Revista Opinión

Las izquierdas a través de los datos. No es oro todo lo que reluce

Publicado el 11 julio 2014 por Manuhermon @manuhermon
La idea de que la sociedad española estaba escorada a la izquierda, incluso más que el resto de europeos, quizás pudo ser un espejismo mantenido en el tiempo, pero suficiente para apoyar comportamientos de minorías que consideraban traidores, o vendidos, a todo grupo que no les siguiera en su izquierdismo, que ellos creían ver representado en la mayoría de la sociedad. La consideración de estos u otros datos sobre la estructura de clases, grupos sociales, cuerpo electoral, base social, etc. debería ser un aspecto importantísimo a considerar en primer plano por todo grupo o individuo interesado en la política. No todos son como uno cree ser, no es lo mismo ser republicano que creer que de un hipotético referéndum monarquía-república saliera ganadora la opción republicana; sentirse republicano no debe cegar la realidad de que el Presidente de la República Española, hoy, sería Aznar, o similar.

Muchos individuos confunden sus deseos con la realidad, lo que solo encontraban cerca de ellos soñaban que era compartido por millones de personas, así, en la práctica política, desear un cambio constitucional no asegura que mejore la actual Constitución en su vertiente progresista, más bien podría provocar un efecto contrario haciéndola más retrógrada, porque las fuerzas opositoras son superiores. Este error podría estar soportado por las cifras de autoubicación ideológica del CIS que quizás estén sesgadas primando las izquierdas, remirando datos y comportamientos parecería que una mayoría de españoles se declaraban de izquierdas en cifras superiores a los que se declaran ubicados a las derechas, ello arropado en datos fundamentalmente del CIS. De los cuadros publicados en días anteriores puede verse que la suma de 1+2+3+4 sea superior a 7+8+9+10, pero la conclusión podría ser engañosa, quizás se tratara solo de una apariencia de izquierda, ya que los datos podrían mirarse con interpretaciones matizadas.


Las izquierdas a través de los datos. No es oro todo lo que reluce
La realidad no queda reducida a las cifras de autoubicación ideológica mostrada por los cuadros anteriormente publicados, lo cual por sí solo, ya sería suficiente como para templar postulados en todo grupo político que pretenda influir y gobernar, sea IU, Podemos o el PSOE, ya que es insensato pensar que podrían ganar unas elecciones generales apoyados en una base social solo del electorado de izquierdas, que como hemos visto sumada 1+2+3+4 cubriría en torno a poco más de un tercio del censo electoral. Pero... La realidad ni siquiera es tan sencilla si ampliamos la mirada a comportamientos y acciones políticas, porque gran parte de ese tercio de electores votan otras opciones políticas incluido el PP. Los datos sobre la conducta electoral de electores de las izquierdas, muestran que aumentan desde 1986 en cada elección, los individuos que tienden a la derecha, votando al PP, más que a la inversa en donde no se ven similares datos de las derechas votando al PSOE, y decrecen desde 1986, como demuestra Belén Barreiro, en el estudio citado anteriormente 'La progresiva desmovilización de la izquierda en España: Un análisis de la abstención en las elecciones generales de 1986 a 2000’. Las izquierdas a través de los datos. No es oro todo lo que reluce –Asimismo en el citado estudio muestra que la abstención en todo el lateral izquierdo, (1.2.3.4), es ampliamente superior a la del lateral derecho, 7.8.9.10- Dicho de otra forma en mi opinión: El gen derechista adora el poder sobre todas las cosas(19/11/11)  El poder gusta poco a los izquierdistas (18/11/2011) La idea de igualdad entre PP y PSOE se extiende por la izquierda, pero no por la derecha, lo cual ayuda a pensar en la risa que les entra a los votantes franquistas o derechosos cuando la escuchan en boca de afamados izquierdistas y activistas. Que en muchas cosas sean parecidos, como todos los partidos y todos los electores, solo indica que vivimos en una democracia de Europa Occidental en la que amplias mayorías coincidimos en formas de vida y valores, a pesar de nuestras diferentes prácticas y objetivos políticos cuyas particularidades y diferencias deberían ser de obligatoria apreciación para quienes se dedican a la política. Otro enfoque son las desigualdades crecientes, y no solo las económicas.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas