Revista Salud y Bienestar

III Jornadas Actualización AMS: Patología en el Deporte

Por Fat
III Jornadas Actualización AMS: Patología en el Deporte
El control de la inflamación crónica con medicina biorreguladora, junto con una adecuada nutrición y la práctica del deporte, podría ayudar a reducir la pérdida de masa muscular (sarcopenia), asociada a la edad, sin los efectos secundarios de otros medicamentos que se han propuesto para su prevención o tratamiento, según el doctor Juan de Dios Beas, jefe de Sección de Medicina Deportiva del Centro Andaluz de Medicina del Deporte (CAMD), que participa en las III Jornadas de Actualización AMS de Patologia en el Deporte.
El doctor Beas ha analizado los mecanismos de acción demostrados por Traumeel y Zeel, dos de los medicamentos homeopáticos compuestos que utiliza la medicina biorreguladora para modular la inflamación, y considera que podrían ser “beneficiosos en el tratamiento de la sarcopenia”. No obstante, el doctor matiza que es una enfermedad “multifactorial y sólo estaríamos modulando con estos medicamentos uno de los factores que la causan, la inflamación”.
Un trabajo de la Universidad de Buenos Aires publicado en la revista Medicina señalaba que “el proceso inflamatorio tiene un rol importante en el envejecimiento y es uno de los determinantes fundamentales de fragilidad en el anciano. Algunos autores sostienen la hipótesis de un modelo dinámico de fragilidad en el cual coexisten inflamación, desregulación neuroendocrina y sarcopenia, que contribuyen en conjunto a la declinación de las funciones fisiológicas y funcionales del anciano”.
En torno a los 50 años se considera normal tener una masa muscular de alrededor del 40% del peso corporal, lo que posteriormente va disminuyendo, hasta llegar en algunos casos a menos del 25%, sobre los 70 años, lo que se considera crítico. Se calcula que entre el 10% y el 20% de la población mayor de 65 años sufre pérdida de masa muscular y entre el 25% y el 50% en los mayores de 80 años, siendo mayor en hombres que en mujeres. Hasta el momento, los tratamientos utilizados para la sarcopenia no han demostrado eficacia, como en el caso de los antiinflamatorios y analgésicos convencionales (AINE), o los efectos adversos son excesivos, como los tratamientos hormonales, “por lo que con los conocimientos actuales no se recomienda su uso”, explica el doctor Beas.
El experto utiliza ya medicina biorreguladora para controlar el dolor y la inflamación sin los efectos secundarios de los AINE en el tratamiento de lesiones deportivas y para prevenir el síndrome de sobreentrenamiento. A su juicio, “es importante controlar la inflamación de manera natural, como permite la medicina biorreguladora, para lograr el máximo rendimiento, favorecer las recuperaciones deportivas y reducir su pérdida progresiva de masa muscular que se produce con la edad”.
Traumeel es el medicamento homeopático compuesto que el experto señala como “estrella” en el tratamiento de la inflamación en lesiones musculares y tendinosas. Es un regulador, así como un agente analgésico, antiedematoso y antiexudativo, que reduce rápidamente la inflamación, alivia el dolor y favorece la recuperación. Por su parte, Zeel está indicado para tratar los daños del cartílago y las condropatías por exceso de trabajo físico de las articulaciones y puede utilizarse como tratamiento preventivo.
-Deporte de élite
Tres de cada diez deportistas de élite andaluces conoce o utiliza ya la medicina biorreguladora para el tratamiento del dolor y la inflamación producidos por las lesiones. El especialista explica que los medicamentos homeopáticos compuestos con los que cuenta la medicina biorreguladora están indicados “para muy diversos tipos de lesiones, si bien, dado que las más frecuentes en el deporte son las tendinosas y musculares, Traumeel es el medicamento más utilizado”.
La principal ventaja del uso de la medicina biorreguladora para los deportistas frente a los AINE, señala el doctor, es la falta de efectos secundarios. “Evita las molestias gástricas y no tenemos que hacer uso además de un protector gástrico”. Además, continúa, otra de las ventajas más importantes es que este tipo de medicamentos “no está tipificado como sustancia dopante, por lo que no da positivo en los controles antidoping. Algo que sí sucede, por ejemplo, con los corticoides u otras sustancias de la medicina convencional cuyo uso en deportistas está sujeto a estrictas restricciones”. Los medicamentos homeopáticos compuestos, en cambio, por su composición con principios activos de origen vegetal y mineral, en microdosis, equivalentes a las que se encuentran en los mediadores de las respuestas celulares, favorecen los mecanismos de recuperación naturales del organismo.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog