Revista Economía

¡Me caso! ¿Los regalos de boda tributan?

Publicado el 16 febrero 2018 por Eautonomos @eautonomos

¡Me caso! ¿Los regalos de boda tributan?

Probablemente sea el menor de tus problemas y preocupaciones. Todos sabemos lo que supone organizar una boda como para preocuparte de las implicaciones fiscales que puede tener el que te hagan regalos por el día de tu boda. Pero lo cierto es que con la ley en la mano los regalos de boda pueden ser considerados donaciones (transmisiones de bienes a título gratuito e intervivos), ya se trate de regalos propiamente dichos (un juego de maletas) o de dinero (en metálico o por ingreso en cuenta).

Precisamente el Impuesto de Sucesiones y Donaciones grava las donaciones, y por tanto, los regalos que recibas el día de tu boda. Se trata de un impuesto cedido a las comunidades autónomas, lo que supone ciertas diferencias en su regulación, aunque lo que nos debe interesar es que no existe una cantidad mínima exenta de tributar. Por tanto, ¿Hacienda podría obligarte a pagar impuestos por los 150 € que te ha regalado tu íntimo amigo? Pues la respuesta es que deberías tributar por cada donación de forma individual, aunque si bien las donaciones realizadas por parientes tendrían bonificaciones.

Después de conocer la fría y cruda realidad jurídica sobre estas operaciones, vienen las buenas noticias, Hacienda no persigue estos movimientos, incluso cuando se trata de dinero en metálico. Sólo si las cantidades son importantes saltarán las alarmas de la AEAT, sea en una boda, una comunión o cualquier otro acontecimiento.

Precauciones a tener en cuenta...

  1. No es recomendable realizar grandes ingresos en el banco. Recuerda que las entidades bancarias tienen obligación de informar a Hacienda de todos los ingresos que superen los 3.000 €, y esto podría ser un motivo de inspección por parte de la AEAT, que requeriría información sobre la procedencia de ese dinero.
  2. En relación a los pequeños importes de dinero regalado, las transferencias pueden ser hasta positivas. En primer lugar la procedencia queda registrada y al ser importes pequeños Hacienda no los controlará. Y en segundo lugar, evitas el riesgo de tener que realizar un ingreso en tu cuenta por el importe de todos los sobres que te regalan.
  3. Pagar facturas superiores a 2.500 € en efectivo. Debes tener la precaución de pagar todos los servicios que contrates a través de transferencia bancaria, si dicho servicio supera los 2.500 €.

¿Puedo recibir un requerimiento de Hacienda?

Sí, en los cuatro años posteriores a tu enlace, puedes recibir un requerimiento de Hacienda solicitando datos de la boda, aunque debes estar tranquilo, porque estas inspecciones van persiguiendo el control de las empresas que prestaron servicios en la boda, es decir, no investigan a las parejas. Por ese motivo es recomendable guardar las facturas de todos los servicios que contrataste durante cuatro años.

Haciendo números...

¿De dónde viene el interés de Hacienda en el control de este sector dedicado a los servicios en bodas?...hagamos algunos números. En 2016 se casaron 175.343 parejas (Fuente: INE), y teniendo en cuenta un coste medio por boda de 16.484,13 €, el mercado nupcial movió un volumen de 2.890 millones de euros, un 0,25% del PIB (PIB 2016: 1.118.522 M).

Sólo teniendo en cuenta la recaudación por IVA de ese volumen de mercado, Hacienda debería haber ingresado 289 millones de euros, motivo más que suficiente para dirigirse a los nuevos matrimonios y comprobar que las empresas del sector nupcial declaran el 100% de sus ingresos.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas