Revista Deportes

La Libreta de la B Nacional: Gómez y Gimnasia (J), tal para cual

Publicado el 29 noviembre 2012 por Marianofusco

La Libreta de la B Nacional: Gómez y Gimnasia (J), tal para cual

A pesar del goleador alemán, para la gente de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Mario Gómez hay uno sólo. Es el entrenador de un equipo que se había armado para poder asegurarse su futuro en la categoría, pero que ahora está en los puestos de arriba.

La historia entre Roberto Carlos Mario Gómez (tal su nombre completo) y el Lobo jujeño comenzó a fines de 2004, luego de la salida de Francisco Ferraro, quien se iba a convertir meses más tarde en el DT del seleccionado Sub 20. En el torneo Clausura (en aquel entonces se hacían dos torneos) los norteños lograron el título con un registro de 10 victorias, 5 empates y 4 derrotas, logrando el derecho a jugar las finales por los ascensos.

A pesar de perder la primera definición ante Tiro Federal (ganador del Apertura), en la segunda pudieron vencer a Huracán (mejor de la tabla global), en donde el único gol de la serie fue anotado por Franco Sosa, regresando así a Primera División.

Un mal torneo Apertura (finalizó 18º) hizo suponer que esta temporada iba a ser la única. Pero la historia en el Clausura fue totalmente opuesta. No sólo eso, también fue sorpresiva: lograron finalizar en la cuarta ubicación, igualando así la mejor colocación histórica del club en un torneo de primera división, obtenida en el Nacional de 1974, y en el Clausura 1998. Incluso fue uno de los dos equipos que logró vencer al Boca de Alfio Basile (el otro fue San Lorenzo), quien allí obtuvo el bicampeonato.

Tras ese torneo, debido a motivos familiares (sus seres más cercanos no estaban con él en Jujuy), decidió irse del club. Pero no por mucho tiempo. Su sucesor, José María Bianco, no había cumplido con las expectativas, por lo que terminó dejando el club luego de siete puntos obtenidos en 10 partidos. Y Gómez, en su nuevo hogar, Quilmes,  duró mucho menos: se fue en la sexta fecha de aquel Apertura 2006 tras un empate y cinco derrotas. Esos dos factores fueron fundamentales para el regreso.

Esta segunda etapa fue mucho más discreta: dirigió 43 encuentros, con 15 victorias, 10 empates y una derrota, dejando su cargo en noviembre de 2007. Finalmente, Gimnasia descendería a la B Nacional 2009, y Gómez dirigiría otros equipos.

Cuatro años y medio después del último partido, el entrenador estaba en Ferro, donde no se sentía cómodo, y los jujeños estaba atravesando una crisis futbolística que ya se había llevado a Salvador Ragusa y a José Luis Calderón, más allá de haber tenido unas excelentes  primeras jornadas (al punto de quedar primeros). Esas dos situaciones generaron esta tercera etapa de Gómez en Gimnasia. Si bien no pudieron hacer mucho con el golpeado plantel de aquella temporada (finalizó en el puesto 18), este año las cosas iban a cambiar.

El plantel se renovó casi en su totalidad, quedando de la campaña anterior Leonardo Ferreyra, Claudio Fileppi, Javier Páez y el histórico Daniel Ramasco. El objetivo principal era sumar la mayor cantidad de puntos posibles para tratar de no sufrir con el descenso. Afortunadamente para los hinchas del “Lobo”, la apuesta le está saliendo muy bien.

No sólo se están alejando de la zona roja, también están en el lote de arriba: gracias a la muy buena defensa compuesta por el arquero Lucas Hoyos y los defensas Ferreyra, Páez, Jossimar Mosquera y Leandro Benítez, la cual es la cuarta menos goleada, y los tantos anotados por el mexicano Miguel “Monito” Fernández y Gabriel Pérez Tarifa, hoy se encuentran empatados en la segunda posición con su homónimo de La Plata y Banfield.

El pasado y el presente están demostrando una cosa: que Roberto Carlos Mario Gómez y Gimnasia y Esgrima de Jujuy son casi tal para cual.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas