Revista Coaching

La razón #1 por la que los emprendedores fracasan

Por Jcvalda @grandespymes

La razón #1 por la que los emprendedores fracasan

No hay nada especial sobre ser emprendedor. De hecho, cualquiera puede ser uno.

En mi vecindario, dos niños comenzaron un puesto de limonada. Son emprendedores. Hay un caballero que viene y hace mi trabajo de jardinería una vez por semana. Es un emprendedor. Lo mismo ocurre con una serie de contratistas que utilizo como consultores de mi empresa. Ellos también son emprendedores.

El problema de la mayoría de estas personas no es convertirse en emprendedores, es dejar de ser auto-empleados.

Todos los emprendedores tienen que comenzar en alguna parte. Yo también comencé como auto-empleado. Pero rápidamente comprendí que si quería crecer realmente yo y mi negocio, algo tenía que cambiar.

Para ir de mí a tener cientos de empleados, tenía que tener diferentes habilidades.

La habilidad de vender

Primero, tuve que aprender a vender mejor. Sabía que si aprendía a vender, podía aprender las habilidades que necesitaba para hacer crecer los ingresos de mi negocio.

Para perfeccionar esta habilidad, tomé un trabajo en Xerox, lo que me obligó a crecer como vendedor o ser despedido. No tomé el trabajo para escalar la escalera corporativa. Trabajé para aprender.

También me tomé el tiempo para ser voluntario para una organización benéfica local, haciendo llamadas frías para recaudar dinero. Lo odiaba, pero sabía que lo necesitaba. Mi capacidad de vender hoy es resultado directo de esas inversiones en mí mismo cuando era joven.

La habilidad de liderar

En segundo lugar, sabía que una vez que mi compañía creciera, tendría que contratar empleados. Es bastante difícil manejarse a sí mismo, mucho más a los demás.

Uno de los períodos de crecimiento más duros para un emprendedor es aprender a liderar, administrar y multiplicar otras personas. Una vez que domines esta habilidad, podrás crecer exponencialmente.

La trampa en la que muchos emprendedores caen es pensar que son expertos en todo y que tienen que hacerlo todo. No confían en los demás en su negocio. La verdad es que probablemente no eres un experto en absoluto, y no puedes hacerlo todo.

Más que probable, tienes una o dos habilidades en las que sobresales y en las que debes enfocarte. Construyendo un equipo de expertos es cómo un verdadero emprendedor crece, él y su negocio. Tener un personal en el que puedas confiar y que crean en lo que estás haciendo les permite trabajar en tu negocio mientras tú trabajas en construir tu negocio. Como padre rico dijo, " Los negocios y las inversiones son deportes de equipo ".

Afortunadamente para mi, mi padre rico invirtió en mí, enseñándome muchas lecciones importantes sobre el liderazgo. Esto me convenció de la importancia de tener un mentor y un coach.

La habilidad del auto-dominio

Pero la habilidad más importante que tuve que aprender fue a dominarme a mí mismo.

la habilidad más importante que tuve que aprender fue a dominarme a mí mismo

La falta de esta habilidad es la razón #1 por la que los emprendedores fracasan. El auto-dominio significa aprender a controlar tus miedos, emociones, dudas, cuerpo, mente y alma. Si puedes aprender a dominar estas cosas, a controlarte a ti mismo, podrás controlar el mundo.

Cada vez que perdía la paciencia con un empleado, perdía. Cada vez que dejaba que el miedo se apoderara de mí cuando mis estados financieros no parecían prometedores, perdía. Cada vez que entraba en la espiral descendente de trabajar en mi negocio en lugar de hacerlo crecer, perdía.

La mayoría de los emprendedores tienen ciertos desencadenantes que hacen que literalmente lo pierdan, pierdan el auto-control. Para muchos, es el dinero. Cuando el dinero se agota, el miedo entra y la parte límbica del cerebro toma el control. Entonces hacen cosas dementes. No es diferente al hombre de las cavernas que corre por su vida del tigre dientes de sable. Dejas de pensar y te vuelves reaccionario.

Pero estamos hechos de cuerpo, mente, emociones y espíritu. Para aprender a dominarte, debes alimentar esas cosas. Ejercitar, aprender, descansar y meditar u orar. Tomarte el tiempo para hacer estas acciones te ayudará a desarrollar esta habilidad tan valiosa.

Pero por sobre todo, practica lo contrario del miedo, que es la creencia. En cada situación, si sientes que pierdes el control, para, respira, y piensa, "¿En qué creo?" Actúa acordemente y lo harás muy bien.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas