Revista Coaching

Inteligencia empresarial: Las claves para ser un emprendedor con talento Leer más: Inteligencia empresarial: Las claves para ser un emprendedor con talento

Por Jcvalda @grandespymes

creatividad 10“No nos gusta concebir la empresa como una máquina de hacer dinero sino como una concentración de talento”. Es más interesante la capacidad empresarial antes que la habilidad para ganar dinero.

Con esta idea explican la concepción de empresa como motor económico Santiago Satrústegui y José Antonio Marina en su obre “La creatividad económica” recientemente publicada por Ariel. Su estudio hace una profunda revisión a lo que debería ser la inteligencia creativa porque “si pretendemos enseñar a emprender, debemos ser emprendedores”.

El problema es que hoy en día, la capacidad empresarial está un tanto desvirtuada. Mucha parte de la culpa la tiene la especulación, que “produce beneficios personales, pero es estéril desde el punto de vista social”. Y casi siempre desemboca en la corrupción. Generar una buena idea rentable está más allá de esta circunstancia.

¿Cómo es la inteligencia de un emprendedor?

Aseguran Marina y Satrústegui que el principal talento del emprendedor está en descubrir oportunidades, lo que en realidad supone inventarlas. “El cazador que llevamos dentro es un hombre alerta como lo definió Ortega y Gasset”, afirman. Supone en casi todos los casos resolver un problema para el que no se tienen los recursos adecuados.

De ahí la necesidad de una inteligencia creadora. Se trata de encontrar formas que resuelven los problemas de manera que no encontremos competencia. Es la llamada “estrategia del océano azul”. Si estás haciendo cola en una puerta por dónde quiere pasar todo el mundo. ¿Por qué no buscas una entrada alternativa? Este sería el símil que define el modo de pensar.

Claro, es estupendo decirle a alguien “crea un mercado único” cuando lo difícil es encontrar la manera de hacerlo. Para eso hace falta “educar e investigar la inteligencia emprendedora”. El hábito de crear se adquiere mediante entrenamiento, que se puede realizar en las escuelas de negocios mediante expertos. En este caso, es importante trabajar sobre la memoria del empresario.

¿Cómo tiene que ser la memoria del empresario?

Todos los creadores “tienen un estupenda memoria para los asuntos de su dominio”, apuntan ambos expertos. La memoria no es solo un mapa, ni un archivo o almacén; por el contrario, es también “una fuente de ocurrencias”, forma parte de esa incansable máquina generadora que es la inteligencia. Cuando guardamos algo en la memoria, lo que aprendemos en realidad “es la acción mental que va a producir esa información”,. La memoria de un matemático es como la memoria muscular de Federer, pero especializada en números. Siguiendo con esta analogía, la de un empresario consiste en elaborar proyectos y ponerlos en marcha.

El otro componente de la memoria son una serie de hábitos operativos tales como buscar, comparar, extrapolar, completar, combinar, trasladar de escenario, etc. Son hábitos automatizados que se manejan con gran facilidad pero la inteligencia empresarial ha de ser capaz de evaluar cada una de las ocurrencias para llegar a la mejor solución.

O dicho de otra forma. Hay que ser capaz de examinar de forma crítica todo aquello en lo que se ha pensado y refinar las pocas cosas que funcionan. Hay que estar preparado para desechar el 90% de las ideas que se nos ocurren sin suprimir para ello el proceso de actividad mental que nos ha llevado hasta ellas.

¿Qué es la gestión creativa?

Una cosa es iniciar un proyecto, detectar las oportunidades, encontrar financiación y dar el primer impulso y otra bien distinta organizar, liderar equipos y conseguir un ritmo adecuado de innovación. En este momento, una empresa tiene que innovar constantemente. Cada vez surgen productos nuevos con mayor rapidez, productos que tienen un ciclo de vida ya muy corto. Hay que ofrecer servicios y no solamente objetos.

La solución pasa por crear empresas inteligentes, que es aquella capaz de aprovechar el máximo talento de sus empleados. La empresa inteligente consigue que un conjunto de personas -quizás no excepcionales- llegue a resultados extraordinarios trabajando de una determinada manera. Es lo que los expertos llaman “inteligencia compartida”.

¿Y la organización creativa?

Ajustar la producción y la mano de obra a las fluctuaciones de la demanda “es un alarde de organización creativa”, explican Satrústegui y Marina. Un ejemplo muy claro es el ‘just in time’ inventado por Toyota. Su cambio estructural tiene que ver con el sistema de comunicación que impone entre la producción, la cadena de proveedores y las ventas. Consiguió no tener piezas en el almacén sino introducirlas directamente el proveedor a la cadena de montaje. Y justó continuamente la producción a la demanda. Su sistema consiste en “producir los elementos necesarios, en la cantidad necesaria y en el momento necesario”. En el fondo, la idea que subyace es que detrás de todos los inventos organizativos está la capacidad de la empresa para reinventarse a sí misma.

Fuente http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20130806/inteligencia-empresarial-claves-para-2432561.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas