Revista Coaching

"La verdad se encuentra dentro de una pequeña brújula, pero el margen de error es inmenso"

Por Ignacionovo

Autor: William Blake La Estrella Polar es la estrella visible del hemisferio Norte más cercana al punto hacia el que se dirige el eje de la Tierra, señalando de manera aproximada la situación del Polo Norte celeste. La Estrella Polar ha sido utilizada por los navegantes a través de la historia para localizar el norte geográfico y de ahí, probablemente, provenga la expresión: "buscar el norte."
Por extensión, el vocablo también se utiliza, metafóricamente, cuando se trata de nombrar la búsqueda del norte en la vida. Ese punto idílico hacia el que debemos dirigirnos y en cuyo afán hemos de encaminar nuestros mejores esfuerzos. El necesario lugar adonde ir y sin el cual nuestra vida parece carecer de sentido.
¿Sabes dónde vas? ¿Sabes cuáles son tus prioridades y objetivos? ¿Conoces la dirección en la que ponerte ahora mismo en marcha? Para saberlo nada mejor que establecer una “Misión Personal”. Una fuerza motivadora capaz de guiar nuestras acciones, en la que nos veamos abocados a superar nuestros propios límites y que refleje nuestras aspiraciones y deseos más profundos.
La tarea de descubrir -o clarificar- nuestra "Misión Personal", comienza por enfocar nuestra mente y nuestro corazón en lo más importante de nuestra vida, en despertar ese fuego interior que arde en nuestro ser más recóndito. El desafío consiste en encontrar esa "conexión interior" que representará una guía básica para desbrozar el camino.
Establecer una meta emocionante es como poner una aguja en nuestra brújula. A partir de ese momento la brújula no conoce más que el punto de tu ideal. Y fielmente te guiará allí a través de las noches más oscuras y las tormentas más feroces.
¿Necesitas ayuda? Quizá estas preguntas puedan contribuir a que encuentres tu “Estrella Polar”…
¿Qué te hace sonreír? ¿Qué te gustaba hacer en el pasado? ¿Y ahora? ¿Qué actividades te hacen perder la noción del tiempo? ¿Qué te hace sentir bien contigo mismo? ¿Quién te inspira más? ¿Qué cualidades te inspiran en cada persona? ¿En qué eres naturalmente bueno? ¿Qué es en lo que la gente te suele pedir ayuda? Si tuvieras que enseñar algo, ¿qué enseñarías? ¿Qué lamentas no ser o no tener en tu vida? ¿Cuáles son tus valores más profundos? ¿Cuáles fueron algunos de los retos, dificultades y penalidades que has superado o están en proceso de superación? ¿Cómo lo hiciste? Teniendo en cuenta tus talentos, pasiones y valores, ¿cómo podrías utilizar esos recursos para servir, ayudar y cooperar con los demás?
Reflexión final: acaso una de las tareas más difíciles a las que nos enfrentamos en nuestra vida, es descubrir nuestra misión o propósito. Dar con ella es nacer… por fin.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog