Revista Salud y Bienestar

“Los cuidados centrados en el desarrollo del recién nacido prematuro son clave para su supervivencia”

Por Fat

 La Sociedad Pediátrica de Especialistas Quirúrgicos e Intensivos (SOPEQUIN) ha organizado la I Jornada de Actualización en Neonatología, en la que se ha tratado el tema de los Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD) y la familia. Este encuentro, en el que se han reunido expertos en neonatología y enfermería de toda España y que ha tenido lugar en el Edificio Materno-Infantil del Complejo Hospitalario de Navarra, ha contado con la colaboración de la Fundación del Colegio de Médicos de Navarra y de Abbott.
“Los objetivos principales de esta jornada”, explica la doctora Concepción Goñi Orayen, jefa de Sección de UCI Pediátrica y Neonatología del Complejo Hospitalario de Navarra y perteneciente al Comité Organizador de esta jornada, “han sido actualizar y profundizar en el manejo principal del recién nacido centrado en su desarrollo y en su familia, además de explicar a todas las personas implicadas en el desarrollo y cuidado de estos niños la base científica y el desarrollo neurológico del prematuro, a través de una explicación teórica y de unos talleres prácticos”.
Este taller ha estado dirigido a neonatólogos pediatras, así como  a los profesionales de enfermería, ya que especialmente son ellos los que más relación tienen a diario con los neonatos y los prematuros. Durante la jornada se han llevado a cabo ponencias sobre los conceptos generales de los Cuidados Centrados en el Desarrollo del recién nacido y su familia, por parte del doctor Josep Perapoch, del Servicio de Neonatología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y entrenador de NIDCAP (por sus siglas en inglés: Newborn Individualized Developmental Care and Assessment Program - Evaluación y Cuidado Individualizado del Desarrollo del Recién Nacido), así como unos talleres prácticos simultáneos sobre el posicionamiento del recién nacido y sobre la conducta del recién nacido prematuro, por parte de las enfermeras Estrella Gargallo y Mª José Cano, ambas del Hospital Vall d’Hebron.
Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD) Los Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD) son los cuidados que se ofrecen a los neonatos, en los que se pone especial atención en el desarrollo como una forma de aproximación humana para cubrir las necesidades del bebé prematuro y de su familia. Investigaciones nacionales e internacionales han demostrado a lo largo de los años que los niños que han recibido este tipo de cuidados han mejorado los resultados en cuanto al desarrollo neuroconductual a largo plazo.
La doctora Goñi asegura que “los beneficios para los prematuros son muy claros, ya que estos niños ingresan en la unidad cuando están en pleno desarrollo de su sistema neurológico y todos los cuidados que nosotros les proporcionamos son principalmente para salvarles la vida, para que progresen y maduren fuera del útero de su madre. Por lo tanto, tratamos de hacer que esa maduración sea  lo menos desfavorable posible en un medio más hostil que el vientre de su madre, ya que necesitan ayuda para respirar, alimentarse, para que puedan funcionar correctamente todos sus órganos y sistemas, para no padecer infecciones y para que no tengan problemas en el futuro en cuanto al desarrollo neurológico”.
Actualmente, en la mayoría de unidades neonatales de nuestro país, los padres ya no son simples visitas, sino que están implicados al 100% en el cuidado de sus hijos. “Por ello”, comenta la doctora Goñi, “los profesionales que trabajamos allí tenemos que contar con ellos, porque además nos pueden ayudar muchísimo, tanto a nosotros como a su hijo, y no solamente con la lactancia materna, sino consolándolos, con el método canguro, mediante el contacto piel con piel”. Este vínculo añadido a los cuidados que se aplican sobre estos bebés hace que reciban un alta precoz, que favorece el desarrollo del niño y que hace que no haya reingresos posteriores por mal cuidado o por razones de angustia y ansiedad familiar por no poder controlar a los niños.
En cuanto a las infecciones respiratorias por Virus Respiratorio Sincital (VRS) como la bronquiolitis, debido a  las infecciones nosocomiales que se pueden desarrollar en el hospital, la doctora Goñi comenta que “hace ya dos años que estamos haciendo profilaxis de infección nosocomial del VRS, porque en años anteriores tuvimos estas infecciones que suponen un gran problema debido a su fácil transmisión, principalmente en época invernal y epidémica. Además de un riesgo para los grandes prematuros, para la unidad es un problema inmenso porque hay que desalojarla, aislar a los afectados, etc. Todos llevamos el VRS en las vías respiratorias y en las manos, lo que representa un riesgo inmenso para los grandes inmaduros con los que trabajamos, por eso tomamos las medidas necesarias y hacemos profilaxis de infección nosocomial en época de epidemia y realmente hemos conseguido que no haya brotes de infección como hemos tenido otros años”.
Cuidados postneonatales Cuando los niños prematuros evolucionan favorablemente y se soluciona su patología, son dados de alta. Hoy en día el peso no determina el momento de ése alta, sino la mejoría de sus problemas de salud. Por ello un niño que este bien, respire y se alimente sin problemas, puede irse a su casa con 1.800 gramos. Pero si existen problemas respiratorios, cardíacos, neurológicos o de alimentación, el momento del alta puede ser con un peso mucho mayor.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :