Revista Opinión

Los Partidos Políticos Arruinan El Desarrollo En América Latina.

Publicado el 15 diciembre 2018 por Carlosgu82

Uno  de  estos  días  estaba  pensando,  de  manera  cuidadosa, sobre  las  razones  por  las  que  América  Latina  está  en  total  subdesarrollo.  Lógicamente,  son  muchas  las  causas; sin  embargo,  hay  una  que  parece  ser  la  que  origina  todas  las  demás y  esta  es  la  partidocracia.  Entiéndase  partidocracia como  un  sistema  político  en  el  cual  los  partidos  políticos poseen un  poder  absoluto  en  las  tomas  de  decisiones políticas,  económicas  y  sociales  en  una  nación. En casi  todos  de pueblos de Iberoamérica,  se  podría  considerar  que determinados partidos  políticos  llegan  al  poder  de  manera  democrática,  celebrando  elecciones  libres y  con  observadores  nacionales  e  internacionales, utilizando  lo  último  en  tecnología  para  hacerlo  todo  más  confiable.  Hasta  aquí  todo  está  bien,  el  problema  inicia  y  se  desarrolla,  cuando  estos  grupos  políticos  acceden  al  poder,  tomándose,  prácticamente, todos  las  instituciones del  Estado  y  ejerciendo  un  control  total,  excluyendo  a  la  población  en  sus  decisiones, es  una  traición  a  la gente  que  los  eligió.  Ellos “le  dan  la  espalda” al  pueblo  que  los  seleccionó  para  conducir  el  futuro  de  la  nación  y esto  se  evidencia  cuando implementan  decisiones que  perjudican , enormemente,  a toda  la  población como: el  aumento de  impuestos; privatizaciones de  empresas  de  servicios  básicos; congelamiento  de  salarios  mínimos; aplicación  de  modelos  económicos neo liberales o  centralizados, aplicación  de  medidas  del  FMI (Fondo  Monetario Internacional).  Estos medidas no  son  tomadas,  muchas  veces,  por  el  consenso con el resto de  los  partidos  políticos ,  mayoritarios  o  minoritarios;  mucho  menos  con  el  resto  de  la  población, si no,  más  bien,  lo  que  el  partido  les  mande. Esta  partidocracia  “enfermiza” tiene  consecuencias  muy  graves  para  la  población  humilde que  ,  diariamente,  debe  de  trabajar  duro  para  lograr  salarios  que  no  llegan  ni  a  $10 diarios.  Prácticamente,  el  poder  económico  se  va  concentrando  en  las  pocas  manos  de  los  partidos  políticos  ganadores,  hasta  convertirlos  en  los  nuevos  millonarios  de  las  naciones. En esta clase  política  parásita ,es  común que  ocurran  casos d e  corrupción donde  algún  presidente  o  funcionario  público,  que  fue  llevado  al  poder,  por  determinado  instituto  político,  robe  millones  de  dolares y  sea  enjuiciado  y  condenado,  pero  al  poco  tiempo  sale  libre; los  casos  no  son  pocos  en  América  Latina.

La  partidocracia  origina  un  nuevo  estamento o  clase  social,  muy  leal  entre  ellos y  que ,  jamás,  sacrificarían  sus  intereses de clase política por  los  de  la  población.  Aparentemente,  trabajan  por  el  pueblo,  pero,  si  así  fuera,  la  pobreza  y  subdesarrollo  en  América  Latina  hace  muchísimo  tiempo  hubiera  acabado,  porque  todos  los  partidos  políticos  se hubieran  unido  ,  como  uno  sólo,  para  solucionar  las  graves  crisis  en  nuestras  sociedades. A  través  de  una  polarización,  constante, con  las  demás  fuerzas  sociales,  olvidan  que  deben  trabajar  por   los más  pobres y  necesitados y  no por  los  miembros  de  sus  partidos. Es  que  atrás  de  toda  esta  partidocracia enfermiza, está  lo  más  importante  para  ellos:  lograr  riqueza  por  medio  de  más  poder,  sin  importar , a  toda  costa, como  se conseguirá;  el  poder está  íntimamente  ligado  con  la  riqueza,  en  pocas  palabras; a  más  poder  mayor  riqueza.  Esta  clase  política  latinoamericana  que  ha  logrado  más  tiqueza a través del  poder,  se  ha  posicionado en  un  status  opulento que  nos  hace  recordar  a  la  Monarquía  de  la  Francia  del  siglo XVIIL, donde ésta,  había  logrado  tal  riqueza  y  poder  que  construían  grandes  palacios  y  la  población  muriendo  de hambre, sólo que  en  América  Latina, esa  riqueza  y ese poder,  no  lo  da el  ser  de  la  monarquía, si  no , más  bien, pertenecer  a un  partido  político  que  aplique a  la  perfección  la  partidocracia. En  Latinoamérica , donde  la  partidocracia  es un  problema  real  que  impide  a su  población  necesitada  salir  adelante,  la  impotencia ,  en  dicha  población,  por  acabar  con  esto,es enorme; cuando  se  observa  que  los  funcionarios  de  la  clase  política  ganan  salarios  que  son 500  veces  mayores  que  los sueldos  mínimos  existentes  del  resto  de  personas.  Asimismo,  la  enorme  polarización  entre  estos  pseudos  partidos  políticos, sin  moral y  amantes  de  la  riqueza,impide que  se  acaben  con  problemas  sociales  urgentes  de  solucionar  como  la  delincuencia,  las  pandillas,  el  costo  de  la  vida, salarios  “paupérrimos”,etc.  En  conclusión,  si  no  se  trata de  acabar  con  la  partidocracia  en  América  Latina, a  través  de  poner  primero  los  intereses  de  la  población  necesitada  de  bajos  recursos, esta  parte  del  continente  americano se  avecina  a una  mayor  convulsión  social  que  podría  degenerar  en  golpes  de  Estado  o  conflictos  armados,  estaríamos  en  un franco  proceso  de retroceso.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas