Revista Baloncesto

Itziar Germán: "En mi vida personal me guardo un poco las emociones, pero en la cancha las saco todas"

Publicado el 27 abril 2019 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
La alero del Celta reflexiona con Cronómetro de Récords sobre la vital victoria por 52-57 ante el CB Clarinós, anfitrión de la fase de ascenso a Liga Día 

Itziar Germán trata de ponerle las cosas difíciles a Gabbi Ortiz. Foto: FEB. 


A cualquiera que haya visto en una pista de baloncesto a Itziar Germán (Valencia, 1986) le sorprenderá la confesión de la alero del Celta a Cronómetro de Récords. 

—En mi vida personal me guardo un poco las emociones, pero en la cancha las saco todas. Para muestra, su última canasta, la de la tranquilidad y a 22 segundos, pone una distancia insalvable para el CB Clarinos (47-57). Itziar Germán grita, choca las manos con sus compañeras y salta, espalda con espalda, con Elo Edeferioka. "¡Ha sido una alegría tremenda! Diría que nadie se esperaba que ganásemos [52-57 fue el resultado final] al anfitrión de la fase de ascenso a Liga Día. Vamos dando sorpresitas y esa canasta ha sido un 'venga, ya está'", añade después de la cena del equipo. 

"Bueno, no está", aclara Itziar Germán. Quiere ganar al Leganés este sábado (Canal FEB, 19.15 horas) para que el Celta sea primero de grupo 1 y se enfrente por una plaza en la élite al segundo clasificado del 2, al perdedor del CD Promete-CB Almería. El conjunto gallego será segundo si no cae por más de 12 puntos o el CB Clarinos pierde ante el Barça CBS.

Dentro y fuera de la pista Itziar Germán es empática. Le gusta ponerse en la piel de los demás y ayudarles: "Intento sacar siempre el lado bueno de las personas e invitarlas a que confíen en ellas mismas, disfruten, sonrían y se olviden un poco de los problemas". Hildur Kjartansdottir lo sabe muy bien. La ala-pívot islandesa está jugando la fase de ascenso con la rodilla izquierda un poco tocada y su puesta en escena ante el CB Clarinos resultó un desastre. En 10m 19s de la primera parte Kjartansdottir falló sus cinco tiros, cometió dos personales y extravió una pelota. Era un manojo de nervios. En el descanso (27-28), Itziar Germán habló con su compañera: "Notaba que Hildur estaba en tensión y que dudaba. Por eso le he comentado que estuviese tranquila y que se concentrase en divertirse y disfrutar. Que si lo hacía, las cosas saldrían bien. Se ha apoyado en el equipo, se ha sacudido el nerviosismo y ha sonreído. El Celta siempre sonríe, independientemente de lo que pase en la pista". Kjartansdottir se transformó en la segunda parte y compareció con cinco puntos casi seguidos (27-35 a los 23m 4s), frenó después a un CB Clarinos que se acercó mucho tras una canasta de Cristina Pedrals (45-50 a 3m 17s) y, a 1m 30s y con 46-53, le hizo un tapón (que no recogieron las estadísticas oficiales) a Esther Montenegro con la ayuda de Raquel Carrera.   —Itziar, dice mucho de vosotras que hayáis dejado en una canasta al CB Clarinos en el tercer cuarto y en siete en toda la segunda parte... –le digo a Itziar Germán. —Pero yo creo que ellas se han deshinchado un poco. Me esperaba que reaccionasen en algún momento, pero no han sido capaces –responde—Las habéis desquiciado. —Con unas cambiábamos, con otras hacíamos otra cosa... Hemos jugado muy bien, pero ahora tenemos que pensar sólo en el Leganés. Nos estamos sintiendo arropadas para nuestra afición. No te voy a engañar, nos gustaría que Vigo se hubiese volcado más con nosotras, pero el aliento de la gente que ha venido nos parece el de 3.000 personas. Les estamos muy agradecidas.  Por las manos (y, sobre todo, por los rebotes) de Elo Edeferioka pasan gran parte de las aspiraciones de ascenso a Liga Día del Celta. Ante el Clarinos la pívot nigeriana cogió nueve rebotes y metió cuatro de sus diez puntos en el primer gran apagón del rival, incapaz de anotar en 5m 21s. En las locales Gabbi Ortiz nunca se sintió cómoda (1/10), Atkinson, muy mermada físicamente, apenas pudo aportar y Cristina Pedrals sólo metió dos puntos en la segunda parte. Itziar Germán tampoco tuvo su mejor día, por más que sus únicas tres canastas llegasen en momentos oportunos. La primera, a los 7m 18s, frenó a un CB Clarinos más enchufado con Gabbi Ortiz y Cristina Pedrals que se había escapado por 11-6. La segunda marcó territorio cuando a ambos equipos les costaba mucho anotar (40-48 a 4m 35s). La última fue la de la tranquilidad. La alero del Celta tuvo un día nefasto con los triples (0/7). "Me di cuenta de que no era mi día con los tiros de tres, pero sabía que sí sería la jornada para otra compañera. Cuando fallo, no pienso en el error, sólo en aprovechar las ventajas, buscar a la compañera que esté más caliente o mejor situada...". No hubo una jugadora más regular en el partido que Anne Senosiain (17 puntos, tres rebotes y otras tantas asistencias), capaz de sostener a su equipo en los momentos más delicados y de multiplicar su alegría en los buenos. "Anne es nuestra base, la capitana y la referencia, aunque en el Celta no tenemos líderes ni estrellas. Todas estamos esperando el momento en el que exploten Senosiain o Raquel Carrera, pero nos necesitamos las unas a las otras", cierra Itziar Germán, orgullosa. Con una gran sonrisa. Quizás no se guarde casi todas las emociones fuera de la pista. 

Enlaces relacionados

Anne Senosiain: "Aunque a veces no se lo crea, Celia García tiene un peso muy importante en el equipo"

Celia García: "Desde que volví de Estados Unidos me está costando disfrutar del baloncesto"

Anne Senosiain: "Traslado mi espontaneidad a la pista"

Galería de clics del CBF Cerdanyola-Celta

Galería de clics del Barça CBS-Celta

Cristina Cantero: “Todo el mundo sonríe con el juego de Alba Torrens. Pase lo que pase, la jugadora tiene que sonreír”

Raquel Carrera: “Cristina Cantero no me puede tratar diferente por ser la más pequeña”

Itziar Germán cree en los imposibles

Cristina Cantero: “Es básico que las niñas se enganchen al baloncesto desde pequeñitas”

“Alba Torrens es puro corazón”

Itziar Germán: “La unión y el coraje deben ser nuestras bazas principales”

Itziar Germán: "Ser la capitana de Conquero es un orgullo"

Las lágrimas de historia de Itziar Germán

Itziar Germán: "Como capitana, no puedo estar nunca débil"

Itziar Germán, nacida para ser capitana


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas