Revista Bolsa

¿Me puedo fiar de las recomendaciones de inversión de mi asesor financiero personal?

Publicado el 31 mayo 2018 por Ahorrocapital @ahorrocapital
recomendaciones-de-inversion Llevamos ya unos meses de MiFID II y si tienes algún fondo de inversión, seguro que te ha tocado hacer algún test MiFID o ir a firmar un contrato de asesoramiento con tu banco. Lo que se persigue es que haya más transparencia y proteger tus intereses como inversor, de modo que las recomendaciones de inversión que te presenten, sean adecuadas para ti. Pero al final ¿todo esto va a servir para mejorar el servicio de asesoramiento que recibimos? ¿Es sólo otro trámite normativo para continuar haciendo lo mismo de siempre? ¿Va a desaparecer realmente el conflicto de intereses en el asesoramiento financiero bancario? Te cuento lo que yo pienso.
De entrada que los bancos se posicionen como asesores financieros no independientes, dice mucho. Aunque la verdad, con tanto papeleo y tanto trámite normativo, es difícil que alguien se entere de mucho de que va todo esto. ¿En qué medida me protege más que mi banco se declare como asesor financiero no independiente a la hora de presentarme una recomendación de inversión?
Me da la sensación de que seguimos igual que estábamos. Ahora el del banco u otras instituciones financieras tiene que rellenar más pantallas y te tiene que hacer más preguntas y te tiene que sacar más papeles. Pero al final, todo es, firma aquí, aquí y aquí. Y no sabes muy lo que acabas de firmar. Pero has contratado el fondo que te ha recomendado la entidad. Que supuestamente ha verificado que es conveniente para ti. Pero eso no significa ni mucho menos, que sea la mejor opción, ni la que más te interesa. La recomendación de inversión del asesor bancario puede ser conveniente, con lo que el asesor queda exento de responsabilidad, pudiendo ser a la par la opción que más beneficia a la entidad. ¿Entonces? ¿De qué demonios sirve todo esto? Al final te pueden seguir colando un mal fondo o producto de inversión, que sigue siendo el más interesante para el banco. Porque ya te han dicho de antemano que no son independientes. Se excusan diciendo algo así como ¿Qué esperabas? Si vas a Renault a comprar un coche, qué piensas que te van a enseñar ¿Un BMW? Pues con el banco lo mismo. Si vienes al banco X, te van a vender fondos del banco X, pero no quiere decir que sean los mejores, ni las mejores opciones para ti. Seguimos con el síndrome de Estocolmo bancario. Estamos secuestrados y la gran mayoría no sabe ni a dónde tiene que ir, ni que hacer, para conseguir una recomendación de inversión imparcial y adecuada. ¿Suena crítico? Puede. Pero un dato muy evidente, es que muchos de esos asesores financieros certificados, saben lo que ofrecen (o deberían saberlo). En esta ocasión sí, están obligados por normativa, para eso se les pide que obtengan una acreditación profesional. Y precisamente por esa razón, porque saben lo que te presentan, muchos no invierten en los productos que venden. Y te pregunto ¿Cenarías a gusto en un restaurante en el que el cocinero no come la comida que te sirve para cenar? Si al fabricante o al vendedor del producto financiero, no le parece suficientemente bueno para meter su dinero, ¿por qué iba serlo para mí? Esto es lo que todavía hoy está pasando, de manera muy generalizada. Puede que te tu asesor bancario te diga que sus objetivos financieros son los tuyos, que quiere lo mejor para ti y que está aquí para ayudarte. Pero resulta difícil de creer cuando todavía hoy, esos asesores bancarios tienen jefes que les siguen presionando para que consigan que más y más clientes metan su dinero en fondo, porque los ingresos del banco y la rentabilidad de la desintermediación del banco están bajando. ¿De verdad crees que les importas tú y tu dinero? La verdad, tiene que ser difícil trabajar en un banco en la actualidad. Mas esclarecedor es el hecho, de que el 90% de los fondos que venden las redes bancarias son un 70% más caros, que lo que te cobraría un fondo índice y son incapaces de batir al índice como el que se comparan a largo plazo. Con razón, más del 85% de los gestores o equipos gestores de fondos, no invierte su dinero o no invierte cantidades significativas en los propios fondos sobre los que toman decisiones de inversión. Así es difícil la alineación de intereses ¿no te parece? ¿Cómo es posible que la inmensa mayoría de ahorradores e inversores de este país sigan aun sometidos a este sistema y no tome la decisión de actuar y llevar su dinero a otra parte? Muchas personas con las que hablo, me cuentan algunas de las tropelías que les ha hecho su entidad financiera y me trasladan su profundo recelo hacia los bancos. Y se quejan de las malas recomendaciones de inversión. Sin embargo, la mayoría no cambia de banco. ¿Por qué? Pues en parte por conformismo. También por el abrumador bombardeo publicitario. La costumbre y la pereza. Todo eso hace que al final muchos se queden junto a la deriva de la manada que les lleva al matadero. Y les siguen sangrando el bolsillo mientras se quejan sin hacer absolutamente nada. ¿En quién se puede confiar? ¿Hay esperanza? No todos los asesores financieros personales son malos. Ni muchos menos. El asesor bancario por certificado que sea, se ve en el brete de constante de tener que traicionar tu confianza y apelar a tus emociones, para que contrates lo que le interesa al banco y no a ti. Pues cobra a final de mes gracias a lo que gana el banco con sus ventas. Y precisamente esa es la clave, de quién cobra el asesor financiero. ¿De ti o del producto? La moral y la ética de los empleados, a veces vale lo que suponen el bonus y los incentivos que cobran a final de año por ello. Y algunos se venden barato. Sin duda, no hay mejor garantía de las buenas intenciones, de quien invierte su dinero con el tuyo. Y en eso los gestores de casas independientes, que además suelen ser socios de las firmas, dan ejemplo. La otra opción que te queda es dedicar horas a formarte y aprender mínimamente a gestionar tu dinero. O por lo menos a saber distinguir cuando hay un conflicto de intereses y conviene analizar con cautela la recomendación de inversión que te están proponiendo. Soy un firme defensor de la figura del asesor financiero independiente. Creo que es necesaria. Aunque comprendo que no todo el mundo puede permitírselo. Pero pienso que sale más caro seguir en manos de personas que un día pueden ser honestas y otro actuando bajo presión, traicionar tu confianza, ofreciéndote cosas que son malas para ti y tu dinero. ¿Tú eres de los que se queja y no hace nada o de los que actúan? ¿Qué cambios has notado con MiFID II? También te puede interesar:

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas