Revista Cine

Jim Carrey abandona la campaña promocional de 'Kick-Ass 2' por la extrema violencia del film

Publicado el 26 junio 2013 por Lapalomitamecanica
Mark Millar, autor del cómic, publica una carta para convencer al actor de que regrese
Jim Carrey abandona la campaña promocional de 'Kick-Ass 2' por la extrema violencia del film
"Hice Kick-Ass un mes antes que lo de Sandy Hook, y ahora, plenamente consciente, no puedo apoyar ese nivel de violencia. Mis disculpas a los demás implicados en la película. No me avergüenzo de ella, pero los eventos recientes han dado un vuelco mi corazón". Éste ha sido el argumento que Jim Carrey ha ofrecido en Twitter tras anunciarse públicamente que el intérprete no participaría en la promoción de Kick-Ass 2, cinta en la que pone su carismático rostro al villano y cuyo tráiler tenéis disponible aquí. Así, la secuela se queda en plena campaña sin su pieza más clave de cara a la obtención de popularidad y complicidad con el público, por no mencionar el principio de oportunidad que ofrece a esos sectores más críticos con la presencia de la violencia en el cine y sus presuntas conductas equivalente en la sociedad, nexo escasamente fundado.
Ante la postura tomada por el actor, Mark Millar, autor del cómic en el que se basa el fim, ha publicado una carta abierta en su web oficial tratando de convencer a Carrey para que reconsidere su decisión y regrese a la campaña, en la que además del clásico "Jim, eres la hostia, tío, este trabajo es el mejor de toda tu carrera, estás soberbio, te queremos" y demás lametones de culo, proporciona argumentos bastante razonables en las que el escritor, aunque se muestra respetuoso y comprensivo con la visión del intérprete defiende la incoherencia de establecer una relación existente entre la ficción y la realidad, burlándose incluso de la polémica vertida sobre Superman -ojito que hay SPOILER-.
"Al final es su decisión, pero nunca he comprado esa idea de que la violencia en la ficción engendra violencia real, al menos, no más que la cantidad de niños magos que hay en la vida real tras haber visto Harry Potter. Nuestro trabajo como narradores es entretener y nuestras herramientas no se pueden ver saboteadas por una renuncia a usar armas de fuego en una peli de acción. Imaginad una película de John Wayne en la que no estuviese armado, o una de Rocky en la que Stallone no golpeara repetidamente la cara de su contrincante. Nuestro público es suficientemente inteligente como para saber que todos fingen y que por tanto deberíamos sentarnos y disfrutar el chute de serotonina de ver a tipos malos acabar mal igual que disfrutábamos viendo estallar la Estrella de la Muerte. (...) Kick Ass 2 es diversión ficticia, así que enfoquemos nuestra rabia hacia la violencia real que hay en el mundo, como la guerra de Afganistan, la alarmante tensión en Siria en la actualidad y el hecho de que Superman rompió el puto cuello de un tipo".
Os dejamos la misiva completa tras el salto.
"Antes que nada, adoro a Jim Carrey. Cuando el productor Matthew Vaughn y el director Jeff Wadlow me llamaron y me propusieron que hiciéramos una conferencia telefónica con él para hablar de la secuela de la película de 2010, estaba muy nervioso. Como vosotros, amo Olvídate de Mí, Man on the Moon y El Show de Truman. Carrey es un actor como ningún otro, una impredecible fuerza de la naturaleza que proporciona una compleja empatía y humanidad a su trabajo a la vez que esa imparable energia por la que ha sido reconocido desde siempre. Tuvo un almuerzo con Matthew en la época de la primera película y fue una broma genial que apareciera esa noche en el show de Conan O’Brien vestido de Kick-Ass, cantando un dueto con Conan disfrazado de Superman. Vaughn y yo tomamos nota de que teníamos que trabajar con este tipo lo antes posible ya que somos grandes admiradores.
Unos tres años después me siento en una sala de proyección en Londres viendo la que creo que es una de las mejores interpretaciones de Carrey en toda su carrera. He visto Kick-Ass 2 de diversas maneras, pero ésa era el montaje definitivo incluyendo títulos de crédito y la terrible secuencia post-créditos que todo vais a adorar. No puedo estar más feliz con esta película. Es tan buena como la original y, en muchos aspectos, más grande, ya que expande el universo y lleva todo al siguiente nivel. Hay cantidad de cosas destacables, cada actor lo da todo y el guión funciona como un tiro. Pero Carrey en particular está soberbio. Nunca había hecho algo como esto antes, ni siquiera en lo visto en el trailer, con su perro enmascarado entrenado para morder los huevos de los criminales, puedes ver que algo muy especial y divertido está ocurriendo ahí. El Coronel barras y estrellas es muy carismático y todas us escenas están a la altura del el impresionante giro de Nicolas Cage como Big Daddy en la primera… lo que hace aún más sorprendente lo que Jim ha anunciado esta noche, que la violencia armamentística de Kick-Ass 2 le ha hecho retirar su apoyo a la película.
Como todos sabréis, Jim es un comprometido defensor del control de armas y respeto tanto su política como su opinión, pero estoy asombrado por su repentino anuncio ya que nada de lo que se ve en la película es distinto a lo que había en el guión hace dieciocho meses. Sí, el número de cadáveres es muy alto, pero una película titulada Kick-Ass 2 realmente debe dar lo que indica su título. Una secuela de la película que nos descubrió a Hit-Girl iba a tener necesariamente algún derramamiento de sangre y esto no debería ser ningún shock para alguien que disfrutó tanto la primera entrega. Mis cómics son muy fuertes, pero las películas están adaptadas para una audiencia mayoritaria, y si os gustó el tono de la primera peli, vais a devorar ésta con cuchara y todo. Como Jim, estoy horrorizado con la violencia real (pese a ser escocés), pero Kick-Ass 2 no es un documental. ¡Ningún actor fue dañado durante este rodaje! Es ficción como Tarantino y Peckinpah, Scorsese y Eastwood, John Boorman, Oliver Stone y Park Chan-wook. Kick-Ass evita las habituales muertes sin sangre de las grandes pelis veraniegas y aún así se centra en las CONSECUENCIAS de la violencia, así como sus ramificaciones entre familia y amigos o, como vimos en la primera, Kick-Ass pasando seis meses en el hospital tras su primer altercado. Irónicamente, el personaje de Jim en Kick-Ass 2 es un cristiano renacido y su gran punto es el que decidiéramos que rechazase las armas de fuego, algo que él nos dijo que le acerco al personaje antes que otras cosas.

Al final es su decisión, pero nunca he comprado esa idea de que la violencia en la ficción engendra violencia real, al menos, no más que la cantidad de niños magos que hay en la vida real tras haber visto Harry Potter. Nuestro trabajo como narradores es entretener y nuestras herramientas no se pueden ver saboteadas por una renuncia a usar armas de fuego en una peli de acción. Imaginad una película de John Wayne en la que no estuviese armado, o una de Rocky en la que Stallone no golpeara repetidamente la cara de su contrincante. Nuestro público es suficientemente inteligente como para saber que todos fingen y que por tanto deberíamos sentarnos y disfrutar el chute de serotonina de ver a tipos malos acabar mal igual que disfrutábamos viendo estallar la Estrella de la Muerte. La acción en Kick-Ass 2 es distinta a lo que hayáis visto antes. El humor, los personajes, el corazón y las set-pieces son cosas de las que estamos totalmente orgullosos y la única advertencia que hago es que es MUY EMOCIONANTE. Kick-Ass 2 es diversión ficticia, así que enfoquemos nuestra rabia hacia la violencia real que hay en el mundo, como la guerra de Afganistan, la alarmante tensión en Siria en la actualidad y el hecho de que Superman rompió el puto cuello de un tipo. 
Jim, te quiero, y espero que lo reconsideres por todo lo anterior. Estás fantástico en esta película insanamente divertida y estoy muy orgulloso de lo que Jeff, Matthew y todo el equipo han logrado aquí. 
Amor y paz,
Mark Millar".
/Vía THR

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista