Revista Salud y Bienestar

La asociación española de pediatría recuerda la importancia de mantener coberturas vacunales del 95%

Por Fat

En 2011, en España se produjeron en total cerca de 2.000 casos de sarampión, siendo Andalucía la comunidad española donde más incidió la enfermedad. Esto se debió, en gran parte, al descenso de la cobertura vacunal; por ello, la Asociación Española de Pediatría (AEP) insiste en la importancia de cumplir con todo el calendario de vacunaciones. “Cuando baja la cobertura, puesto que el virus no está erradicado, la enfermedad se extiende. Aunque las cifras en Andalucía son satisfactorias, debemos trabajar por lograr las máximas coberturas vacunales, no menores del 95%, es decir que la reciba al menos el 95% de los menores candidatos a ella y evitar que se hagan grupos de niños susceptibles a estas enfermedades”, explica el doctor José González Hachero, jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla y Catedrático de Pediatría de la Universidad de Sevilla, con motivo de la presentación del calendario que vacunaciones 2012 que realiza la Asociación Española de Pediatría (AEP), en colaboración con Sanofi Pasteur MSD.
Por su parte, el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, advierte que “el porcentaje de cobertura desciende, sobre todo, a partir de los 3 años de edad”. Así, por ejemplo, en 2010 sólo el 85,6% de los niños andaluces que debían vacunarse con la segunda dosis frente a sarampión, rubéola y parotiditis (vacuna triple vírica), lo hizo. “Es muy importante que se mantenga una buena cobertura a lo largo de todo el calendario, no solo en la primera dosis, ya que con la dosis de refuerzo se va a rescatar al pequeño porcentaje de niños que no hayan respondido a las dosis previas, por un lado, y porque la inmunidad frente a infecciones como al difteria, el tétanos o la tos ferina desciende con el tiempo”, explica este experto.
Rebrote de enfermedades, cambios vacunales Teniendo en cuenta el rebrote de enfermedades como el sarampión, la AEP ha modificado su Calendario de Vacunaciones de 2012 y recomienda que la primera dosis de la vacuna triple vírica (TV) se realice a los 12 de meses y la segunda dosis a los 2-3 años, preferentemente a los 2 años, junto con la segunda dosis de la varicela.
Igualmente, debido al aumento de casos de tos ferina en niños muy pequeños, la AEP propone incluir una dosis de protección frente a las tos ferina en la adolescencia ya que, de esta manera, “se protege también a los niños pequeños, puesto que los adultos son la fuente de contagio de los niños pequeños”, subraya el doctor González Hachero a la vez que recuerda que con este medida revertiríamos las cifras actuales que se sitúan en niveles de 2003.
Otra de las modificaciones que la AEP recomienda en su calendario es vacunar de manera activa frente al virus del papiloma humano (VPH) a las niñas de 11-14 años, sobre todo con programas de vacunación a nivel escolar, con el fin de que se aumente la cobertura actual. “En Andalucía, esta vacuna es actualmente la que tiene una menor cobertura en comparación con las demás del calendario vacunal, pero ya se están evaluando estrategias de captación activa que permitan reconducir la situación de manera que el máximo número de niñas se puedan beneficiar de su efectividad”, señala el doctor González Hachero.
Varicela, fácilmente prevenible Por otro lado, se estima que cada año se producen en torno a 90.000 casos de varicela en Andalucía, el 90% de ellos en niños menores de 12 años. A tenor de estos datos, la AEP recomienda administrar la primera dosis de la vacuna en la primera infancia, a los 12 meses y la segunda a los 2 años de edad. “Se ha demostrado que con este esquema de vacunación se reducen tanto el número de casos de enfermedad como de hospitalizaciones”, explica el doctor González Hachero. Y es que, según recuerda el doctor Moreno, “el 15% de los niños sufre complicaciones derivadas de la varicela, fundamentalmente sobreinfecciones bacterianas de piel y tejidos blandos, neumonías, infecciones osteoarticulares. En el menor de los casos, se pueden dar complicaciones neurológicas como encefalitis, cerebelitis o accidentes cerebrovasculares”.
El doctor Hachero explica además que “es de gran importancia administrar la segunda dosis, llamada también de recuerdo, ya que se ha comprobado que alarga en el tiempo la capacidad de inmunización de la vacuna y evita las varicelas que se podrían producir en niños vacunados con una sola dosis”.
La única estrategia eficaz contra el rotavirus es la vacunación Durante la reunión también se ha tratado la importancia de la vacunación frente al rotavirus, el principal agente causal de la diarrea grave en niños. Esta enfermedad puede producir un cuadro grave de fiebre, vómitos y diarrea que, además de afectar a al estado nutricional del niño, pueden llevar a la desnutrición del menor en muy pocas horas, requiriendo su hospitalización. “En España, prácticamente todos los niños se infectarán por este virus, al menos una vez antes de los 2 años, y algunos niños hasta 5 veces”, asegura el doctor Moreno.
“La carga de la enfermedad por rotavirus es importante –asegura este experto- suponiendo aproximadamente el 25% de las consultas por gastroenteritis aguda en las consultas de Atención Primaria, el 35% de las consultas de urgencias y hasta el 50% de las hospitalizaciones por gastroenteritis”. Además del impacto en recursos sanitarios, tiene un fuerte repercusión familiar ya que se estima que, cuando acaba en ingreso, el 95% de los niños falta una media de cinco días y medio a la guardería y en muchas ocasiones alguno de los padres debe faltar al trabajo esos mismos días o precisan una ayuda externa para el cuidado del menor”.
“Las medidas de prevención de este virus no son eficaces”, asegura el doctor, “y la vacuna frente al rotavirus es la única medida eficaz para la prevención de este tipo de gastroenteritis”. “Es por este motivo, - recuerda Moreno- que la AEP a través de su Comité Asesor de Vacunas, recomienda en su calendario la vacuna del rotavirus a los lactantes, con 3 dosis a aplicar entre los 2 y los 8 meses de vida”, una medida que ya ha tomado un 20% de familias andaluzas con bebés de estas edades

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog