Revista Opinión

La crisis financiera no fue un error, fue una estafa.

Publicado el 10 junio 2010 por Javierm

Ahora sabemos la verdad. La crisis financiera no fue un error, fue una estafa.

Domingo 18 de abril 2010, Joanna Aniel Bidar, guardian.co.uk

Ocultos detrás de las complejidades de nuestro sistema financiero, se está acusando a bancos y otras instituciones de fraude y de engaño, con Goldman Sachs como último foco de atención. Esto se ha convertido en tema electoral más urgente de todos.

Ahora está claro, la crisis financiera global no fue provocada únicamente por la colosal mala gestión de los banqueros. No, fué debido también a la nueva complejidad financiera, la cual ofrece oportunidades para el extendido fraude, fraude sistemático. El anuncio del viernes de que el banco de inversión más famoso del mundo, Goldman Sachs, debe afrontar cargos civiles por fraude, presentados por el regulador estadounidense, no es más que la última de una serie de investigaciones que se han puesto en marcha, detenciones realizadas y cargos interpuestos contra las instituciones financieras de todo el mundo.

Las grandes finanzas en el siglo XXI han resultado ser un gran fraude. Sin embargo, Gran Bretaña, centro del sistema financiero mundial, aún no ha presentado cargos contra ningún banco, todo lo que hemos visto es la presencia de una privilegiada red de tráfico alto nivel que, vergonzosamente, implica a un banquero que asesora al gobierno.
Tenemos que vivir con la ficción de que nuestros bancos y banqueros son honrados y que cualquier intento de investigar a sus instituciones dará lugar a un éxodo masivo a las montañas de Suiza. Los políticos Laboristas (Labour) y Conservadores (Tories) son por igual unos cervatillos entre lobos.

Miremos más allá de Goldman Sachs. El mes pasado en Irlanda, Sean FitzPatrick, ex-presidente del banco Anglo Irlandés, fue arrestado e interrogado sobre un supuesto fraude. La semana pasada en Islandia, su parlamento presento un expediente al ministerio público sobre los bancos islandeses, grandes prestamistas en Gran Bretaña. Un examinador elegido por la corte, descubrió que el derrumbado banco de inversión Lehman, manipuló con premeditación su hoja de balances con el fín de parecer más fuerte de lo que realmente era, cuentas que fueron auditadas previamente por la firma britanica Ernst and Young y que recibió luz verde legal por parte de la firma britanica Linklaters. En Suiza UBS se ha estado defendiendo de las acusaciones del IRS [hacienda de los EE.UU.] por presuntamente actuar con 17.000 cuentas para evadir impuestos. De por seguro que vendrán más revelaciones, excepto para la santísima Gran Bretaña…

Bajo dicha complejidad, los cargos apuntan al mismo fenómeno, fraude. Alguien, en alguna parte, se ha dejado engañar deliberadamente por los bancos y los banqueros, a veces exceso de impuestos gubernamentales, a veces los reguladores y los inversores con la honestidad de los balances y beneficios, y a veces –como dice la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) con el caso de Goldman– creando un esquema para enriquecer unos inversores privilegiados a expensas de los demás, incluyendo al contribuyente británico a través de RBS [Royal Bank of Scotland].

A lo largo del camino hay una larga lista de los denominados “emprendedores” e “innovadores”, a los que se les ofreció préstamos que nunca deberían haber sido dados. Lloyd Blankfein, CEO de Goldman Sachs, comentó sólo semi-irónicamente que su banco estaba haciendo la función de Dios. – Todos los días debe despertarse amargamente lamentando unas palabras que nunca deberían haber salido de su boca.

En cierto modo, el caso de Goldman es el más dañino. Los bancos de Islandia, el banco Anglo Irlandés y Lehman, eran todos participantes de acuerdos opacos y malas decisiones de préstamos, pero Goldman presuntamente fue un paso más allá, creó activamente un instrumento financiero que transfería riqueza a favor de un cliente a costa de otros menos favorecidos, según alega el SEC. Si se consigue demostrar el caso de la Comisión de Valores y Bolsa ( que esta siendo agresivamente refutada por Goldman) acusará al vicepresidente de Goldman, Fabrice Tourre, de crear un instrumento financiero basura, empaquetado como hipotecas subprime sin valor alguno sobre los fondos de inversión libre Paulson, venderlo a los inversores a sabiendas de que carecía de valor alguno, y después permitir que Paulson & Co. se enriqueciera de ese instrumento financiero basura.

Goldman dice que entre los compradores estaban “los inversores de hipotecas más sofisticados” del mundo. Pero esto no es más que un vendedor de coches usados encasquetando un coche roto, que tiene de algun gran amigo chanchullero, a algún conductor que no puede tener acceso al cuaderno de bitácora. Excepto que dicha transacción fue adornada como una innovación financiera.

Los inversores que compraron la Obligación de Deuda Colateralizada (CDO) no eran ingenuos del todo y pidieron que la fianza fuese validada por un experto independiente en valores respaldados por hipotecas residenciales, una empresa llamada ACA management. ACA dio el visto bueno a los bonos con arreglo a que Fabrice Tourre estaba invirtiendo en los fondos de inversión Paulson. Pero el SEC dice que Tourre los engañó, una demanda clave que Goldman niega.

La realidad era que Paulson frenéticamente compraba Coberturas de Incumplimiento Crediticio (CDS) de la Obligación de Deuda Colateralizada (CDO), haciendo que incrementasen su precio cuanto menos valiosas eran, transacciones que confeccionaron más de mil millones de dolares [1$ billion dollars]. Peor aún, Paulson había identificado algunas de las hipotecas basura que él quería que Tourre pusiera en el CDO. Si el caso del SEC resulta ser cierto, significará que esto se trataba de un timo, ni nada más, ni nada menos.

Tourre podría haber visto lo qué venía. En un email de enero de 2007 escribió:

“Más y más apalancamiento en el edificio/sistema. El sistema completo está a punto de colapsarse en cualquier momento… sólo un superviviente potencial, el fabuloso Fab[rice Tourre]… aún en pie en medio de todas estas complejas operaciones exóticas de alto grado de apalancamiento que él creó sin necesariamente entender nada sobre todas las implicaciones de estas monstruosidades”. Fabuloso fab, como su jefe, no se sentirá hoy muy fabuloso.

Los casos no sólo tienen mucho en común –usar la complejidad financiera supuestamente para engañar y recurrir a los denominados expertos independientes para validar el engaño (abogados, contables, agencias de calificación crediticia, “los agentes de selección de cartera”, etc etc)– sino que también muestran el grado de interconexión del sistema financiero.

En Islandia, Citigroup y Deutsche Bank cubrieron el margen de llamadas de garantía [margin calls] de los angustiados prestatarios de negocios islandeses, la profundización de la crisis.

Lehman utilizó los, apenas regulados, mercados de Londres y a dos expertos británicos independientes para validar que su “Repo 105s” eran comercios “genuinos” en vez de su propias obligaciones internas. Las autoridades americanas persiguen un banco suizo por incitar y ayudar en la evasión impuestos de ciudadanos de los EE.UU.

Los banqueros alegan que estos casos implican a uno o dos individuos desviados, que la mayor parte de las actividades bancarias se producen sobre un tablero y esto ha sido simplemente víctima de una exuberancia irracional y la equivocada creencia en la economía de libre mercado y las técnicas de gestión de riesgos defectuosos.

Eso es obviamente verdad, pero… desgraciadamente hay mucho más en la crisis.

Andrew Haldane, director ejecutivo del Banco de Inglaterra, destacaba la notable reducción en la carga de riesgo de los activos bancarios entre 1997 y 2007. En pocas palabras, Europa y los grandes bancos de Estados Unidos explotaron los débiles acuerdos internacionales sobre requisitos de capital bancario del denominado acuerdo de Basilea en 2004, para reclasificar el riesgo de sus préstamos e instrumentos de comercio.

No se limitaron a reducir el riesgo en un 5 o un 10%. Increíblemente, aclamaban que sus nuevas técnicas de gestión de riesgos eran tan maravillosas, que el riesgo de sus activos se habían reducido hasta la mitad de lo que habían sido tiempo atrás. Y esto a pesar de que los precios de las propiedades y las acciones llegaron a máximos históricos…

Brutalmente, los bancos jugaron con alevosía en el sistema para hacer crecer sus balances cada vez más rápido, con el sustento de mucho menos capital y en pleno conocimiento de que todo se basaba en la falsa afirmación de que sus préstamos eran ahora mucho menos arriesgados. Eso no era todo lo que estaban haciendo…

Como Michael Lewis describe en “The Big Short” [el gran cortocircuito], las Coberturas de Incumplimiento Crediticio (CDS) han sido creadas deliberadamente como una clase de activos por los grandes bancos, para permitir que los fondos de inversión libre (hedge funds) especulen contra las obligaciones de deuda colateralizada (CDO).

Los bancos jugaban del mismo modo que los reguladores e inversores, y ellos sabían muy bien lo que estaban haciendo.

En los “13 banqueros” de Simon Johnson, se explica cómo los principales bancos estadounidenses desplegaron tramas de corrupción política y económicas, para crear un ambiente regulador relajado en el que todo esto pudiera llevarse a cabo. En Gran Bretaña el dinero no cambió de manos. Gordon Brown ofreció una regulación mínima de forma gratuita, incitado por los Conservadores (Tories), que querían ir mucho más lejos.

Este fue el contexto en el que Fabuloso Goldman Fab creó el CDO en disputa, Sean FitzPatrick supuestamente trasladó los préstamos entre bancos y Lehman creó su Repo 105S, junto con la estructura “mula endeudada” entera de enmarañamiento de empresas correlacionadas de deuda, barajadas desde su imperio (revelado este fin de semana).

Londres y Nueva York se convirtieron en el centro de un sistema financiero internacional en el que el objetivo de la banca se convirtió en hacer dinero de dinero, y donde la complejidad de las “innovaciones” permitió un extenso fraude y engaño.

Ahora todo ha colapsado y tienen que ser rescatados por los contribuyentes occidentales. Los bancos se resisten a la reforma y quieren aferrarse a las prácticas y modelo de negocio que tan estrepitosamente ha fracasado. Es obvio por qué: los hace muy ricos.

Los políticos andan con cuidado, sólo proponen lo que los banqueros dicen y es congruente con su definición de lo que las actividades bancarias deben ser. Los Laboristas y los Conservadores se unen en oposición a cualquier regulación por parte de la UE sobre los fondos de inversión libre (hedge funds), vendiendo la propaganda de que esas operaciones no tenían nada que ver con la crisis. Tal vez las transacciones de Paulson en Goldman, y el apetito de los fondos de inversión libre para especular con las Coberturas de Incumplimiento Crediticio (CDS), puedan sacarlos de su error.

Es hora de replantear el quid de la cuestión. Los bancos y las instituciones financieras deberían hacer lo que la economía y la sociedad quiere que hagan, el apoyo a las empresas, el crédito directo a donde se necesite y ser parte del sistema que genera la inversión y la innovación.

Andrew Haldane – y el gobernador del Banco de Inglaterra – están en lo cierto, necesitamos romper con nuestros bancos, limitar su capacidad para especular y traerles de vuelta a la Tierra. Gran Bretaña también debería poner en marcha una investigación oficial sobre lo que salió mal y poner los resultados en manos de la Serious Fraud Office [Organización gubernamental de acción judicial contra fraudes].

Calendario de la crisis

- Sep 2007: problemas de financiación en Northern Rock desencadena la primera crisis de un banco británico. Se nacionalizó en febrero de 2008.

- Abr 2008 : Bear Stern se enfrenta a la bancarrota después de una carrera en la compañía acaba con las reservas de efectivo en menos de dos días. Con el respaldo de la Reserva Federal, JPMorgan compra acciones muy por debajo del valor de mercado.

- Sep 2008: Lehman Brothers quiebra, convirtiéndose en el primer banco de los grandes bancos, en colapsarse desde el inicio de la crisis crediticia.

- Dic 2008 : Bernard Madoff es arrestado por conducir el funcionamiento del esquema de Ponzi más grande de la historia.

- Ene 2009 : El Banco de Inglaterra lanza £200 mil millones de libras de flexibilización cuantitativa.

- Mar 2010 : Sean Fitzpatrick, ex-presidente del banco Anglo Irlandés, es arrestado en Dublín tras no revelar detalles sobre los préstamos millonarios del banco.

- Abr 2010 : Los ex-directores del Norte Rock, David Baker y Richard Barclay, son multados con £504.000 y £140.000 por engañar deliberadamente a los analistas antes de la nacionalización.

- Abr 2010 : La Securities and Exchange Commission de los Estados Unidos (SEC) acusa a Goldman Sachs de “defraudar a los inversores por tergiversación y omisión de datos clave”.

Visto en meneame

Comparte y disfruta del.icio.us Facebook Google Bookmarks Meneame Technorati Wikio email Print Bitacoras.com Digg PDF RSS Twitter

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :