Revista 100% Verde

La jardinería es mi grafiti, yo cultivo mi arte

Por Ecointeligencia @ecointeligencia

Ron Finley, jardinero de guerrilla

Con esta frase podríamos presentar a un personaje que nos fascinó desde el momento que tuvimos noticias de él.

Ron Finley es diseñador de moda y vive en una zona deprimida en el sur de la ciudad de Los Ángeles, en California (Estados Unidos). Un día, este aficionado a la jardinería decidió cultivar en un terreno baldío que había en la acera enfrente de su casa. Finley quería cultivar sus propios alimentos y además hacerlo de forma visible para llamar la atención de todo el que pasara por delante, y así servir de inspiración a quien tuviera la más mínima curiosidad por la naturaleza.

En Los Ángeles, como en la mayoría del primer mundo, la comida basura está ganando la batalla. La tasa de obesidad infantil es alarmante y las personas están muriendo de enfermedades curables.

26,5 millones de americanos viven en desiertos de comida

Finley maneja un par de conceptos ecointeligentes. Al primero de ellos se refiere como desiertos de comida, que son espacios en los que existe escasez de alimentos frescos y de tiendas donde adquirirlos. Precisamente para paliar esta carestía inició este movimiento conocido como LA Green Grounds y que ha popularizado en Los Angeles – Sur el concepto de huerto urbano, un espacio que proporciona alimento y formación, y que pretende que la sociedad cambie.

El movimiento LA Green Grounds en acción

Y para Finley, lo más importante de esta experiencia es la comunidad que se ha creado en torno a estos huertos urbanos. Cuenta que veía gente a todas horas del día frente al jardín, observándolo y preguntándose qué sería esto y para que serviría. Algunos se paraban a conversar con él sobre los cultivos, otros se preguntaban en qué consistía la idea y él a todos les decía que se llevaran lo que quisieran. Precisamente para eso está en la calle, para que los vecinos puedan llevarse los frutos a casa, para que puedan empezar a retomar una alimentación más saludable y, quizás, unirse al movimiento.

Y es precisamente este movimiento el que desarrolla el segundo concepto, el de jardinería de guerrilla, que como intuiréis a estas alturas, consiste en plantar árboles y arbustos, o bien crear pequeños jardines o huertos, en espacios urbanos degradados.

Cultivar tus propios alimentos es como imprimir tu propio dinero, Ron Finley

Pero estas acciones no gustan a todo el mundo. Un buen día, Finley recibió una notificación del ayuntamiento multándole por sus grafitis jardineros. Según parece, los cultivos de la acera de frente a su casa sobrepasaban la altura máxima delimitada por la normativa municipal, por lo que le invitaban a retirarlos o pagar una multa de 400 dólares. Finley, con experiencia en estas cuestiones, decidió rebelarse contra la sanción e inició una acción de protestas por medio de Change.org. Con el apoyo recibido y después de meses de lucha con las autoridades, Finley logró hacer que estas retiraran los cargos contra su jardín.

Pero lo mejor es que conozcáis directamente sus planteamientos en este vídeo TED:

Nosotros ya estamos dando nuestros pasitos cultivando nuestras propias setas, tomates, y en breve, lentejas.

Y tu, ecolucionario, ¡te animas a cultivar tus propios alimentos!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog