Revista Opinión

Justicia sin proporcionalidad no es justicia

Publicado el 08 junio 2016 por Elblogderamon @ramoncerda

Hace unos días hablaba de la sentencia italiana en la que se consideraba que no era delito robar comida por necesidad y comentaba la falta de proporcionalidad que suponía la sentencia anterior a la definitiva que lo condenaba a seis meses de cárcel y multa de cien euros por un intento de hurto de apenas cuatro euros en productos alimenticios. He de decir que me sorprendió que a casi nadie le pareciera desproporcionada la medida; puede que porque el artículo se centraba demasiado en la sentencia definitiva que hablaba directamente de que no era delito y eso ocasionaba cierta indignación. Lo cierto es que me hubiera gustado centrarme más en lo que realmente quería destacar (mea culpa), que era, no el hecho de que se considerara delito o no, sino si nos debía de parecer justo y proporcionado que alguien pudiera ser condenado a seis meses de cárcel por un intento de hurto de esas características, porque lo que realmente pienso y mantengo es que la justicia sin proporcionalidad no es justicia.

Justicia sin proporcionalidad, el absurdo de cada día

#Justicia sin proporcionalidad

Justicia sin proporcionalidad… Eso sí que tendría que ser delito

Estos días está siendo noticia el ingreso en prisión de un joven de 24 años de Granada que, siendo todavía adolescente cometió un delito al usar una tarjeta de crédito falsa, en una compra de 79,20 euros.

No voy a decir que usar una tarjeta de crédito falsa (aunque afirme que no sabía que era falsa) no tenga que ser considerado un delito; creo que debe serlo. Ahora bien, estamos otra vez ante un caso de justicia sin proporcionalidad si seis años después de cometido el delito, este joven de 24 años tiene que entrar en la cárcel; creo que hay mejores opciones:

1.- Lo primero que hay que tener en cuenta es la excesiva lentitud de la «justicia». Seis años de espera para un delito de este tipo es una atrocidad.

2.- Un adolescente de 18 años puede no tener nada que ver con el actual joven de 24 años, que puede estar completamente reinsertado sin haber entrado en la cárcel.

3.- Con estafa o sin ella, 80 euros son una minucia y debería castigarse, pero no con cárcel.

4.- Si se nos llena la boca diciendo que la cárcel es para reinsertar a la gente, resulta absurdo que echemos en ella a quien se ha reinsertado para que acabe reconvirtiéndose, de nuevo, en un delincuente.

5.- No estoy a favor del indulto que se pide, pero sí creo que debería conmutarse la pena por algo más útil como los servicios sociales. ¿Qué ventaja tiene meter a este joven en la cárcel en la actualidad? ¿De quién o de qué nos estamos vengando?

La justicia sin proporcionalidad es un delito en sí mismo, aunque no esté tipificado.

Ramón Cerdá


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas