Revista Arte

Manuel Lopez-Villaseñor

Por Lilimonster
Manuel Lopez-Villaseñor fue un pintor nacido en Ciudad Real  en 1924 y fallecido en Madrid en 1996.
Su infancia no fue fácil debido a una parálisis que le postró en la cama sin poder disfrutar de los juegos infantiles de la época. En su soledad, poco a poco, el dibujo fue convirtiéndose en su vida, lo que le llevó a conseguir en el año 1935 a los 11 años el primer premio extraordinario de la Asociación de la Prensa, en la Exposición de "Arte Infantil Manchego".
Acabada la Guerra Civil se traslada a Madrid en 1942, iniciando sus estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En esta época comenzó a recibir numerosos premios.
 En 1949 gana por oposición, la Pensión de Roma (hecho que le marcará profundamente), se traslada a Italia y toma su primer contacto con la pintura de los fresquistas del trecento italiano, esopecialmente Masaccio, en lo que atañe a los volúmenes limpios, y Piero de la Francesca en la proyección de la luz; también descubre las pinturas murales de Pompeya.  En general, en las décadas de los cincuenta y los sesenta recibe el influjo de Vázquez Díaz, viaja mucho y se interesa por las Vanguardias.
La obra de caballete de López-Villaseñor osciló entre el surrealismo y el postcubismo de pocos planos, y se compone casi enteramente de interiores y retratos. A medida que fueron pasando los años fue abandonando esta estética para centrarse en una pintura próxima al realismo mágico, con figuras cotidianas extraídas de un entorno familiar, cercano y entrañable: ancianos de manos entrelazadas, pero no elude tampoco lo tétrico y sombrío (por ejemplo, en "¿Y qué?", donde muestra un cuerpo muerto sobre una mesa en una sala de autopsias); se sirve de una impecable técnica y gusta de los colores secos y terrosos, grises y ásperos. Le caracteriza la crueldad y cierto tono tétrico en el tratamiento de los motivos; su estética conjuga un surrealismo de cuidada composición con una pincelada realista y el expresionismo en los temas. Se han hecho justamente famosos sus cuadros sobre el metro y los hospitales, donde la luz juega un gran papel simbólico, así como sus implacables retratos, donde sobrenada a veces la ternura por encima de una crueldad cercana a la denuncia social. (Fuente; Wikipedia).
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor
Manuel Lopez-Villaseñor

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas