Revista Salud y Bienestar

Los padres contrarios a la vacunación infantil tienen una baja percepción del riesgo que asumen sus hijos

Por Fat

España cuenta con unas tasas de vacunación de la población infantil muy elevadas, que alcanzan en torno al 95%. En general, existe una conciencia muy desarrollada sobre el importante papel de las vacunas y su gran eficacia en la erradicación de enfermedades inmunoprevenibles. Sin embargo, algunas personas siguen siendo reacias a su utilización y permanecen firmes en su creencia de que es más beneficioso para sus hijos no vacunarles. “Diversos estudios apuntan que detrás de la decisión de no vacunar a un hijo hay generalmente miedo a que la inmunización cause un efecto secundario grave”, explica el doctor Diego Van Esso, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) durante su intervención en las Jornadas de Vacunas de la AEP 2010 que se están celebrando en Málaga. Y añade, “las familias que toman esta decisión tienen una baja percepción de los riesgos de la enfermedad y tienden a sobredimensionar los posibles efectos adversos de la vacuna”.
Las fuentes en las que se basan muchas de estas personas presentan la información de una forma sesgada y parcial. Por ello, es fundamental, aún más en estos casos, la labor educativa e informativa del pediatra: “Los especialistas debemos trasmitir a la familia la información objetiva sobre la seguridad de las vacunas que aconsejamos, con una actitud dialogante y respetuosa, intentando crear un clima de confianza para hacerles ver el riesgo que corre su hijo si no se vacuna”. La experiencia demuestra que así una proporción significativa de estos padres, aceptan finalmente vacunar a sus hijos.
La inmensa mayoría de los pediatras españoles vacunan a los lactantes, niños y adolescentes de cuya salud son responsables y la inmensa mayoría de las familias aceptan las vacunas indicadas en el calendario de vacunaciones. Sin duda, “el compromiso de los pediatras y las enfermeras pediátricas de nuestro país es mantener el alto nivel de cobertura vacunal que es la mejor garantía para que no se produzcan brotes epidémicos de enfermedades que ya deberían pertenecer al pasado”, asegura el doctor.
--Movimientos antivacunas
En España, al igual que en otros países, existen grupos antivacunas aunque su implantación es significativamente menor que en los de cultura anglosajona. Aunque afortunadamente en nuestro país la población es mayoritariamente favorable a las vacunas incluidas en el calendario de vacunas pediátrico, algunas familias excepcionalmente las rechazan. “Los llamados grupos o movimientos antivacunas son personas organizadas que difunden el mensaje que las vacunas son negativas para la salud. Abogan por la no vacunación, despreciando la efectividad vacunal y magnificando los posibles efectos secundarios de las vacunas ”, añade el doctor van Esso.
Los riesgos que implica el rechazo a esta estrategia preventiva son muchos e incluso, en algunos casos, pueden ser fatales o dejar secuelas permanentes. “El riesgo de un niño que no está vacunado depende, fundamentalmente, de la potencial gravedad de cada patología”. Así, por ejemplo, no estar vacunado de tétanos o meningitis y padecer la enfermedad comporta una alta mortalidad. “En otros casos depende de factores como la edad al ser el individuo más vulnerable a determinadas edades”, añade este especialista. Un ejemplo sería la tosferina, que durante los primeros meses de vida puede ser muy grave e incluso mortal o la enfermedad neumocócica invasiva más frecuente en los primeros años de vida.
--Inmunidad de grupo
La finalidad de la vacunación es prevenir la enfermedad para la que se vacuna. Este es su principal beneficio individual. Sin embargo, algunas vacunas aportan otro adicional: la inmunidad de grupo. “Se trata una protección que afecta también al individuo no vacunado que, al estar rodeado de niños que no enferman, por estar vacunados, tiene una defensa que no tendría en otro tipo entorno”, explica el doctor Van Esso. Así, la persona que se vacuna se protege asimismo y a su vez protege al que no lo hace.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog