Revista Coaching

´Los jóvenes están bien formados para tomar el relevo en la empresa familiar´

Por Juan Carlos Valda @grandespymes

´Los jóvenes están bien formados para tomar el relevo en la empresa familiar´

Marilena Jover tiene una dilatada experiencia en la gestión de empresas. Casada y con dos hijos, se doctoró en Economía, y ha sido analista de valores, asesora del Govern Matas, miembro del consejo de Sa Nostra y directora del Palacio de Congresos. Dirige la Asociación Balear de la Empresa Familiar, que este año cumple su décimo aniversario.

–¿Cual es la importancia que ha alcanzado la empresa familiar en Balears?
–No hay datos concretos. Ni en el Registro Mercantil ni en la Seguridad Social existe el calificativo de empresa familiar, pero las estimaciones indican que más de un 95 por ciento de las empresas son de este tipo.

–La economía balear está basada entonces en esta clase de compañía.
–Muchísimo, porque el 95 por ciento de las empresas familiares aportan casi todo el PIB. Hay un dato que sorprende: En la asociación balear de empresa familiar somos 55 miembros, que aportan el 35 por ciento del PIB de Balears. El peso es evidente y muy importante. Dan trabajo directo a más de 50.000 personas en la comunidad.

–¿Qué diferencia hay en el trabajo cotidiano entre una empresa familiar y otra con una gestión estándar?
–En el día a día pocas diferencias, porque todas tienen que ser competitivas, deben estar dentro del mercado, pero tienen una serie de características que las distinguen. La empresa familiar está muy arraigada en el territorio donde ha empezado, tiene unos valores que se transmiten de generación en generación, son muy ágiles en la toma de decisiones y son más austeras. El sacrificio y el trabajo personal de cada uno de los miembros de la familia no tiene límite porque trabajan a muy largo plazo, su objetivo es la pervivencia en el mercado y aspiran a traspasar la empresa a las nuevas generaciones, lo que implica un compromiso personal que otras empresas no tienen.

–¿Cuentan con un estilo propio con sus pros y sus contras?
–Sin duda tienen muchas ventajas, el amor y el sacrificio que ponen mueve todo lo necesario pero también tienen muchos problemas a la hora de conjugar lo familiar y lo empresarial.

–Es vox populi que algunas importantes firmas insulares han tenido dificultades de funcionamiento interno.
–Los problemas vienen en el momento de la transición generacional de la sucesión, tanto de la propiedad como del liderazgo de gestión.

–El presidente de una firma familiar decía tiempo atrás que al mediodía se abrían fuertes debates entre padres e hijos que la madre debía apaciguar.
–En la primera generación y sus hijos el trabajo continúa en la mesa, en las vacaciones, en domingo. Y a medida que la empresa se hace mayor, también la familia cambia. Poco a poco se van separando las cuestiones de familia de las empresariales. Eso es positivo porque de lo contrario llegaría a ser imposible gobernar la empresa.

–Estamos en pleno proceso de traspaso del mando de algunas de las grandes empresas familiares, que están en mente de todos ¿Preocupa esta transferencia por el cambio de métodos y costumbres?
–Creo que es un motivo de orgullo porque supone que la empresa funciona, es competitiva, tiene beneficios, crea empleos. Entonces es importante que haya un traspaso. Las generaciones que vienen están mucho más formadas que la de los padres, y esto es una ventaja. Son generaciones que admiten el cambio, no se puede gestionar hoy una empresa igual que hace tres o treinta años, la gente joven está preparada para asumir estos retos.

–Sin embargo se deberá conservar la raíz de la empresa.
–Es importante que no se pierda todo lo que han creado aquellos emprendedores que han tenido un espíritu de trabajo importante. Es una de las claves del éxito de las empresas familiares, ser capaces de transmitir estos valores, que junto con el fundador crearon la empresa e hicieron que fuera exitosa. Las generaciones actuales están bien preparadas y las que asumen el reto lo hacen comprometidos, sabiendo el esfuerzo y la implicación diaria que ello supone. Pero las satisfacciones son enormes porque afortunadamente también se estudia la problemática de la empresa familiar a través de una cátedra de Banca March.

–¿Qué metas tiene la asociación que usted dirige?
–Hace diez años que fue constituida –junio de 1999– por 20 empresarios con ganas de profundizar en todo lo que afecta a la empresa familiar. Queremos proporcionar herramientas a las empresas para que pervivan en el tiempo. También darles el apoyo que requieran, difundir la cultura emprendedora entre los jóvenes, y uno de nuestros objetivos es ser interlocutor con las Administraciones públicas, a fin de mejorar las leyes que permitan ayudar a estas empresas. También ser interlocutores en materia de política económica, social y laboral, porque al generar una parte importante del PIB tenemos mucho que decir.

–¿Ve una próxima salida del túnel?
–No estamos tan mal como a principios de año. La situación financiera se ha estabilizado y no hay riesgo de quiebra pero todavía hay un largo recorrido por hacer.

–¿El próximo año será sólo de transición?
–Creo que sí. Sentaremos las bases del crecimiento con cierto fundamento a finales de 2010. Hay una falta de confianza muy grande en todos los sectores. Se plantea una modificación del modelo a largo plazo, pero aún no se ve la apuesta por ese modelo.

Fuente http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2009/11/25/jovenes-formados-relevo-empresa-familiar/524435.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas