Revista Opinión

La literatura como terapia de la política (LXXXV)

Publicado el 14 febrero 2010 por Rgalmazan @RGAlmazan

Otro domingo literario más. La mayoría conocen la mecánica. Se trata de adivinar autor y título del fragmento de un libro.Onetti Un fragmento de unas trece líneas. 

Hace dos semanas el libro era de Juan Carlos Onetti: Juntacadáveres, el escritor uruguayo más representativo del boom iberoamericano al que Vargas Llosa dedicó un ensayo, hace poco. Lo acertaron Paco Piniella y Ángel Adanero, que últimamente se han convertido en la pareja de moda.

Hoy el fragmento propuesto es éste:

Entré en el piso antes que él, le recogí el sombrero y el abrigo, abrí la puerta de la sala y le señalé el sofá. Se sentó aparatosamente.

Ambos estábamos muy perplejos. Entre padres e hijos parece ser la única posibilidad de comprensión. Tal vez mi saludo de “padre” sonó muy patético y acrecentó la perplejidad, ya de por sí inevitable. Mi padre, en su asiento de color de orín, miró meneando la cabeza a mis zapatillas empapadas, mis calcetines mojados, y el albornoz demasiado largo que para colmo era de un rojo de fuego. Mi padre no es alto, es delicado, y atildado con tan sabio descuido que las gentes de la televisión se lo disputan siempre que se debate alguna cuestión económica.

Y ahora a acertar, es lo que toca. Esperando quedo.

Salud y República


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas