Revista Salud y Bienestar

La pelota vasca vence al tabaco: los frontones vascos ya juegan libres de humo

Por Fat
Con la nueva Ley del Tabaco, el humo de los puros se esfuma en los frontones de Euskal Herria. La Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo (SVNPTab) presenta un estudio comparativo entre las finales del Campeonato de Parejas de los últimos años (en el Atano III de Donostia, el Ogueta de Vitoria y el recién estrenado frontón Miribilla de Bilbao) que ha dado como resultado un balance esclarecedor: el humo en los frontones ya es historia.
El estudio compara las medidas de las concentraciones de micropartículas menores de 2.5 micras (PM 2,5) en los frontones en las últimas finales, comparándolos con el nivel de la de este año, celebrada el pasado 17 de abril. “Estas micropartículas PM 2.5 en virtud de su reducido tamaño penetran y dañan las vías respiratorias mas profundas” explica el Dr Joseba Zabala, responsable del estudio y portavoz de la SVNPTab.
El resultado es abrumador. Hace dos años, en la final celebrada en el Atano III de Donostia entre Olaizola II-Mendizabal e Irujo-Goñi III la concentración de humo superaba los 1.340 microgramos por metro cúbico, lo que corresponde a un nivel superior al de una discoteca cuando en éstas todavía se podía fumar. Sin embargo, en la última final, entre Olaizoza II-Begino y Xala-Beroiz, el nivel alcanzado fue de 80 microgramos por metro cúbico, lo que supone una concentración de humo 16 veces menor que la final del 2009 y seis veces menor que la del 2010 (443 microgramos en el Ogueta de Vitoria). El nivel observado en el frontón de Miribilla con el aforo completo de 3.000 espectadores, se sitúa muy parejo al que se puede observar en el San Sebastián Arena 2016 (Donostia, 83 mg/m3) o en el Buesa Arena (Vitoria, 61 mg/m3), cuando hay partido del Lagun Aro GBC o el Caja Laboral Baskonia, respectivos anfitriones de estas canchas. Es decir, a un nivel de liga ACB.
“El respecto de la afición pelotazale es total, no se vio fumar en la cancha”, señala Joseba Zabala, médico de salud pública. “La baja concentración de humo que se pudo registrar fue debido al generado en las puertas de acceso, servicios y el polvo acumulado, etc.”. El experto atribuye a este cambio de actitud de respeto entre los amantes de la pelota a la poderosa influencia del cumplimiento de la Ley que vivimos en el ámbito de la hostelería. “Hace dos años un fumador pasivo inhalaba lo equivalente a tres cigarrillos en un partido; un pelotari fumaba más del doble pues el volumen de aire que ventila es muy superior al de una persona en reposo”, indica Zabala.
La Sociedad vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo felicita y anima a seguir a toda la población por la lección de deportividad, civismo y educación que está demostrando, y, especialmente, a la afición pelotazale “Los pelotaris, los pelotazales la Pelota Vasca ha vuelto a ganar” dice el Dr. Zabala.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :