Revista Cine

Michael Bay está molesto con Hugo Weaving. Megatrón tiene la culpa

Publicado el 19 octubre 2012 por Lapalomitamecanica
El director responde en su blog a unas declaraciones del actor en las que muestra su desinterés por regresar a la saga Transformers
Michael Bay está molesto con Hugo Weaving. Megatrón tiene la culpa
Mientras la red se debate sobre un posible cambio de sexo en el protagonista de la cuarta parte de Transformers que rodará Michael Bay cuando finalice la comedia Pain & Gain, desde la web Collider aprovecharon una reciente entrevista con el actor Hugo Weaving, la voz de Megatrón, para preguntarle sobre un posible regreso a la franquicia. El intérprete, que este año estrenará El Hobbit, comenta que nadie ha hablado con él sobre más Transformers y que casi mejor, ya que se arrepiente de haber participado en una saga con "tan poco significado".
Fiel a su fama de mecha corta, el realizador Michael Bay no ha dudado en responderle desde una entrada ya eliminada en su blog donde no se dirige diréctamente a Weaving, pero sí a "esos actores lloricas (...) que cobran más por su trabajo que el 98% de América". Lo que sigue es un sermón tan populista como cargado de razón por parte del cineasta, resultado seguramente de una maniobra de marketing bastante estudiada, que saca completamente de contexto las palabras de Weaving, cuya única intención con las primeras declaraciones era ir de actor comprometido -en la misma entrevista afirma no querer volver a interpretar a Cráneo Rojo en El Capitán América 2- mientras recalcaba una obviedad como una casa: que la saga Transformers no es precisamente el Quijote cinematográfico de nuestro tiempo.
Las palabras del intérprete y la respuesta del realizador, tras el salto.
Hugo Weaving para Collider el domingo:
"Fue una de esas cosas que hice sin tener conocimiento de ello, sin importarme, sin pensármelo. Ellos me querían ahí. En cierto modo, me arrepiento un poco, pero raramente hago algo si no tiene significado. Era así para mí, sinceramente. No lo digo de un modo desagradable. Lo hice. Fue un trabajo de voz de dos horas, mientras yo hacía otras cosas. Mi conexión con ello y con Bay es muy mínima. Nunca le he conocido. Nunca he estado en el set. He visto su cara en Skype. No sé nada sobre él, realmente. Solo fui y lo hice. Nunca leí el guión. Simplemente tengo mis líneas y no sé lo que significan."
Y aquí va la respuesta de Bay, que se podría resumir como que si te pagan por no hacer prácticamente nada, encima no te quejes:
"¿No te enferman esos actores que ganan 15 millones por película, o unos 200.000 dólares por un trabajo de voz que tardan una hora y 43 minutos en completar, y luego se quejan de su trabajo? Con todos los problemas que afronta el mundo de nuestro días, ¿realmente esos actores quejicas piensan que a los lectores de noticias les importan sus quejas triviales sobre lo poco artístico que es su trabajo? (...) ¿Qué le ha pasado a la gente con integridad, que tienen un trabajo, son pagados por ese trabajo duro y sonríen a cambio? Estate contento de que por lo menos tienes trabajo por el que te pagan más que al 98% de gente de América. 
Tengo una idea fantástica para estos llorones: pueden donar su 'dinero ganado con un trabajo infeliz' a una organización por el rescate de los elefantes. Se llama ‘David Sheldrick Wildlife Trust in Africa’, y yo igualaré la cifra que donen."
Porque la cosa está jodida también hoy en día para los elefantes.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista