Revista Ajedrez

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (4)

Por Aarteaga61

Habría que entender al maestro naturalizado inglés, Isidor Gunsberg (1854-1930) cuando aceptó la invitación para jugar en el Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914.

A los 59 años, su mejor época había pasado. De hecho, entonces, ya no jugaba apenas al ajedrez, pero quiso despedirse saliendo por la puerta grande del exuberante mundo del tablero donde otrora había rayado a un gran nivel (!?).

Recordemos que fue capaz de hacerle frente al colosal Steinitz en el Campeonato del Mundo celebrado en Nueva York a finales de 1890 y principios de 1891 y donde tras 19 disputadas partidas, sólo perdió por dos puntos de diferencia contra el fenómeno mundial de entonces.

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (4)Grabado de Isidor Gunsberg en 1914

La partida que hoy nos ocupa es la Gunsberg-Alekhine (1) 0-1 en 30 jugadas, del comienzo de aquel gran evento internacional ruso.

La misma, aparte de en el libro de Tarrasch sobre el torneo y en el primero (de tres) de Khalifman sobre todas las partidas de Alekhine, que se comentan en ese majestuoso trabajo en estilo informator, se puede seguir en el popular libro primeramente titulado "The Unknown Alekhine" (1949) y luego en una segunda edición: "100 instructive games of Alekhine - The Development of a chess genius" (1959) del maestro estadounidense Fred Reinfeld, que comentaba siempre en instructivo estilo para el gran público, intercalando muchas palabras con menos variantes largas y fatigosas. Siempre lo relaciono en su forma de predicar el Ajedrez con maestros como Román Torán o Raymond Keene, pues no todo lo que se escribe en ajedrez, estimados lectores, tiene porqué ser largo y analíticamente tedioso.

Gunsberg fue un maestro de efímeros y fugaces ataques. Aquella actitud siempre le funcionó contra ajedrecistas que pronto cedían a sus propósitos, pero contra una oposición como la aquí mostrada por Alekhine, llena de inventiva y de obstinación, su política generalmente resultaba suicida:

Veamos, de forma complementaria, la partida con análisis del programa informático "neuronal" Fat Fritz 2.0 al nivel de "180 segundos por movimiento":

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (4)Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (4)
Contaba Edward Lasker (USA) que en 1913 pactó un match a seis partidas con Gunsberg y que este último pensaba que le podría vencer más o menos con comodidad. Sin embargo, en la primera partida el maestro norteamericano (no confundir con Emanuel) venció y luego en la segunda, Gunsberg estuvo otra vez perdido, pero con mucha suerte, terminó al final ganando. Justo en el momento de firmar esa segunda planilla, Isidor le dijo a Edward que se rendía en el encuentro, porque sabía que su mejor tiempo ya había pasado... Bajo esta premisa, cuando vemos ahora esta primera partida contra Alekhine jugada un año más tarde, es fácil entender que el maestro nacionalizado inglés (había nacido en Hungría) lo que quería entonces era complicar al máximo la lucha para intentar pescar en río revuelto, antes de caer en cauces naturales que lo llevarían de antemano a una derrota segura (!?).Reproduzca la partida en pantalla haciendo "click" en el siguiente enlace:Gunsberg-Alekhine, San Petersburgo, Fase Preliminar (1), 1914

Descargue la partida en formato "cbv" de Chessbase:

Formato cbv

O bien en fomato universal "pgn":

Formato pgn

Queridos amigos, poder rememorar a través de los libros un gran torneo internacional como aquel fantástico de San Petersburgo de 1914, con las partidas de tres grandes campeones mundiales de la historia, como fueron Emanuel Lasker, José Raúl Capablanca y Alexánder Alekhine, hace que la vida sea bonita:


Angel Jiménez [email protected]

Volver a la Portada de Logo Paperblog