Revista Salud y Bienestar

La SER colabora con la Asociación Fallou en la mejora de la asistencia sanitaria en zonas rurales de Senegal

Por Fat

Son muchas las regiones que en el continente africano adolecen de un sistema sanitario que cubra las necesidades más básicas de su población. Este déficit de atención hace que en algunos casos no se diagnostiquen muchas de las enfermedades, lo que redunda en una peor calidad de vida y en una esperanza de vida muy baja en comparación con los países más desarrollados.
En zonas donde las últimas tecnologías médicas escasean y existen serias dificultades para la recepción de fármacos, es muy importante la sensibilización de la población en cuanto a higiene y alimentación para prevenir así diversas enfermedades.
Por este motivo, la Sociedad Española de Reumatología (SER) ha colaborado con la Asociación Fallou en un viaje solidario a Senegal con el objetivo de implementar conocimientos y estructuras que mejoren la calidad asistencial en dicho país, así como sensibilizar a la población, en su mayor parte rural, ante ciertas enfermedades.
Este proyecto fue puesto en marcha en 2008 por la Asociación Fallou, una entidad que trabaja en la cooperación activa en la región senegalesa de Dialacoto con pequeños proyectos. “Para este fin la asociación cuenta con la ayuda de profesionales sanitarios que, en colaboración con la administración sanitaria de Senegal, tratan de implantar unas bases que mejoren progresivamente la salud de esta población”, apunta el Dr. Pedro Sanz Frutos, del Servicio de Reumatología del Hospital de Viladecans, en Barcelona, y presidente de Fallou Associats.
En esta segunda expedición de 12 días que ha concluido recientemente han participado 14 personas, cuatro de ellas reumatólogos, acompañados de un pediatra, médicos generalistas y de familia o enfermeras, además de un arquitecto y un técnico electricista. Asimismo, se ha contado con un grupo de 20 colaboradores de la región de Dialacoto que se han hecho cargo de las labores logísticas.
--1.700 consultas médicas
“Hemos podido llevar a cabo alrededor de 1.700 consultas médicas en los diferentes poblados a los que nos hemos podido desplazar”, apunta Carles Corella, secretario de Fallou y director del proyecto en Senegal. “A esto hay que sumar el curso de sensibilización que se ha presentado en varias escuelas, para introducir en las familias de esta región conceptos tan importantes como la prevención, la higiene y el cuidado en la alimentación”.
Asimismo, este viaje también ha servido para ofrecer formación eminentemente práctica a agentes sanitarios comunitarios autóctonos de la región con el objetivo de poder contar con un equipo sanitario local que trabaje coordinadamente con los voluntarios españoles que viajen en cada expedición. Esta medida, además de garantizar una mejor asistencia sanitaria de los habitantes de la región, ayudará a la creación de nuevos puestos de trabajo.
“Este proyecto, que ha contado con la ayuda de la SER en esta edición, nos ha servido, al igual que el primer viaje que se realizó en 2008, para poder trabajar de forma muy estrecha con las autoridades sanitarias locales, formar a los diferentes agentes sanitarios, detectar algunas de las necesidades de esa región y, lo más importante, tener un contacto directo y personal con la población”, subraya el Dr. Pedro Sanz Frutos. “Además, hemos comprobado que la próxima expedición ha de realizarse en la época de más necesidad asistencial, que suele situarse entre los meses de junio y noviembre. En estos días, la malaria, entre otras patologías, se convierte en una enfermedad común a causa de las lluvias”.
--Artritis y artropatías, las más comunes
A lo largo de este viaje se ha comprobado que las enfermedades reumáticas son muy comunes en esta población y las peor diagnosticadas debido a la escasez de medios, lo que indica que en próximas expediciones ha de profundizarse más en este tema dotando a estas regiones de material apropiado y formación suficiente.
“La asistencia sanitaria en esta región de Senegal es absolutamente deficitaria, y aunque hay un número amplio de personas con dolores poliarticulares, artrosis o simple cansancio, siempre existen otras enfermedades como la malaria o la tuberculosis que tienen prioridad en cuanto a su atención”, apunta el Dr. Pedro Sanz Frutos. “A esto debe añadirse que la sanidad en este país no es gratuita, lo que unido a la pobreza de la zona hace que los pacientes sólo acudan a los dispensarios por razones muy urgentes”.
La artritis reumatoide y las artropatías degenerativas son las dos enfermedades reumáticas que, junto con el dolor lumbar, más se dan en esta población. “Se trata de zonas eminentemente rurales, donde tanto hombres como mujeres de todas las edades dedican la mayor parte de su tiempo a los duros trabajos del campo”, señala Carles Corella. “Al no contar con medios mecánicos para realizar estas labores, el esfuerzo físico que realizan es importante”.
Tras el éxito de esta segunda expedición se ha hecho aún más evidente que es necesario repetir esta actuación al menos una vez al año para cubrir las necesidades sanitarias de esta región.
Aparte de la labor sanitaria, también se ha contribuido a la construcción de un campamento, una cocina, distintos servicios y un pozo, así como a la dotación de equipamiento para estas instalaciones.
La Sociedad Española de Reumatología tiene como uno de sus objetivos principales promover las acciones de Responsabilidad Social Corporativa, por lo que cada año destina el 0,7% de su presupuesto a este tipo de actividades. En el caso de la iniciativa en colaboración con la Asociación Fallou, esta cantidad ha ascendido a cerca de 11.000 euros.
**Pie de Foto: Dr. Joan Miquel Nolla, reumatólogo y portavoz de la Sociedad Española de Reumatología, en una consulta durante su viaje a Senegal con la Asociación Fallou

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :