Revista Insólito

La planta gimnosperma parásita del mundo

Publicado el 01 septiembre 2018 por Tdi @RLIBlog

La planta gimnosperma parásita del mundo
El 1% de las angiospermas, es decir, las popularmente conocidas como plantas con flores, son plantas parásitas. En este grupo, sin embargo, hay una gymnosperma solitaria, Parasitaxus usta. Esta singular planta parásita es única en su género (1) habita los bosques de Nueva Caledonia, un archipiélago melanesio rodeado por Australia, Nueva Zelanda, Vanuatu y Fiyi.

P. usta pertenece a la familia Podocarpaceae, que presentan colores púrpuras por la antocianina presente en sus vacuolas celulares. Esto no significa que estén carentes de cloroplastos, aunque son pequeños y sus mecanismos de transporte de electrones que permiten la fotosíntesis no funcionan.

Sus características están envueltas en misterio, ya que no se conoce su método de acción y no se parece a otras plantas parásitas. La ausencia de raíces fue lo que sugirió a los botánicos su naturaleza parásita. Posiblemente, como las ericáceas y las orquídeas, use un intermediario fúngico para parasitar las raíces de su único huésped, también de la familia Podocarpaceae, Falcatifolium taxoides.

La planta gimnosperma parásita del mundo

A través de esta conexión fúngica, parece transferirse carbohidrátos a P. usta, que también parece obtener agua y nitrógeno directamente por medio de una conexión al xilema del huésped, como el muérdago. Con ello, no solo mantiene un gran nivel de conductancia estomática y un potencial de agua muy bajo, sino que también produce conos durante todo el año.

Aunque podría pensarse que, al parasitar las raíces, debería situarse al nivel de estas, surge de su huésped a un metro de altura, lo que sugiere que podría ser un holoparásito. Tampoco se conoce como se establece en su huésped, no describiéndose aún ningún método de dispersión de semillas que, además, no son pegajosas. Quizás es cuestión de suerte, lo que explicaría sus pocos ejemplares.

En el futuro, su hábitat podría estar amenazado, ya que Nueva Caledonia contiene grandes reservas de sulfato de níquel, importante para la fabricación de baterías de coches eléctricos.

Nota

    Aunque Parasitaxus vodonaivalui Silba se describió en 2009, aún es un nombre no resuelto. Además, es un sinónimo de Acmopyle sahniana, descrita en 1947.

Fuente

¿Cansado de esperar nuevas entradas?

La planta gimnosperma parásita del mundo

La planta gimnosperma parásita del mundo


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista