Revista Solidaridad

LAN olvidó subir a pasajero en silla de ruedas al avión y lo dejó en el aeropuerto - Chile

Por Aparcamientodiscapacitados
El día 5 de febrero, a LAN se le olvidó subir a mi abuelo al avión. Viajaba a Valdivia donde lo estaría esperando mi mamá, pero nunca llegó. Solo sus maletas con todos sus remedios. A LAN se le olvidó avisarle a la persona encargada de la silla de ruedas, que lo fuera a buscar para subirlo al avión. Mi abuelo tiene 95 años y no sale ni a la esquina, imagínense lo que fue salir al aeropuerto. Peor, tener que hacerlo 2 veces. ¿Qué les parece? Aquí les dejo la historia de esta empresa que se jacta de ser “el encanto de volar”.
Mi abuelo tiene 95 años. Fue abogado, diputado, escribe poesía, me enseñó de música chilena, me llamaba todos mis cumpleaños a las 8 de la mañana con la canción nacional a todo volumen para saludarme. Es divertido, es lo máximo. Hace como 3 años se cayó en el matrimonio de una prima y se rompió el tobillo. Eso hizo que no caminara más sin ayuda de su “burro” o de alguna persona para pararse o sentarse. También es operado del corazón, aunque por suerte tiene salud como un toro, pero sin sus remedios puede verse afectado.Mis papás tienen una casa en Maihue, al sur de Chile. Maihue queda por Valdivia hacia la cordillera, a 2 horas del Lago Ranco. Es lejos, pero el lugar ideal para desconectarse del mundo y disfrutar de paisajes, el río y el lago. Y ahí se va mi abuelo una vez al año porque mi mamá goza llevándolo para que descanse en plena naturaleza. Claro que llevarlo implica esfuerzo de muchas personas, tanto de mis papás que tienen que ir a buscarlo al aeropuerto de Valdivia u Osorno, como de todos los que ayudamos a que se pueda llegar al aeropuerto de Santiago para que nada le pase.Así, mi mamá me pidió que por favor la ayudara y llevara a mi abuelo al aeropuerto el día 5 de febrero. Me dijo que lo único que tenía que hacer era ayudarlo a pedir la silla de ruedas en el counter de LAN, ya que su pasaje estaba comprado bajo “necesidades especiales” entonces LAN estaría al tanto. Además que ella ya había pedido 2 veces la silla de ruedas. A mi abuelo lo acompañaban Yolanda, su nana, y Cristina, la nana de mis papás. A todos ellos los iría a buscar una van especial, y yo iría por mi parte a ayudar con el trámite de la silla de ruedas. He viajado antes con él y no había habido problemas, pero lo mejor era ir.  Como mi nana está de vacaciones, el jardín de Emma cerrado por febrero y con Pierre tenemos solo un auto y un millón de cosas que hacer porque también partíamos al sur unos días después, partimos con Emma (3 años) al aeropuerto. Eso significó que tuviera que faltar al trabajo pero dada las circunstancias era más que necesario. Nos organizamos para llegar antes y estar esperando a mi abuelo con una silla de ruedas pero lamentablemente, no nos quería prestar la silla de ruedas porque “no se podía sacar del recinto de LAN”. Les expliqué una y un millón de veces que mi abuelo estaba afuera de la puerta de entrada esperando la silla de ruedas, no en el estacionamiento. ¡Estaba a 30 metros! Me contestaban que por favor caminara y cruzara la puerta, y que ahí me pasarían la silla de ruedas. ¿Pueden creerlo? Finalmente, Pierre fue a arrendar una silla de ruedas en la sección de informaciones del aeropuerto, subió a mi abuelo, cruzó la puerta, llegó al counter y ahí lo pudimos cambiar a la silla de ruedas de LAN, haciendo que alguien que no puede caminar tenga que subir y pararse 4 veces.Por otro lado, al hacer el check in (para las personas con necesidades espceciales el check in se tiene que hacer en el aeropuerto), le dieron la fila 8. ¡FILA 8! ¿Hola, estás viendo que no puede caminar y lo harás caminar hasta la fila 8? ¿Por qué no les das un asiento en la primera fila y evitamos toda la agonía? Pero no, no hubo caso y se quedó en la fila 8. Me respondieron que tenían una silla de ruedas especial para arriba del avión peroPero esto no se queda solo ahí. Una vez en la silla de ruedas de LAN, tuvimos que esperar que un funcionario de dicha empresa llegara para que él empujara a mi abuelo porque “nadie más que un funcionario de LAN puede llevar la silla de ruedas”. Esperamos alrededor de 15 minutos hasta que finalmente llegó la persona. Nos fuimos todos caminando al lugar de embarque. Yo pude llegar hasta la puerta antes de cruzar, y le pedí a ese funcionario de LAN que por favor cuidara a mi abuelo. Me despedí de todos y nos fuimos del aeropuerto. Llamé a mi mamá para decirle que ya estaba todo listo y ella me contestó que ya iba en camino a Valdivia para esperarlo en el aeropuerto. ¡Misión cumplida!LAN olvidó subir a pasajero en silla de ruedas al avión y lo dejó en el aeropuerto -  Chile

Pero no.

A las 16 horas del mismo día me llama mi mamá llorando del aeropuerto de Valdivia para decirme que mi abuelo nunca llegó. Ni él, ni Yolanda ni Cristina. Todos se quedaron en Santiago. Yo no entendía nada. Lo peor de todo es que lo único que había llegado a Valdivia era la maleta de mi abuelo con todos sus remedios para el corazón y que usa un hombre de 95 años.Llamé a Yolanda y me explicó lo siguiente:Cuando entraron a la sala de embarque, dejaron a mi abuelo en la silla de ruedas y le dijeron que nadie más que un funcionario de LAN podía moverla. Ok, lo entendemos!!!! Luego, por alto parlante dijeron que la puerta de embarque cambiaba y ya no era la x sino que la y. Otro funcionario de LAN llegó para llevarse a mi abuelo a la nueva puerta de embarque y le dijo: señor, cuando tenga que embarcar lo vendremos a buscar. Pasaron los minutos y nadie iba a buscarlo. Yolanda fue 3 veces a hablar con las personas de LAN en la puerta de embarque y les preguntaba que cuándo irían a buscar la silla que tenía a mi abuelo, porque a ella no la dejaban moverla. 3 veces le contestaron que ya irían.Hasta que llegaron y les contaron la noticia: el avión ya se había ido.¿Se subieron todos al avión, vieron 3 asientos vacíos, uno de ellos con alguien con necesidades especiales y nadie de LAN preguntó qué pasaba, dónde estaba? Tal vez así alguien habría dicho: uuu, verdad, lo dejé esperando afuera!!!!!Llamé indignada a LAN para explicarles toda la situación. Mi abuelo no solo necesitaba sus remedios, sino que había quedado muy nervioso con todo lo que le había pasado. ¡No sale ni a la esquina por todo lo que implica, ahora imagínense con todo esto y otro día más que se venía de ir al aeropuerto! Porque claro, la compensación de LAN fue darles 3 nuevos pasajes para el próximo día y una van que los iría a dejar nuevamente al departamento y pasarlos a buscar al otro día antes del vuelo. Pero a LAN se le olvidó que habían personas esperando por él en Valdivia, con un largo viaje de 6 horas, y que tendrían que volver a hacerlo al otro día. Se les olvida también que yo tendría que faltar nuevamente al trabajo y para partir al aeropuerto con Pierre y Emma, y más que nada, se les olvida que mi abuelo no es una maleta, es una persona.LAN quedó en que me enviarían una carta para aclarar la situación. Y ayer me llegó la carta. Al leerla, solo podía sentir impotencia, pena, rabia por lo que escribían. Un robot me había contestado algo tan banal como si el problema hubiese sido que perdí mi paraguas en la sala de embarque. Lo que más da rabia, es que ni siquiera aparece una disculpa, sino que solo culpar al aeropuerto y a que no avisé con tiempo que necesitaba una silla de ruedas, osea, también es mi culpa (y lo que no es así porque sí se avisó con tiempo, con mucho tiempo de anticipación).Hace poco dieron UP, la película del hombre de tercera edad que quedó viudo y solo contra el mundo. ¿Será que la vida de todos nosotros es como UP? ¿No hay acaso otra solución más que alejarse para que no nos pisoteen? ¿Quién te puede dar una solución o disculpas, cuando ni siquiera se es capaz de asumir un error? Me muero de pena de pensar que así es la vida y que hay que callarse y olvidarse para no vivir reclamando. Definitivamente, no es la manera de vivir que quiero presentarle a mi hija.Y para todas las personas que no entienden lo sucedido, quiero decirles:1. Mi abuelo nunca ha viajado solo. Como familia entendemos que lo mejor es que nunca viaje solo y es por eso que este viaje siempre lo hace acompañado. Y por lo demás, nadie está pidiendo que LAN se hiciera cargo de él, solo que lo trataran con necesidades especiales, tal como se compró su pasaje. El año pasado yo misma fui con él y no hubo ni un problema. Además, éste no ha sido ni el primer ni último caso de alguien que tiene que viajar con un poco más precaución por parte de la empresa. Viajan menores de edad que los papás no pueden ir a buscar a otra ciudad porque trabajan y no tienen más familiares, personas enfermas a hacerse tratamientos a otras ciudades y tercera edad con movilidad reducida.2. Las personas que lo acompañaban hicieron todo lo que pudieron para que el viaje se realizara. Lamentablemente, siguieron las instrucciones de LAN.3. La silla de ruedas fue pedida con anterioridad en 2 sucursales de LAN, además de haber comprado un pasaje con necesidades especiales y de haber ido a pedirla con anterioridad al aeropuerto. Una vez en el aeropuerto, para todos los que no lo creen, solo un funcionario de LAN puede llevarla. 4. La “compensación” por parte de LAN fue entregarles pasajes para el día siguiente y una van para que los volviera a llevar al departamento, y que los iría a buscar temprano al otro día. Yo quiero que alguien lo llame para pedir disculpas por lo sucedido.5. Los funcionarios de LAN del aeropuerto de Valdivia brindaron toda su ayuda para calmar la situación. No así la persona de Servicio al Cliente que me atendió por teléfono a la que pedí, por todo el inconveniente, que al otro día me tuviera una silla de ruedas esperando por mi abuelo para evitar hacer todo el trámite de nuevo. Me dijo que era imposible, que no se hacía. Al otro día mi abuelo viajó, pero no tuvo ni una facilidad por parte de LAN para ayudarnos con una silla de ruedas.
http://iamcanguro.com/noticias/lan-el-encanto-de-volar-not/Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista