Revista América Latina

La actividad física en la mujer después de los 50 años

Publicado el 30 junio 2013 por Magallanes Deportes @magadeportes
LA ACTIVIDAD FÍSICA EN LA MUJER DESPUÉS DE LOS 50 AÑOSMédico explica en qué consisten las modificaciones del organismo femenino, y brinda algunas recomendaciones.
Al llegar a los 50 años, el cuerpo pasa por una serie de cambios. El doctor Norberto Debbag nos explica en qué consisten las modificaciones del organismo femenino, y brinda algunas recomendaciones.
Hay cambios fisiológicos normales y esperables en el ser humano, producto del envejecimiento natural y de las modificaciones de los procesos metabólicos y hormonales. En la mujer, comienzan con la premenopausia mediante la disminución de los estrógenos, y continúan con la menopausia.
Modificaciones en el organismo
Una vez comenzado el climaterio de la mujer, su cuerpo empieza a presentar algunos cambios. Por ejemplo, disminuye la absorción del calcio dando comienzo a la osteopenia (disminución en la densidad mineral ósea), que es un paso previo a la osteoporosis. Además, puede alterarse el metabolismo de la glucosa, como así también el de las glándulas tiroideas, lo cual provoca aumento de peso.
Con el descenso de las hormonas, las mujeres pueden volverse ansiosas, vulnerables e irritables, y tener cambios de humor y momentos depresivos. Esto podría estar relacionado con las metas no cumplidas.
El aspecto físico se encuentra dentro de los cambios y es un punto muy tenido en cuenta por las mujeres. Con respecto a este asunto, es importante comprender y asumir que el físico no será igual que en la juventud. De todas maneras no está todo dicho y se puede hacer mucho.
Recomendaciones
Mantener el mismo ritmo de vida a nivel familiar, laboral y social.
Incorporar nuevos proyectos, mantenerse activa y no descuidar al cuerpo.
Realizar actividad física para el mantenimiento del aspecto físico, de la salud y de la calidad de vida.
Realizar 4 comidas diarias, con una dieta balanceada y variada. Incorporar alimentos con aporte de calcio (lácteos, quesos, espinaca, etc.) y evitar los excesos.
Consultar al ginecólogo una vez al año y realizarse el autoexamen mamario.
Revista Buena Salud

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :