Revista Cine

Me siento aturdido

Publicado el 11 marzo 2011 por Paperblog Me Come La Polla

Me siento aturdido

"La tentación de Adán y Eva", William Blake


Hace algún tiempo contemplamos el cierre del canal televisivo de noticias CNN+. Un canal donde se debatía la actualidad y se daban puntos de vista. No parece haber afectado demasiado a la vida cotidiana de la sociedad española, donde un grueso importante está más preocupada por inflar el share de Telecinco y toda su colección de productos con entretenimiento vacío. El grupo Prisa vendió el canal Cuatro a Telecinco, lastrando consigo hasta el hundimiento a CNN+. Una forma más de expandir el virus de Telecinco a más canales de tdt, con un índice de calidad paupérrimo tras haberla publicitado como lo mejor que nos podía pasar, un desarrollo tecnológico que marcaría un antes y un después. El desarrollo tecnológico no sirve para nada si la entraña no estimula nuestras neuronas. Hay canales que merecen la pena pero la mayoría, francamente, solo sirven para ganar dinero con el menor coste de producción e inversión posibles. 
La sociedad está cada vez más podrida, pero mientras tengamos una dosis de entretenimiento para dejar la mente en blanco, a la "masa sucia" le gusta. No vale cualquier clase de entretenimiento, no. Estoy harto de las falacias vertidas por algunos: "es lo que el público demanda", "esto es un canal privado, si no te gusta cambia de canal o apaga la tele", "si no lo hacemos nosotros, ¿quién se encarga de entretener al país?"... ¿entretener?... qué monsergas. La masa televidente está compuesta por seres humanos. A los seres humanos hay que tratarles como individuos inteligentes, necesitados de información, contenido y capacidad de asimilar cultura. Algunos canales insultan a la inteligencia humana y se escudan detrás de una ignorancia que ellos mismos retroalimentan para llenar su capital empresarial. ¿Por qué van a cambiar si así ya les funciona de maravilla? Marketing y publicidad que no paran de aumentar dividendos.
Estamos ante una apología a la estupidez: al entretenimiento zafio, al corrillo de patio vecinal, a la perversión de las relaciones humanas. “El vulgo es necio y pues lo paga es justo hablarle en necio para darle gusto”, Lope de Vega en "Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo", 1.609.
Y mientras tanto, lo que pasa ahí fuera, los tejemanejes por encima de la conversación cotidiana que te cruzas por la calle, el metro, el autobús, sobre cutreces del trabajo y los deportes, sólo tienen cabida en la red. Internet hace eco de pensamientos y datos que tienen un reflejo tangencial en la mayoría de medios de comunicación importantes. Visto lo visto con Wikileaks, no hace falta decir más. Casual e irónicamente una de las voces de CNN+, Iñaki Gabilondo, criticó al sistema político y corporativo planetario en una de sus interesantes editoriales, dando un punto de vista realmente pesimista de nuestras vidas como cuidadanos. ¿Pero cuándo no lo ha sido?, si echamos un vistazo al marco social y político de la Grecia clásica, denominada cuna de la democracia, el gobierno se inmiscuía de tal manera en la vida de los ciudadanos que sería calificado de intolerable y escandaloso en nuestros días. El control al cuidadano medio jamás ha desaparecido, no hay que rasgarse las vestiduras ahora. La sociedad siempre pide un líder, o un grupo de sabios, el problema está cuando esa élite mira demasiado a su ombligo y no procura el mayor bien a los demás.
¿Por qué el cuadro?, según la tradición: Eva tomó el fruto prohibido y el ser humano salió de la ceguera confortable. El conocimiento a veces preocupa, proporciona problemas y trae sus consecuencias.

Volver a la Portada de Logo Paperblog