Revista Cultura y Ocio

Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)

Publicado el 26 enero 2015 por César César Del Campo De Acuña @Cincodayscom

Lo que he visto esta semana…por  César del Campo de Acuña.

birdman-poster-cincodays-com
Dirección: Alejandro González Iñárritu.
País:
Estados Unidos.
Año: 2014.
Duración: 119 minutos.
Género: Drama. Comedia negra.
Reparto principal:   Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts, Andrea Riseborough, Amy Ryan, Lindsay Duncan, Merritt Wever, Joel Garland, Natalie Gold, Clark Middleton, Bill Camp, Teena Byrd, Anna Hardwick y Stefano Villabona.
Guión: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo.
Música: Antonio Sánchez.
Fotografía: Emmanuel Lubezki.
Montaje: Douglas Crisey Stephen Mirrione.     Diseño de producción: Kevin Thompson.   
Vestuario: Albert Wolsky.
Estreno en EEUU: 14 de noviembre de 2014
Estreno en España: 9 de enero de 2015.

La inesperada virtud de la ignorancia

Aun a riesgo de sonar pretencioso puedo afirmar, tranquilamente, que son pocas las ocasiones en las que abandono una sala de cine absolutamente contento con lo que he visto. En la mayor parte de los casos lo máximo que puedo decir de la película de turno es que me ha entretenido y aunque eso, desde mi punto de vista, es más que suficiente, de cuando en cuando espero algo más; algo como una sorpresa en forma de arriesgada propuesta que no roce en la mediocridad de aquellos que empañan todo con su particular visión artística o quizás encontrarme con una obra excelente a nivel dramático, narrativo y técnico. Como es evidente, esto último rara vez suele ocurrir y termino contentándome con que el poster, dado a que me niego a ver trailers en otro soporte que no sea la gran pantalla, cumpla con lo que promete. Afortunadamente, cada vez que topo con una producción tan singular como afinada en todos los elementos que la componen, mi satisfacción me hace enmudecer para dar paso a la honra que otorga el silencio seguido de sonoros aplausos.

Esto último ocurrió con Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) quinto largometraje del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu. La historia pergeñada por Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Armando Bo y el propio Iñarritu nos traslada a las entrañas de un viejo teatro de Broadway en el que un actor (Michael Keaton) trata de dar un sentido artístico a su trabajo y a su vida adaptando, interpretando y dirigiendo una obra en las antípodas de las películas de súper heroicas que le dieron fama y fortuna a finales de la década de los 80 y principios de los 90. En su camino hacia la redención y a la relevancia intelectual tendrá que enfrentarse a sus demonios personales, a todos los conflictos humanos que en su condición de actor se vuelven contratiempos titánicos y a los problemas derivados de la producción teatral. El recorrido al aplauso y al perdón que el protagonista busca mostrara el choque de egos entre bambalinas (el cual es extrapolable a cualquier desempeño profesional restándole el dramatismo de los que comparten escena), la superficialidad de aquellos que etiquetan la cultura, la vergüenza, la inseguridad de los que saben enfrentarse a algo que les supera, la melancólica situación de aquellos que en su búsqueda de la significación solo pretenden acariciar la invisible normalidad, el rechazo al mundo finito en el que vivimos y el miedo al fracaso.

Birdman-michael-keaton-cincodays-com

Este tour de force de sentimientos se asienta en diálogos chispeantes (especialmente las frases de un sensacional Edward Norton), una fotografía fastuosa y sorprendentemente luminosa a cargo de Emmanuel Lubezki (Gravity), una filmación tan poco usual que atrapa al espectador del mismo modo que la inolvidable escena del Copacabana en Uno de los nuestros (1990), un reparto en particular estado de gracia que hace bueno aquello de “No hay papel pequeño, solo actores pequeños” y una cercanía en la distancia tan próxima a un más que posible futuro capaz de llegar a sobrecoger. Si bien es cierto que en algunos momentos el film cae en los clichés del perdedor como personaje cinematográfico (como el alcohol o la autocompasión) la cinta es capaz de sacudirse de encima el manto de la historia de redención con gran desparpajo y sin ningún tipo de complejo, ya que lo que intencionadamente busca no es contar la salvación o perdición del protagonista, sino sencillamente su momento (algo parecido a lo que pudimos ver en The Wrestler, aunque en ese caso con una pronunciación dramática aun mayor), un momento de crisis acentuado por la pérdida de identidad, algo por lo que todos más tarde o más temprano, terminamos pasando.

Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) no es una película que se pueda contar es un film que ha de ser visto con calma y con la sana intención de enfrentarse a algo diferente si forman parte del nunca suficientemente bien ponderado público mayoritario. Tan poco esperen, especialmente si son de aquellos que tan solo buscan mensaje (bien sea por curiosidad intelectual y/o artística o por la necesidad de ser dirigidos), una cinta cargada de revelaciones asombrosas sobre la condición voluble e insignificante del hombre como especie ya que, personalmente, no creo que este film tenga esa virtud en particular al no llegar a concretar después de ahondar en las cuestiones en las que se interna. No sabría decir a ciencia cierta si Birdman será una obra esclava de su tiempo o de si será capaz de trascender más allá pero, lo que sí puedo afirmar con seguridad es que se trata de una sobresaliente y sorprendente propuesta en la que todos sus elementos rinden a un nivel sobresaliente y es por eso, por ese inusitado y poco frecuente, halo de excelencia por lo que merece el esfuerzo de dejar los prejuicios en la entrada y atreverse a entrar en una narración que expone la cercanía de lo lejano.

Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)

Que me ha gustado: Dos actos sobresalientes. La fotografía. La banda sonora. La realización…prácticamente todo. Es una cinta que todos los aficionados al séptimo arte deberían ver, no ya por todo lo que cuenta (que es mucho) sino por todos los elementos técnicos e interpretativos que componen a esta obra de arte.

Que no me ha gustado: Quizás el tercer acto. Tendemos a buscar respuestas y cuando no terminan dándonoslas al completo y dejan a nuestra interpretación el trabajo podemos torcer el gesto. Al no concretar y caer en la ambigüedad, no termina de definir el mensaje.

Curiosidades:

  • Tan solo se tardó un mes en rodar la película.
  • La cinta tiene algunas alusiones a la saga cinematográfica Batman, cintas que como recordaran convirtieron a Keaton en una estrella a finales de los 80 y principios de los 90. Riggan, en las entrevistas en su camerino, declara que no interpreta a Birdman desde 1992, siendo el año en el que Keaton dio vida por última vez a el hombre murciélago en el film Batman vuelve (Tim Burton – 1992). Por otro lado hay un momento en el que se menciona a George Clooney, otro actor que interpreto a El Caballero Oscuro.
  • Michael Keaton ha declarado que este film es el mayor desafío al  que se ha enfrentado en su carrera como actor. También dijo que la personalidad de su personaje, Riggan, es la más diferente a sí mismo de todas las que jamás haya interpretado.
  • Debido a la inusual manera de filmar tomas largas de Iñárritu, Edward Norton y Michael Keaton decidieron contabilizar el número de errores cometidos por ellos mismos y por el resto de compañeros de rodaje. La que más fallos cometió fue Emma Stone y el que menos Zach Galifianakis.
  • Esta película fue el primer papel protagonista de Michael Keaton en seis años. La anterior cinta que protagonizo fue Caballero y asesino de 2008, cinta que además dirigió.

emma-stone-birdman-cincodays-com

[email protected]

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom


Archivado en: Cine, Lo que he visto esta semana
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)
Lo que he visto esta semana – Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista