Revista Comunicación

Las partes de un libro y su terminología

Publicado el 29 octubre 2019 por Marianaeguaras @MarianaEguaras

Esta entrada viene cociéndose a fuego lento desde hace más de un año y medio, y su publicación ya me resulta imprescindible. Así que, sin más dilaciones, voy al ajo.

El yin y el yang del libro impreso

La primera gran división que comprende las partes de un libro está dada por el interior y el exterior de este.

El exterior de un libro es lo que llamamos las cubiertas; más todo lo que a partir de ella se expanda hacia afuera, como sobrecubierta y faja.

Al momento de conceptualizar y diseñar una publicación estas partes se idean por separado. Estas partes se diseñan y componen de manera diferente; hasta se imprimen por separado y con diferentes materiales y procedimientos.

Los libros de tapa blanda o rústica (paperback) llevan algunos elementos que no se incorporan en los de tapa dura o cartoné (trade), y viceversa.

Por tanto, hay partes o secciones de un libro difiere que difieren de una modalidad de edición a otra.

En este artículo me centro en mencionar las partes más habituales de un libro, las que más usamos; o bien aquellas que podemos apreciar en ediciones que hallamos en una librería.

Hay ediciones en tapa dura, como las de lujo, que tienen características específicas. Por ejemplo, los libros forrados con cuero pueden tener incrustaciones en pan de oro, además de cantoneras y tejuelo.

En cambio, las ediciones de tapa blanda suelen llevar solapas, mientras que las de cartoné solo las lleva la sobrecubierta.

Para obtener detalles de manera más exhaustiva consulta la bibliografía al pie de esta entrada y busca pormenores en ella.

Las partes de un libro y su terminología

Partes de un libro: estructura externa (terminología básica)

Los nombres que se dan a las partes de un libro varían por país y región; incluso pueden variar en el tiempo: ahora se denomina portada a la cubierta de un libro.

Y, así, con portada y contraportada podemos aludir tanto a una parte externa como interna del libro.

Hay fuentes que no coinciden en denominar del mismo modo de cada una de las partes. Y por eso podemos llegar a encontrarnos con ciertas confusiones.

Intentaré incluir la mayor cantidad de denominaciones posibles que he encontrado diferentes bibliografías, procurando evitar las repeticiones.

A continuación, menciono las partes de un libro y en algunas de ellas hay referencias específicas de los libros de tapa blanda o los de tapa dura.

Partes externas de un libro, para tapa blanda y dura

En el libro de tapa dura las cubiertas están compuestas por un cartón forrado. Este cartón se cubre con papel impreso, tela, cuero u oro material por la parte exterior; por la parte interior van las guardas.

: parte que une la parte delantera y la trasera de un libro. Es la sección que reúne los pliegos y donde se encolan o cosen.

Contracubierta ( cubierta posterior, contratapa, plano de detrás, cuarta de forros): es la parte trasera de un libro. También suele llamarse contracubierta a la parte interna de la cubierta, donde se pegan las guardas; lo que en las revistas se llama retiración de cubierta.

Interior de cubierta ( retiración de cubierta, contracubierta, contratapa de delante, retiro de cubierta, retiro de portada, segunda de forros). Es el revés de la cubierta, donde se pega la guarda anterior del libro.

Guarda anterior es la del inicio y posterior la del final del libro; a su vez, la hoja que no se pega se llama guarda volante y la otra contraguarda.

( solapillas, aletas): partes laterales que van unidas a la cubierta y contracubierta en los libros de tapa blanda.

Sobrecubierta (chaqueta, camisa, capa, guardapolvo, funda o chaleco): tira de papel, con el mismo alto del libro, que lo envuelve en su totalidad.

Las partes de un libro y su terminología

Partes de un libro: estructura interna (terminología básica)

Cada parte que conforma la tripa de un libro tiene su función. Tras varios años de uso, incluso siglos, el lector está familiarizado con ellas.

Por eso, situarlas de otro modo podría llegar a despistar al lector. Aunque también es cierto que hay secciones que pueden ir al inicio o al final del objeto.

No todas las partes de la tripa son útiles, dependerá del tipo de publicación. Un libro complejo está compuesto de más partes que uno sencillo. Un libro de texto o uno práctico tiene más secciones que una novela.

Por ejemplo, los libros infantiles no suelen llevan páginas de cortesía ni portadilla, pero sí una novela de literatura juvenil.

Es el editor o el autor-editor quien toma la decisión sobre qué secciones incluir en un libro y cuáles no.

Además, cada parte de la tripa de un libro tiene diferente extensión. Un sumario puede incluir varios niveles de títulos o solo los dos principales. Lo mismo sucede con los índices analíticos, cronológicos, toponímicos, onomásticos etc.

La herramienta para organizar las partes de la tripa es un plan de páginas o lanzado.

Los tres bloques de la tripa de una publicación

Muchas de las secciones de la tripa comienzan en página derecha, la impar, del libro. Sin embargo, algunas también lo hacen en la página par, como la página legal y la apertura de capítulos en libros de prácticos.

El cuerpo principal de un libro es donde va la obra en sí. El resto de las secciones acompañan a este cuerpo principal, lo contienen y le dan cabida.

Por tanto, las tres grandes divisiones de la tripa de un libro son:

  1. Las páginas iniciales: también llamadas preliminares o principios y folios prologales.
  2. El cuerpo principal: la obra propiamente dicha.
  3. Las páginas finales: las secciones o anexos al final de la obra.

Algunas de las partes pueden ir tanto en las páginas iniciales como en las finales del libro, como el sumario y los agradecimientos; y otras se repiten, como las páginas de cortesía.

Partes de la tripa de un libro

1. Páginas iniciales de la tripa

Portadilla ( anteportada, anteporta, carátula o falsa portada; pág. 3): primera página impresa de la tripa, con el título del libro.

Contraportada ( frente portada, frente-portadilla, portada ornada, portada ilustrada, frontis, frontispicio; pág. 4). Es la página par (revés o verso de la portadilla), enfrentada a la portada.

(pág. 5): donde constan, como mínimo, el título y subtítulo del libro, el nombre del autor y el sello, marca o pie editorial.

legal (página de derechos, de propiedad o de créditos; pág. 6). Es donde constan todos los datos que por ley o norma consuetudinaria debe llevar un libro; también es donde se consigna el texto sobre .

preliminar -también nota o advertencia- (pág. 11): advertencia sobre algún asunto que plantea el autor, el editor o quien escriba la nota.

Inciso sobre introducción, prólogo y prefacio: según quien lo escriba y con qué fin, esta parte del libro recibe, indistintamente, el mismo nombre. La clave está en cuando se incluye una introducción, un prólogo y un prefacio, que puede suceder. (Para dirimir esta cuestión, ver Manual de edición y autoedición, de José Martínez de Sousa (p. 77).

( índice, índice general, índice temático, contenido, tabla de contenidos o tabla de materias, tabla de contenidos): puede ir al final del libro, sobre todo en novelas donde los capítulos no llevan nombre; incluso en este caso se puede prescindir de él. El orden de los contenidos lo establece la foliación.

Plan de la obra. Es el apartado en el que se explica cómo entender el libro, cómo consultarlo, etc.; es una sección frecuente en libros prácticos.

2. Cuerpo principal de la tripa

Es la parte que comprende el contenido principal de todo el libro y la que tiene más cantidad de páginas; la que lleva la voz cantante del diseño del libro.

Las demás secciones son complementarias a esta. Por tanto, el cuerpo principal de un libro es quien define el diseño que tendrán las demás partes. Y por esto, es lo primero que se diseña de un libro.

Según el tipo de obra y complejidad, esta parte de la tripa puede dividirse en unidades menos. Así encontramos algunas publicaciones que tienen tomos, libros, partes, secciones y subsecciones, capítulos y lecciones.

3. Páginas finales de la tripa

Conclusión ( posdata, adenda): es el resumen o conclusión de lo dicho en el contenido del libro. También suelen emplearse las expresiones "A modo de epílogo" o "A modo de conclusión" cuando no es tan extenso y más bien hace un cierre antes que un resumen.

: en el caso de las notas se ubiquen al final de la obra y no al pie de página.

Las partes de un libro y su terminología

Otras partes

Se escribe a mano (o con un sello de tinta) por el dueño, mencionando que es de su propiedad, o poniendo el nombre de la biblioteca a la que pertenece el título. Es mejor hacerlo en la portadilla. Toman especial valor libros con Ex libris de bibliotecas particulares de personas notables, que son o fueron conocidas por la sociedad, queridas o no.

Si quieres descargar un archivo PDF con todas las partes y estructuras del libro solo tienes que hacer clic aquí.


Volver a la Portada de Logo Paperblog