Revista Baloncesto

Lorbek hace reaccionar a un Barça más líder después de vencer a un Granada brillante

Publicado el 15 marzo 2010 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Lorbek intenta coger un rebote ante Hendrix, Steffasson y Gutiérrez -EFE.


El Barça es, ante todo, un equipo fiable, tanto si juega exageradamente bien o rematadamente mal como el CB Granada, al que acabó ganando gracias a Lorbek, infalible en el último cuarto (11 puntos sin fallo de los 17 que totalizó) y decisivo con cuatro canastas en los últimos tres minutos que hicieron ceder a los visitantes. Este curso los números de los azulgrana no admiten peros: sólo han perdido tres partidos, dos por dos puntos y uno por un único tanto. Así, el Barça afronta el último tramo de la temporada imbatido en el Palau, donde no pierde desde hace casi un año. La última vez lo hizo el 24 de marzo de 2009, en el primer partido de la serie de cuartos de la Euroliga que acabaría ganándole al Caja Laboral, entonces y durante varios años conocidos como Tau Cerámica. Los vitorianos, a los que el Barça ya aventaja en tres victorias de margen tras su derrota en el Telefónica Arena ante Asefa Estudiantes (74-58), también son también los últimos en superar a los azulgrana a domicilio (4 enero de 2009). El próximo sábado Barça y Caja Laboral se enfrentarán en Vitoria en un duelo que debería ser más igualado que el de ida, resuelto a favor de los azulgrana por 100-72.

Se ha hablado mucho de la inminente serie entre el Barça y Real Madrid en Europa y poco se había reparado en la visita CB Granada. Y su técnico, Trifón Poch, ya había anunciado que tenía un plan y, visto el resultado, estuvo a punto de funcionarle. Con más mérito si cabe por la lesión en el primer cuarto de Gianella, su base titular que ya estaba entre algodones. De no haber sido por la fiabilidad de Lorbek y por partido completísimo de Mickeal (23 puntos con 5/9 en tiros de dos y ocho rebotes para un total de 29 de valoración) el Barça hubiese dejado en 32 su racha de triunfos consecutivos en el Palau.


Hunter, desquiciado


A dos minutos del final los visitantes sólo perdían por cuarto (70-66). A 1m 55s Lorbek metería una canasta de espaldas casi imposible y forzaría una autocanasta de Hendrix (once puntos, el sustituto oficioso de Borchardt) a 1m 24s. Lo que vino a continuación estropeó el partido y desquició a los visitantes, particularmente a Hunter (17), al que los árbitros le negaron acción continuada tras un triple fantástico desequilibrado por la personal de Basile. Hunter, un trotamundos que hasta este curso nunca había permanecido dos temporadas en el mismo club, aceptó la decisión a regañadientes y metió dos de los tiros libres (74-68 a 1m 22s). El jugador no pudo controlar su boca y fue descalificado con dos técnicas, concesiones que aprovechó Mickeal para asegurar aún más el triunfo azulgrana.

En estos casos se utilizan tópicos muy manidos para calificar la derrota del pequeño. Se clasifica de derrota dulce o de victoria moral. Referencias que encajan para referirse al CB Granada, que durante muchos minutos llegó el ritmo del encuentro y se sintió muy cómodo en la pista, independientemente de quién estuviese en la pista. Empezó bien (11-12 a los 5m 30s) con Hunter y Hendrix como referentes y se rehizo de la máxima ventaja local (30-21 a los 16m 45s, la misma que a 50’8 s, 79-70) con Hendrix en el banquillo y dos secundarios acertados: Steffansson y sobre todo Juampi Gutiérrez, que anotó diez se sus 16 puntos en el segundo cuarto, cerrado con un ajustado 34-33 tras una canasta al límite de Hunter.

El Barça había logrado su ventaja desde la defensa, con sus hombres más dispuestos para ello –como Sada, Grimau y Basile–, y también cedió por el mismo aspecto y su discreto ataque (4/19 en triples) y 0/5 de Navarro, que acabó con seis puntos y -2 de valoración. Un aspecto en el que Ricky Rubio acumula cuatro partidos de Liga con los mismos guarismos: 11. El base no pudo ser el canalizador del juego rápido del equipo como tantos otros días y lo notó Barça, que llegó a ceder por 38-42 (a los 23m 45s) tras un parcial de 8-21 con un Hunter omnipresente. Un triple del propio Ricky hizo reaccionar al Barça, que tardaría a ponerse por delante. Lo consiguió con dos acciones muy trabajadas de Mickeal (54-52 a los 28m 25s). Después, lo sabido, Lorbek surgiría en el último cuarto y con sus cuatro últimas canastas sentenció un partido muy competido por el CB Granada. El Barça es aún más líder.



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas