir al final del ejercicio dos de los requisitos siguientes:
― Que el total de los activos superen los 2.850.000 euros. ― Que el importe neto de la cifra de negocios supere los 5.700.000 euros. ― Que el numero medio de trabajadores de la compañía durante el ejercicio supere los 50.
«La mayoría de los problemas de comunicación pueden resolverse con proximidad» John C. Maxwell
Guía del buen gobierno corporativo Elisa Turullols  Almuzara
Link de interés Buen Gobierno Corporativo; Bases conceptuales y aplicaciones prácticas Guía práctica para el buen gobierno de las empresas familiares La dirección de las organizaciones; Remando contracorriente
«En Dios creemos, el resto pasa por caja»
Recibid un cordial saludo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas