Revista Comunicación

Las reglas racistas de la fantasía 2° parte

Publicado el 04 noviembre 2019 por Edvalroj

¿Reglas racistas? ¿Soy un experto en fantasía? No, pero la experiencia me ha dado la razón en cuanto al racismo alrededor del género y sé que una vez termines de leerlo al menos lo pensarás.

Las reglas racistas de la fantasía 2° parte

Este artículo es la continuación de un debate en el que me vi inmerso hace ya varias semanas, cuando cuestioné la ausencia de una Casa con personajes negros nobles en la historia de Canción de hielo y fuego. Puedes leer y ponerte al día en este enlace .

Independiente de si leíste la primera parte o no te interesa, empezaré a enumerar cada regla con el riesgo de que sea colgado en un madero por los defensores del género.

La coherencia histórica

Quizás, y no me equivoco, la más usada y trillada de las reglas cuando se escribe fantasía, en especial la épica.

Hablemos de Pepito, conocido en los juegos de rol como Aragorn. Pepito es un escritor que alguna vez se vio o leyó El señor de los anillos y Canción de hielo y fuego. Ha empezado a escribir un libro de fantasía e irremediable o inevitablemente incluirá como mínimo un sistema de casas, títulos, feudos, nobles, reinas y reyes. Recordemos, es fantasía AMBIENTADA en un territorio y una época respectiva.

Una vez posee las bases de su reino, que es lo más cercano a la etapa premoderna inglesa, Pepito empieza a usar seres ya creados por otros escritores crear su propio arsenal de seres fantásticos: orcos, elfos, dragones, arañas gigantes, trolls, águilas gigantes, cambiaformas, brujas, enanos, muertos vivientes, unicornios, leones gigantes (en fin, cualquier ser es permitido).

A estas alturas, Pepito habrá tomado para su novela a pertenecientes cientos de bestias a mitologías diferentes a la inglesa, que es sobre la que se basa la historia, pero no importa, es fantasía al fin y al cabo.

Luego crea territorios con nombres rebuscados: Los pantanos sangrientos, Los bosques oscuros, La Montaña de la muerte, La Cordillera sin fin. Qué carajo, todo vale. Ah, y estos territorios están habitados por pobladores que pueden ser humanos o no, pero que están adaptados. Sí, muy histórico todo.

Un día, el cansón de Piper ojea el libro como quien no quiere la cosa y le pregunta: Oye, sería bueno un caballero, una princesa o un noble de piel negra en tu historia de fantasía épica.

¡Blasfemo! Grita Pepito ¡En la edad media no habían negros! ¡Es historicamente incorrecto!

Recapitulemos, novela de fantasía ambientada en la histórica Inglaterra medieval, que incluye todo la diversidad élfica, orca o lo que sea y que posee el más inverosímil bestiario que se le ocurra a una mente loca, pero que no puede tener negros porque se perdería la coherencia.
Creo que debí rajarme en historia porque no recuerdo que la historia medieval inglesa, europea o universal, posea enfrentamientos entre dragones y elfos.
Explicación más directa: no me da la gana de incluir negros y me excuso en estúpidas reglas.


La coherencia geográfica

La hermana menor de la primera regla. Continuemos con Pepito o Aragorn.

Como buen escritor de fantasía medieval , Pepito dedica gran parte de su tiempo en dibujar un excelente y extraño mapa del mundo en el que se desarrolla su historia. En el epicentro, por lo general, va la ciudad o reino principal y poco a poco va añadiendo más territorio.

Cruzando los mares y en otro continente (o una isla, pues tampoco pueden robar tanta tierra) estarán ubicados los exóticos no blancos. Un territorio en el que los negros viven tranquilos, sin intervenir en la trama importante de blancos nobles que sucede en el dibujito que simboliza Europa. Claro, debe existir una correlación con el mundo real: los negros viven en una isla llamada África y así debe reflejarse en nuestros libros. No hacerlo es una cachetada a la honorable ciencia de la geografía. ¿Por qué no pueden haber ciudadanos locales negros en los reinos principales? ¿Por qué no pueden pertenecer a la nobleza? ¿Por qué en tu fantasía no tienen derecho a vivir integrados? ¿Qué manía la de volverlos
lejanos y exóticos nativos/guerreros que serán vistos con recelo y desconfianza por el resto de los personajes de tu mundo imaginario?
Explicación más directa: no me da la gana de incluir negros y me excuso en estúpidas reglas.

Los negros no estaban integrados al resto de la sociedad

Pepito, bastante molesto por los continuos ataques de Piper, argumenta que en el medioevo inglés o europeo no habían negros y desea que su sociedad sea lo más cercana a la realidad (ya sabes, con magos, hechiceros, dragones y pegasos).

Los negros vivían en sus aldeas africanas y no se integraban con Europa, dice Pepito, muy tieso y muy majo, con pantalón corto y corbata a la moda.
A estas alturas estoy más que convencido de que mi querido Pep se equivocó de género y que en vez de escribir fantasía debió escribir historia, geografía y demografía medieval, pues resultó un verdadero experto en el tema. Sin embargo, hay prueba suficiente para concluir que el medioevo no era exclusivo de la población blanca y que podías encontrar de todo como un botica.
Obviamente no fueron mayoría ni existieron guetos medievales en Canterbury o Sherwood, pero desaparecerlos de la fantasía épica con esta excusa es bastante cutre y racista. Y si en verdad la gente negra fuese desconocida en la Europa de aquellos años... ¡estás escribiendo fantasía, es tu libro y tienes elfos! ¡Los elfos no han existido y jamás fueron reyes y reinas!
Además, existen pruebas suficientes para relacionar la creencia de un medioevo completamente blanco con los supremacistas blancas y el deseo de reformar la historia a su gusto.

La raíz del problema

Durante años, la persona detrás de las cuentas de A principios de 2017, Paul Sturtevant en su sitio The Public Medievalist lanzó una serie sobre Los manifestantes del 2017, en Twitter y Tumblr @medievalpoc ha estado ilustrando (literalmente) el simple hecho de que habían personas medievales de color en las obras de arte europeas premodernas. Nunca fue la pura fantasía blanca de los supremacistas blancos. Invito a revisar el blog y bañarse con un poco de negritud medieval. raza y racismo y la Edad Media , que invito a leer aunque está en inglés (eso ya no es excusa con el traductor de Google).
Lo mejor del blog es su subtitulo: "porque no querrás ser históricamente inexacto".
Estos esfuerzos (podría extenderme con muchas otras referencias y artículos medievalistas) apuntan a descarrilar los tipos de afirmaciones falsas sobre un pasado blanco puro que los racistas adoran y propagan.
Como puedes apreciar, la edad media no era el paraíso blanco que nos han querido pintar en los medios y en la cultura actual, pero ¿ qué objetivo tiene sostener esta falsedad? Es sencillo, prolongar la idea de pureza medieval envalentona a los supremacistas. Sí, aparecieron los racistas, digo, las llaves.
Los supremacistas blancos defienden a capa y espada la Europa en la Edad Media porque imaginan que era un lugar puro, blanco y cristiano, organizado de manera saludable en torno a la resistencia militar contra las fuerzas externas, no blancas y no cristianas. Como a ellos les gusta.
Del mismo modo, los fanáticos europeos antiislámicos se visten con trajes medievales y comparten el meme del "Templario llorando". Podría mencionar cientos de referencias más. Charlottesville, tenían símbolos del Sacro Imperio Romano medieval y de los Caballeros Templarios . El asesino de Portland, en ese mismo año, alabó a "Vinland", un nombre vikingo medieval de América del Norte, con el fin de afirmar la histórica propiedad blanca sobre la masa de tierra: a los racistas de Vinlander les gusta afirmar que los blancos son "indígenas" aquí sobre la base de la tradición escandinava medieval.

"La base de la ansiedad de los nacionalistas blancos es que la inclusión [de la raza en el medioevo] significa borrado, que están luchando contra una invasión masiva de personas ajenas a instituciones que legítimamente pertenecen a los blancos. Inspira la victimización entre sus adherentes al ignorar la evidencia de la durabilidad de la supremacía blanca en los Estados Unidos, incluso en nuestros campus. La mayoría de los profesores, el personal y los administradores aborrecen este pensamiento e ideología, pero en mi experiencia, a menudo respaldan tácitamente ideas que pueden ayudar a crear los pequeños Para terminar, cuando algún Piper Intenso Valca pregunte por qué no incluyes personajes negros como reyes, nobles o al menos no Marcia Chatelain , que escribió recientemente un excelente artículo titulado "Cómo las universidades embollan a los nacionalistas blancos", menciona:
Richard Spencers ".
Como Pepito y tú puedes ver, detrás de ese borrado étnico en las historias de fantasías medievales hay un trasfondo bastante arraigado de racismo y prejuicio. No significa que los autores que no incluyen personas negras son racistas (en algunos caras vemos, corazones...), pero ese negacionismo basado en la historia y la geografía es una mentira que los medievalistas han sembrado en la sociedad y que sobrevivirá mientras existan los supremacistas blancos.
Por otro lado, que George Martín diga que Poniente se basa en la edad media no significa que sea cierto o que el autor sea un gran historiador, tampoco quiere decir que las bases de los mundos de Tolkien o Lewis sean referentes medievales. Como lector no puedes creerlo y darlo por hecho sin investigar un poco. Existe un inmenso sesgo racial.
como estereotipos , evita razonamientos baratos, toma aire, míralo a los ojos y dí: Y punto. Es mi libro y no me da la gana de incluir personajes negros.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista