Revista Moda

Los mejores negocios son los que se hacen con dinero ajeno

Publicado el 15 junio 2019 por Jacobpulido @ProyectoModa

Un dicho muy frecuentemente escuchado, poco difundido y mayormente malentendido, no se trata de pedirle dinero a tus papás, ni a tu tío rico, se trata de saber manejar las herramientas financieras que pudieras no estar considerando y las tienes a la mano.

Es importante que como emprendedores aprendamos el poder del dinero pero más el poder del dinero bien aprovechado, algo que siempre recomiendo cuando van a emprender es que consideren los siguientes puntos:

¿Vas a comenzar tu emprendimiento? Analiza que recursos tienes a la mano.

Los mejores negocios son los que se hacen con dinero ajeno

Es importante considerar todo acceso a capital de inversión que tienes a la mano para comenzar tu proyecto, jerarquizalo:

-Apoyos de gobierno y/o asociaciones

-créditos personales de bancos o algún otra institución similar

-préstamos de posibles inversionistas

-préstamos de familiares o amigos

En ese orden que te los señaló arriba es como debes visualizar la disponibilidad de capital.

Lo primero es buscar créditos y/o apoyos de instituciones que a eso se dedican, antes podíamos considerar por ejemplo A INADEM (instituto nacional del emprendedor) después del cambio de gobierno hubo reajustes grandes entonces ahora es necesario investigar que institución puede acercarte a los fondos, ojo ya no consideres nada a fondo perdido como comúnmente se le denomina (monto de dinero que te daban y no era necesario regresarlo) esta categoría de fondos la ventaja es que casi siempre el interés es muy bajo digamos de un 8% anual sobre el monto total y de ahí para abajo, el contra es que requeriría una infinidad de papeleos y documentaciones dependiendo donde lo solicites y uno de esos requisitos principales es estar dados de alta en hacienda y estar al corriente con pagos de impuestos, etc. Ojo no todos pero si una gran CANTIDAD. NO ESPERES QUE CAIGAN DEL CIELO, y mucho menos que será solo estirar la mano y pedir, eso es limosna no apoyo, eres emprendedor no indigente.

Ahora bien el tema de bancos siempre asusta a todos, esta es una excelente opción de liquidez cuando has desarrollado un buen historial. Crediticio, el monto que requieres es pequeño (menos de 50,000 pesos mexicanos por poner un ejemplo), si ya tienes alguna tarjeta de crédito y la tienes al corriente (no necesariamente sin deuda pero si con tus pagos al corriente) te facilitará acceder a préstamos de ese mismo banco, en este momento un interés del 18% o menos es buena opción, yo aproveche en una ocasión un préstamo personal por 40,000 pesos a un interés anual del 9.22% que era una promoción especial que tenía el banco en ese momento porque nunca les había pedido un crédito y tenia un historial crediticio sano, quien diga que el buro de crédito no sirve para nada, es claro que jamás podrá aprovechar esta herramienta financiera así es que piensa bien antes de no querer esos 100 pesos restantes de pago en tu plan de la cuenta que quieres cancelar en Telcel porque hasta por una pequeña cantidad puedes ser calificado negativamente en el buro. Considera que si has estado ahorrando y ya tienes casi todo el monto del dinero que pudieras pedir prestado solicita el préstamo, solo es necesario que te eduques a ser ordenado con tus gastos y responsable con tus pagos, yo termine de pagar todos los créditos que solicité para mi primer marca en aprox. 2 años y no tuve que poner ni un peso de mi bolsa para lograrlo, me enfoque como meta que el negocio funcionará para que las mismas ventas de la marca lo pagaran. Como podrás ver los pros de esta opción es que tendrás liquidez para trabajar fácilmente sin tanta tramitología, el contra es que si no te organizas corres el riesgo de hacer crecer tu deuda por un mal manejo.

Los mejores negocios son los que se hacen con dinero ajeno

Varias veces me han llegado emprendedores comentando e que existe alguien interesado en invertir en su marca, que no es su familiar, esto puede ser otra buena opción pero claro, como todo tiene sus bemoles, primero debes definir con esta persona interesada que es lo que quiere:

A. - Ser socio activo de la marca, porque muchas personas piensan que por prestar el dinero a un negocio ya tienen poder de decisión sobre los asuntos del evento, eso no puede estar más equivocado, aguas porque si quiere ser socio entonces no es préstamo, es inversión y eso "no se regresa" por eso tiene participación de la empresa y se le retornará el equivalente del porcentaje que le corresponda de dicha sociedad.

B. - entiende su rol de prestamista pero se le hace muy jugosa la ganancia que puede llegar a recibir, cuidado con las expectativas de esta clase porque te generará un estrés innecesario ya que se tirar como literal te respira en el hombro esperando cosechar el fruto de su inversión, normalmente los plazo de retorno de inversión en estos casos llegan a ser muy irreales y sin fundamento, cuida esa parte, además considera que la responsabilidad la tendrás al 100% tu, si no le dejas bien claro las reglas del juego, como dice mi socio "deja bien claras las reglas del divorcio antes de aceptar el anillo de matrimonio" eso te ahorrará muchos problemas.

C. - Los que invierten a cambio de glamour, son de los más inofensivos al principio pero si no ven resultados pronto (estar en primeras filas de pasarelas, codearse con "la realeza de la moda" no sentirse enfrente del reflector) te empezarán a cobrar factura y casi siempre de una manera sumamente caprichosa, para este tipo la comunicación es vital, debe saber en que se está metiendo, explicarle que el glamour es solo 5% del trabajo podrá ser difícil de que lo procese pero si en verdad lo logras será una de tus mejores opciones.

En cualquiera de los tres casos anteriores siempre lograr situaciones Ganar - Ganar es vital, no omitas partes importantes del trato y sobretodo NUNCA SUPONGAS NADA, que todo quede bien claro y POR ESCRITO.

Los mejores negocios son los que se hacen con dinero ajeno

El último recurso de todo emprendedor debe ser recurrir a fondos familiares, no puedo escatimar en la necesidad de recalcar que ESTA DEBE SER TU UUUUUULTIMA OPCIÓN, las razones son las siguientes:

Tu que estas leyendo esto y quieres emprender y seguramente tienes más de 18 años, déjame te aclaro algo YA ERES MAYOR DE EDAD!!! hasta cuando vas a estar de sanguijuela de tus padres? Que crees que no se cansan de haber trabajado duro para darte una educación? Se más consciente de donde estas parado!

Ahora bien, habiendo dejando claro esto, más que un tema financiero debe ser un tema de valores propios y convicción, en que momento vas a poder hacer las cosas por ti mismo? Hazte esta pregunta y si la respuesta no es "Desde ayer" disfruta tu vida mediocre y como le digo a mis alumnos "Repitan después de mi - Cuantos metros va a querer de esta tela señora - porque es lo único que necesitan aprender para trabajar en Parisina o cualquiera de esas tiendas, en cambio, si tu respuesta si fue la que mencioné entonces analiza bien cuáles son las repercusiones de tus actos respecto al dinero que estás disponiendo de parte de tus papás, he llegado a enterarme de casos en que es tanta la fe ciega de los papás que hasta el fondo de retiro arriesgan para el negocio de la niña que fracaso porque "eso no era para ella", no, eso no es emprender eso se llama sangrar, así es que analicen bien si realmente quieren sentirse orgullosos de ver el fruto de todo su esfuerzo o simplemente pasar a la posteridad como parte de la estadística de fracaso en esta industria.

Ahora bien ya pasando el tema moral uno de los factores más determinantes es la libertad de acción, el hecho de tener inversión familiar provoca una serie de situaciones que fácilmente se pueden volver problemas para el negocio, ya que la carga emocional que conlleva el tener inversión de tus papas o algún familiar es bastante, no solo de tu parte sino de la de ellos, con esto me refiero a que tu dimensiones el alcance de tus propias acciones, considera que tus papas o familiar se sentirá con derecho para no solo estar preguntando "como va el negocio" ósea como va su inversión, sino además por ser ellos casi siempre mayores que el emprendedor te tratarán como un muchacho mocoso caguengue que no sabe lo que está haciendo y lo único que lograrán es que te bloquee debido a la indecisión infundada en ti, así es que evalúa si estas dispuesto a arriesgar tu tranquilidad con este tipo de inversiones.

Repito, como en un artículo anterior a este, no se trata de desanimar el emprendimiento, pero tampoco pensar que todo será color de rosa siempre, así es que es vital que te vuelvas más consciente de tu entorno real y las implicaciones que esto tiene.

Algo que te puede servir para identificar con qué dinero ajeno puedes comenzar es precisamente lo que señale al principio, investiga, investiga e investiga, ve a cursos sobre créditos, préstamos etc. que te permitan generar un criterio y un panorama más amplio.

Sigo recibiendo sus mensajes con temas que les interesa que aborde en futuros artículos, me da gusto saber que esta información que les comparto les sirve aunque sea para lograr perspectiva, espero lo sigan haciendo.

Related articles


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas