Revista Opinión

Miguel gómez, nieto de "el monstruo" - 1

Publicado el 12 junio 2013 por Canchimalo @servioemilio

Comienzo esta nota diciendo que, luego de unas investigaciones rigurosas, he establecido plenamente que Álvaro Uribe Vélez es hijo de Laureano Eleuterio Gómez Castro, más conocido generalmente sólo como Laureano Gómez. Éste fue presidente de Colombia, del 7 de agosto de 1950 al 19 de junio de 1953, cuando el General Gustavo Rojas Pinilla le dio golpe de Estado. 

Valga señalar que Laureano Gómez (conservador) ganó la presidencia siendo el único candidato; pues, el otro que inicialmente le hacía contrapeso, Darío Echandía Olaya (liberal), se retiró; considerando que el gobierno de turno, conservador, no ofrecía las garantías necesarias para permitir una contienda electoral imparcial. No las podía haber, con un gobierno tirano, nazista.

Cuando digo que Uribe es hijo de Laureano Gómez, es porque hasta hoy en la Historia de Colombia se registra que los gobiernos del uno y del otro han sido lo peor que ha habido en el país: Ambos fueron impulsores de actos de barbarie contra el pueblo, como también de corrupción. Quienes no sepan esta historia no pregunten qué fue lo atroz que ellos hicieron; sino, cuáles atrocidades les faltaron por llevar a cabo. 

¡Claro!, Uribe tenía que salir pintado al ser hijo de un tigre; o mejor, de una hiena. Afortunadamente, al mismo tiempo que infortunadamente, Colombia no pudo ver a Álvaro Gómez Hurtado, hijo de Laureano, gobernando desde la Casa de Nariño. Sin yo ser conservador siempre admiré a Álvaro Gómez por su inteligencia indiscutible. Lo que no me atrevo a decir es si él hubiera seguido la línea de ultraderecha de su progenitor, aunque todo indicaba que sí, pero de modo más moderado.
Algo que también corrobora que Uribe es hijo de Laureano, es el hecho de que él tenga el mismo nombre de su hermano: Álvaro Gómez Hurtado. Es decir: Álvaro, el paisa; y Álvaro, el rolo. Pero igual, hijos del mismo padre. Quede claro, entonces, que el nombre real debe ser Álvaro Gómez Vélez. Lo del apellido Uribe es algo que a estas alturas es difícil que desaparezca; no obstante, si se continúa utilizando es necesario entender que es más como un alias; entre tantos otros que tiene: “El señor de las sombras”, “El príncipe de las tinieblas”, “El ogro de El Ubérrimo”, etcétera.
La verdad es que lo anterior, con respecto a que Laureano Gómez fue el verdadero progenitor de Uribe (algo que debe ser tenido como una verdad de Perogrullo), no fue lo que motivó mi nota; sino, el hecho de que mucha gente sepa que Miguel Gómez Martínez, el impulsor del proceso de revocatoria de Petro, Alcalde de Bogotá, es nieto de Laureano, hijo del exsenador Enrique Gómez Hurtado, hermano de los anteriormente mencionados Álvaros.
Aunque el exsenador Enrique siempre ha reflejado la ideología conservadurista de su papá Laureano, hay que decir que Miguel hoy en día demuestra que es el más fiel representante de la misma. Igualito al abuelo: Oportunista, intrigante, mentiroso, bravucón y defensor a ultranza de la extremaultraderechanazistafascista; entre otras características propias de las personas que pretenden imponer su voluntad a cualquier precio, aunque tengan que pasar por encima del pueblo. Esto es algo que el señor Gómez ha demostrado hasta los tuétanos ahora con ocasión de su obsesión de tumbar a Petro. 


Continúa…



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas