Revista Insólito

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

Publicado el 31 mayo 2017 por Tdi @RLIBlog

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano


En 1524, Marcantonio Raimondi publicó I Modi (Las maneras), también conocido como Los dieciséis placeres o De omnibus Veneris Schematibus, donde mostraba 16 grabados de posturas eróticas basadas en las pinturas de encargadas a Giulio Romano por Federico II Gonzaga para el nuevo Palacio del Té en Mantua. Sin embargo, el Vaticano no vio con buenos ojos su publicación, por lo que el papa Clemente VII ordenó encarcelar a Marcantonio y destruir todas las copias de su obra.

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano


Ahora bien, dado que se basaba en la obra de Giulio Romano, era de esperar que este también sería encarcelado y sus pinturas destruidas. No hubiera sido la primera vez que el papa Clemente VII habría tenido motivos para hacerlo. Romano fue asistente del artista Rafael, que no pudo completar su trabajo en el Vaticano al morir en 1620. Él y los demás asistentes completaron las Estancias de Rafael. En 1923, enfurecido por el retraso en el pago, pintó las 16 posturas en los muros de la Estancia de Constantino. Sin embargo, la gran diferencia con Marcantonio es que sus obras no eran públicas.

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano


Por otra parte, Romano no se percató de la existencia de los grabados hasta que el poeta Pietro Aretino fue a ver las ilustraciones originales mientras este aún trabajaba en ellas. Aretino compuso un soneto para cada una de las imágenes y aseguró, junto al cardenal Hipólito de Médicis y Baccio Bandinelli, la salida de prisión de Marcantonio. En 1527, los poemas se incluirían en una segunda edición de la obra, cuyas copias serían tomadas de nuevo por el Vaticano. Marcantonio volvió a prisión, pero esta vez se escapó. Tras el saqueo de Roma ese mismo año, tanto Marcantonio como Romano dejaron la ciudad. El primero huyó arruinado tras tener que pagar un elevado rescate a los españoles. El segundo siguió trabajando para Federico II Gonzaga.

Aunque se hizo un trabajo exhaustivo para eliminar cualquier copia de la obra, sobrevivieron unos pocos fragmentos (primera imagen) y dos copias de la primera postura. En 1550, en Venecia, se publicó una copia, posiblemente infractora, con 15 toscas imágenes en xilografía y textos contemporáneos.

En el siglo XVI, varios miembros del All Souls College de Oxford, usaron la imprenta de la universidad para imprimir Las posturas de Aretino. El decano, el Dr. John Fell, confiscó las placas de cobre y amenazó a los implicados con la expulsión. Sin embargo, sobrevivieron los sonetos de Aretino.

En 1798, reapareció con el título francés L'Arétin d'Augustin Carrache ou Recueil de Postures Érotiques, d'Après les Gravures à l'Eau-Forte par cet Artiste Célèbre, Avec le Texte Explicatif des Sujets (El "Aretino" de Agostino Carracci o una colección de poses eróticas, tras los grabados de Carracci por este famoso artista, con los textos explícitos del tema". Este famoso artista era Jacques Joseph Coiny, con ilustraciones de Agostino Carracci. Este añadió tres imágenes adicionales, contando el frontispicio.

Las imágenes de Carracci muestran a personajes mitológicos, literarios e históricos con un estilo clásico, aunque con detalles que denotan rasgos más modernos, como el tamaño de los penes o los muebles anacrónicos.

En esta imagen se muestra a una satiresa, una invención tardía de poetas y artistas, además de infrecuente. Algunos ejemplos de satiresa pueden verse en Bacanal de niños de Miguel Ángel o Sátiro femenino con dos putti de Claude Michel.

En este caso, Polieno es un personaje ficticio que no proviene ni de la mitología ni de la literatura.
Glicera no hace referencia a ningún personaje concreto, sino que era un nombre popular usado por heteras (cortesanas), que significaba "la dulce".

El amante coronado podría ser Epimeteo. El hombre con la vela se relaciona con la representación del clásico Puer sufflans ignes de Plinio en sus descripciones del escultor griego Licio de Eléuteras y el pintor Antifilo. Es un tema común con Muchacho encendiendo una candela de El Greco.
Fuente: Flashbak, Eroti-Cart, Wikipedia

¿Cansado de esperar nuevas entradas?

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista