Revista Salud y Bienestar

Los puntos desencadenantes del dolor de la fibromialgia, como tratarlos

Por Eurbin

puntos desencadenantes de la fibromialgia tratamientos

Hay muchos medicamentos y ejercicios que pueden ayudar a las personas con fibromialgia, a reducir el dolor y la gravedad del mismo.

El dolor de la fibromialgia a menudo se muestra en zonas como los hombros, espalda, cuello y otras áreas similares como la zona lumbar. Estas son las áreas en las que los músculos están muy concentrados.

Los músculos pueden contener nódulos llamados puntos desencadenantes miofasciales, que son los puntos que causan el dolor, no sólo en esa área específica, sino también en las áreas circundantes. Estos pueden causar dolor que se desvía hacia otras áreas cercanas.

Hay muchas maneras de trabajar para aliviar el dolor muscular asociado a la fibromialgia. Estos son importantes porque el dolor crónico que no se controla puede conducir a una variedad de otros problemas, incluyendo problemas de salud mental.

Las personas con fibromialgia tienen que lidiar con los problemas de dolor, la ansiedad, la depresión y otros problemas de salud mental. Esto no sucede en todos los casos, pero sí en un gran número de ellos.

Las personas que están tratando con el dolor crónico, pueden volverse fácilmente en depresivos, ya que no son capaces de ser tan móvil y social como en el pasado.

Estas personas pueden encontrarse socializando raramente con los amigos, y también pueden estar tan fatigados que apenas pueden levantarse de la cama para disfrutar de las actividades del día.

Tratamientos alternativos para aliviar el dolor en los puntos desencadenantes de la fibromialgia.

Masajes

El masaje se utiliza para tratar el dolor crónico y para reducir dolores musculares. Este se puede hacer en casa o en un entorno profesional.

Un masajista profesional debe estar educado en la condición de la fibromialgia, y debe estar preparado para tratar los puntos desencadenantes y el dolor muscular, con el respectivo cuidado. El masaje en casa puede hacerse con regularidad y fácilmente.

A muchas personas les gusta poner una pelota de tenis a rodar en sus músculos adoloridos para aliviar el dolor. Esta es una buena técnica porque no pone demasiada presión sobre los músculos, sino que más bien trabaja todos los lados y libera un poco de tensión.

El masaje puede hacerse después de un baño o una ducha caliente, que afloje la tensión muscular y permita que ésta sea trabajada. Los osteópatas están entrenados en la terapia física para los músculos, y pueden ser de gran ayuda. Ellos pueden hacer masajes y otras terapias para los puntos desencadenantes.

No dejes de leer estos post, te interesan!* “El dolor de la fibromialgia, como disminuirlo” * “15 maneras de aliviar el dolor de la fibromialgia” * “El dolor de la fibromialgia, como disminuirlo“

Yoga

El estiramiento y el ejercicio son una gran manera de reducir el dolor y aumentar la flexibilidad. El yoga es un ejercicio de estiramiento que se puede hacer para aumentar la flexibilidad de los músculos y liberar la tensión. El yoga también es ideal para el alivio del estrés.

Hay muchos tipos diferentes de yoga, pero las personas con fibromialgia deben elegir una clase de yoga suave o reparadora. Estas clases serán relajantes y se centrarán en el estiramiento en un paso lento y relajado.

Es importante hablar con el instructor antes de tomar una clase, para asegurar que va a ser fácil y suave. El maestro también puede modificarla para que sea más fácil para las personas con fibromialgia y puntos débiles específicos.

Acupuntura

La acupuntura es una terapia con más de 2500 años de antigüedad, y es de tradición china. Esto se puede utilizar para aliviar el estrés, ya que induce la relajación. La práctica libera la energía qi para crear una energía curativa en el cuerpo. La acupuntura es apoyada por el NIH para ayudar en el alivio de los dolores de la fibromialgia.

Inyecciones, terapias de láser y estiramientos

Las terapias para los puntos desencadenantes son muy populares, ya que tratan a la fuente directa del dolor. Las inyecciones en estos puntos se producen cuando se inserta una aguja con anestesia (lidocaína) en el centro del punto desencadenante. Esto esencialmente bloquea el dolor que está siendo transmitido desde el punto desencadenante, tanto en ese punto como a otras partes del cuerpo.

Esta inyección afloja los nudos y la opresión. La terapia láser de baja intensidad es una terapia no invasiva en la que se utilizan láseres para tratar las zonas de difícil acceso y los puntos desencadenantes que son más dolorosos.

El estiramiento con calor y frio puede ser eficaz para incrementar el movimiento muscular y reducir el dolor. Los músculos deben estirarse después de que se le aplica calor, por lo que se le puede pedir más a los músculos y se pueden estirar más fácilmente, evitando desgarrarlos o mantenerlos oprimidos.

Es importante que no se estire demasiado y duramente al principio, en su lugar se debe empezar con estiramientos suaves e ir incrementando suavemente la presión y el rango.

Todos estos métodos pueden ser probados por las personas con fibromialgia, ya que tratamientos diferentes trabajan de forma diferente para diferentes personas. Algunas personas pueden estar mejor con masajes, mientras que otros necesitan el tratamiento ligeramente más invasivo de la inyección de los puntos desencadenantes.

Existen varios tratamientos para aliviar el dolor de la fibromialgia, y es importante explorar estas opciones con un médico para encontrar el mejor tratamiento para cada individuo.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :